_
_
_
_

Siete de cada diez trabajadores aseguran hacer las mismas horas extra que antes del registro horario obligatorio

Un estudio de Adecco e Infoempleo augura buenos datos para el mercado laboral en 2023 por el aumento de la inversión gracias a los fondos europeos

Registro horario laboral
Un empleado ficha en su trabajo.Getty
Raquel Pascual Cortés

El 12 de mayo de 2019 las empresas españolas estrenaron una nueva obligación legal: a partir de esa fecha tenían el deber de registrar el horario diario de los 16,3 millones de asalariados que existían entonces en la economía española. Este registro horario obligatorio —que tenía como objeto un mayor control de las jornadas y, sobre todo, de las horas extra, para que estas se redujeran y, en todo caso, hubiera más garantías de que se recompensaban—, ha cumplido ahora cuatro años y sus efectos podrían ser no todo lo buenos que se esperaban, dependiendo a quién se pregunte.

Así, la edición número 26 del Informe sobre oferta y demanda de empleo en España, que elaboran conjuntamente el grupo multinacional de recursos humanos Adecco y el portal de búsqueda de empleo Infoempleo, llega a la conclusión de que el objetivo de reducir las horas extra no se estaría consiguiendo, ya que el 70% de los trabajadores consultados en la elaboración del análisis aseguraron que hacen las mismas horas extraordinarias que antes de existir el registro horario obligatorio.

El estudio —elaborado con las respuestas de 400 empresas y casi 4.000 trabajadores— resalta además que la mayoría de los ocupados (el 53%) dijo haber hecho el año pasado más horas que las incluidas en la jornada estipulada por su contrato. Un tercio de ellos indicó haber realizado hasta 50 horas extra en el año; un 27%, entre 50 y 100 horas de más; un 32%, entre 100 y 400 horas y un 10%, más de 400.

Estas cifras contrastan con las oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), que indican que apenas el 5% de los asalariados realiza horas extraordinarias, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre de este año. Si bien, en este caso, tampoco con los datos del INE se vería una disminución de los trabajadores que hacen horas extra, sino lo contrario, ya que han pasado del 4,5% a inicios de 2019 al 5% actual. Esta discrepancia en los datos del informe de Adecco e Infoempleo puede atribuirse, entre otras cuestiones, a las jornadas más largas que declaran hacer los trabajadores por cuenta propia, algo que sí sale reflejado en la Encuesta de Población Activa (EPA)

En cuanto a la compensación de las horas extra, el 39% de los trabajadores consultados para el análisis aseguraron que no recibieron ningún tipo de remuneración por ellas, ni dineraria ni con descansos, tal y como establece la ley que deben retribuirse. Mientras que, según los datos del INE, aproximadamente la mitad de los asalariados que extienden su jornada lo hace solo a cambio de dinero.

El trabajo de estas compañías de gestión de empleo analiza muchas más cuestiones sobre el mercado laboral, como la evolución de los salarios, el volumen de las ofertas o la valoración de cómo ha afectado la reforma laboral a los distintos agentes del sector. En materia retributiva, el 61% indicaron que habían recibido un aumento de sueldo (el 37,8% recibió subidas inferiores al IPC y el 23,2%, iguales o superiores a la inflación), mientras que el 39% vio congelado su salario el pasado año.

Del lado de las empresas, las cifras retributivas son similares a las respuestas dadas por los trabajadores, ya que aproximadamente la mitad de los responsables de recursos humanos consultados señalaron que el pasado año incrementaron los sueldos de los empleados; aunque también hubo un 16% que redujo los salarios. Preguntados también por cuáles serían las circunstancias que facilitarían mayores incrementos salariales, un 60% no dudó en colocar una rebaja de cotizaciones como el elemento que facilitaría dichos aumentos; y, en segundo y tercer lugar, apuntaron a una mejora de la productividad y a la necesidad de pagar más por conseguir perfiles más cualificados, respectivamente.

Fortaleza del mercado

En general, los autores de este documento resaltan la fortaleza del mercado de trabajo en 2022, cuando la oferta de empleo aumentó un 25%, que motivó que los niveles de ocupación alcanzaran cotas similares previas a la crisis financiera de 2008. Las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña y Andalucía han concentrado más de la mitad de estas ofertas de empleo, a pesar de que la región andaluza experimentó una caída del 0,8%. La buena evolución de las actividades del ocio y el entretenimiento, así como las relacionadas con la calidad, el comercio exterior y el transporte, han aupado al sector servicios —en el que trabajan tres de cada cuatro españoles— como el que más puestos de trabajo ofreció el pasado año (el 9% del total tras incrementarse un 2,6%). Por el contrario, la sanidad, la industria y los seguros vieron caer el número de ofertas de empleo, un 3%, 2,4% y 1,2%, respectivamente.

Y, aunque los autores llaman la atención sobre la desaceleración del empleo y la economía en la segunda mitad del año pasado, auguran que el mercado laboral seguirá vigoroso en 2023 por el efecto, entre otros, de los fondos europeos. “En los últimos meses de 2022 las convocatorias de subvenciones y las publicaciones de licitaciones crecieron de forma exponencial, lo que se espera que fomente las inversiones y con ellas el empleo gracias al apoyo de los fondos Next Generation, de la UE”.

En el lado más negativo del mercado laboral en 2022, el informe destaca que el 56% de las empresas “se vieron obligadas a realizar despidos”, en un tercio de los casos por la situación económica y una disminución de los ingresos. Las cinco áreas que concentraron más despidos fueron: la ingeniería y producción; comercial y ventas; administración y servicios generales; atención al cliente; y compras, logística y transporte.

También los autónomos han empeorado su visión de la marcha económica. Si en 2021 un 21% aseguraba que se encontraba en una situación “muy mala”, en 2022 ya son uno de cada cuatro quienes declaran atravesar muchas dificultades en su actividad. Así, un 60% de los trabajadores por cuenta propia que participaron en este estudio manifestó haber reducido su facturación y apenas un 9% la incrementó el pasado año.

En cualquier caso, y tras un año completo de aplicación de la reforma laboral, cuyos buenos resultados en la lucha contra la temporalidad son evidentes —con tres millones de trabajadores fijos más y dos millones de temporales menos—, la valoración de los consultados para realizar este informe no es del todo positiva. El 85% de las empresas creen que “esta reforma no soluciona el problema del empleo en España”. En menor medida, esta opinión reticente es compartida por casi seis de cada 10 trabajadores.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Raquel Pascual Cortés
Es periodista de la sección de Economía, especializada en información sobre empleo, Seguridad Social, pensiones y relaciones laborales. Licenciada en C.C. de la Información por la U. Complutense, empezó a trabajar en Cinco Días en 2000 y antes pasó por las secciones de política y economía de la agencia Europa Press y por el diario Soria 7 Días.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_