_
_
_
_

El Banco de España dice que las entidades remuneran poco los depósitos pero también han encarecido menos las hipotecas

Cani Fernández, presidenta de la CNMC, sobre la escasa remuneración de los depósitos: “No tenemos herramientas para controlar la competencia en mercados transparentes”

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, habla con Cani Fernández, presidenta de la CNMC, este viernes en el foro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, habla con Cani Fernández, presidenta de la CNMC, este viernes en el foro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.Pedro Puente Hoyos (EFE)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha reconocido este viernes que las remuneraciones de los depósitos en España son menores que en otros países europeos y que en otros periodos históricos similares en los que se ha endurecido la política monetaria. Las entidades están siendo más lentas trasladando unas subidas de tipos que han tenido una fuerza y rapidez sin precedentes, alcanzando los 400 puntos básicos en menos de un año. Sin embargo, el supervisor ha advertido de que la banca española al mismo tiempo también está ofreciendo mejores condiciones en el crédito. Es decir, está tardando más en pasar estos costes a las hipotecas, en parte por el aumento de los préstamos a tipo fijo y en parte porque las nuevas operaciones se encarecen con más lentitud que en episodios anteriores. “Aquellos bancos que han trasladado menos la subida a los depósitos también lo han trasladado menos al coste de las hipotecas”, ha asegurado Hernández de Cos.

Al comparar con las entidades de otros países, el Banco de España ha encontrado, además, que los grupos financieros nacionales tienen una mayor liquidez y, por lo tanto, una menor necesidad de depósitos. “Los que tienen más exceso de liquidez son los que menos han trasladado a los depósitos la subida de tipos”, ha señalado el gobernador. Estas declaraciones las ha realizado durante su intervención en las jornadas que organiza en Santander la Asociación de Periodistas de Información Económica y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, patrocinadas por el BBVA. En ellas también ha participado la presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Cani Fernández ha reclamado más margen de actuación para investigar la escasa rentabilidad que se está ofreciendo en España por los depósitos: “No tenemos herramientas para controlar la competencia en mercados en los que la información es transparente”.

El Banco Central Europeo está retirando la liquidez a los bancos para que se traslade su política monetaria. Se están drenando las inyecciones les dan, las llamadas TLTRO, que son operaciones de financiación en condiciones ventajosas para las entidades. Con esta reducción de la liquidez, las entidades aumentarán su apetito para captar financiación por la vía de los depósitos, por lo que en algún momento deberá llegar una oferta más generosa de retribución del pasivo.

Sobre esta cuestión también se pronunció un día antes en la misma sala Luis de Guindos, vicepresidente del BCE: “Para que la transmisión de la política monetaria sea completa es necesario que el ahorro se remunere. El nuevo entorno de tipos se debe reflejar en todas las dimensiones, en el activo y en el pasivo de los bancos”. Además, tanto Guindos el jueves como Hernández de Cos este viernes se han distanciado de la posibilidad de entrar en un hipotético Gobierno del PP tras las próximas elecciones generales. “No estoy en eso”, ha afirmado de forma escueta el gobernador.

Traslación de los tipos al crédito

El cambio del entorno en la política monetaria debe suponer una mejora de la remuneración del ahorro. Pero también conllevará un incremento de los costes financieros. El gobernador ha alertado de que este proceso provocará una mayor traslación de los tipos a las hipotecas. Y ha recordado una vez más que existe el riesgo de que los efectos de una subida de tipos tan fuerte sean mayores de lo esperado. En este sentido, ha subrayado que parte del incremento de los márgenes bancarios se va a esfumar cuando empiecen a remunerar depósitos y por los costes que conllevará el previsible aumento de la vulnerabilidad financiera de hogares y empresas, afectadas por la inflación y las alzas de intereses.

Otro de los factores que está evitando una retribución mayor de los depósitos es la concentración del mercado tras la crisis de 2008. Si bien Hernández de Cos ha subrayado que es Competencia la que tiene que analizar si está habiendo problemas de este tipo. Sobre ello, la presidenta de la CNMC se ha mostrado sorprendida por el hecho de que la banca no aproveche lanzando ofertas comerciales enfocadas al ahorro para captar más clientes. “Me cuesta mucho ver que los bancos no quieran ganar cuota de mercado”.

En esta situación, según ha explicado Fernández, el problema estriba en que el mercado de los depósitos es una especie de oligopolio transparente. Esto es, a las compañías les basta con mirar lo que hacen los demás y adaptarse sin necesidad de pactar precios de forma explícita. “Tenemos un agujero en nuestras herramientas para controlar esta situación, que es una colusión tácita”, ha afirmado.

Por ello, Competencia reclama herramientas legislativas que le permitan acceder a la información y actuar en caso de que haya una distorsión. Y ha asegurado que existen fórmulas en este sentido, por ejemplo, como se hace en Reino Unido. “Pueden sancionar a los bancos si no dan la información requerida o si es errónea. Además, al terminar la investigación pueden adoptar medidas estructurales o de comportamiento para recomponer la competencia”, ha explicado. Sin estos poderes legales, la CNMC se encuentra en un callejón sin salida: no puede incoar expediente porque no tiene los datos para acreditar las señales de concertación.

Fernández ha avanzado que sí puede trabajar por el momento en otra línea de actuación, cuando se producen indicios de actuaciones que van contra la competencia. “Investigamos cosas como por ejemplo titulares que dicen que los bancos pagarán por los depósitos un 3% a final de año. ¿Se está marcando así una fecha a futuro para todos?”, se ha cuestionado la presidenta del organismo.

Márgenes empresariales

En cuanto a los márgenes empresariales, la vicepresidenta segunda y candidata de Sumar, Yolanda Díaz, ha manifestado en diversas ocasiones que el propio Banco de España identifica a las empresas como causantes de la inflación. Sin embargo, las declaraciones del gobernador han ido en un sentido distinto: aunque durante el año pasado se registró una mejora de los márgenes, en su conjunto apenas están recuperando cotas previas a la pandemia. Según sus datos, el margen medido sobre ventas todavía no ha recobrado los niveles precovid. Y existe mucha heterogeneidad tanto por sectores como dentro de cada sector. El supervisor siempre ha apuntado que los mayores incrementos se están dando precisamente en las empresas que presentan una mayor vulnerabilidad financiera. Si se toma la evolución de salarios y márgenes comparándolos con 2019, en realidad los dos están empatados.

Aun así, el gobernador ha insistido en que la moderación salarial ha contribuido decisivamente a la creación de empleo y a rebajar la inflación. Y ha indicado que según las previsiones este año debería haber una recuperación de los salarios reales al moderarse la inflación y subir más los sueldos. En cambio, los márgenes deberían actuar como colchones frente a la desaceleración europea.

Respecto a si las subidas de tipos están perjudicando a la economía española, algo que ha sugerido la vicepresidenta económica Nadia Calviño, el gobernador ha recordado que la política monetaria está radicada en el BCE y que se adopta en función de las previsiones y la estabilidad financiera de la zona euro. Y ha explicado que al aguantar el crecimiento pero disminuir la productividad están aumentando los costes laborales unitarios, lo que puede acabar tirando al alza de la inflación.

Por un lado, ha apuntado señales de debilidad en las encuestas PMI entre gestores europeos y ha subrayado los riesgos de que la subida de tipos tenga un impacto peor del previsto. Pero, por otro lado, persisten las perspectivas de una inflación demasiado alta durante demasiado tiempo. “Nos queda algo de camino por recorrer, con una subida en julio. Pero no es posible anticipar más allá de esa reunión”, ha zanjado Hernández de Cos.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_