_
_
_
_

Panasonic adjudica a Turner (ACS) su planta de baterías de 4.000 millones de dólares en Kansas

La filial indirecta del grupo español acumula contratos multimillonarios en el sector industrial

Proyecto de la planta de baterías eléctricas de Panasonic en De Soto (Kansas), en un a imagen de la empresa.
Proyecto de planta de Panasonic en De Soto (Kansas, Estados Unidos), en una imagen de la empresa.
Miguel Jiménez

ACS sigue creciendo en Estados Unidos, su principal mercado. Panasonic Energy ha seleccionado a un consorcio formado por Turner Construction (parte del grupo ACS) y Yates para construir una planta de fabricación de baterías para vehículos eléctricos en De Soto, Kansas, en Estados Unidos, según han informado este miércoles las empresas. Además de la instalación de montaje, la adjudicación incluye la construcción de una planta central de servicios públicos y edificios de apoyo y forma parte de un programa de inversión total de 4.000 millones de dólares (3.750 millones de euros al tipo de cambio actual).

Cuando presentó el proyecto en noviembre pasado, Panasonic Energy explicó que su objetivo era aumentar rápidamente la fabricación de baterías cilíndricas de iones de litio “2170″ para satisfacer la creciente demanda estadounidense de baterías para vehículos eléctricos. La sociedad del grupo japonés planea comenzar la producción en masa en Kansas en marzo de 2025. Una vez completada la instalación, mantendrá una capacidad de producción total anual de aproximadamente 30 GWh para abastecer a los fabricantes de vehículos eléctricos de todo Estados Unidos.

Para Turner, este es el mayor contrato de construcción que ha logrado en lo que va de año en Estados Unidos. La principal filial de ACS en el país anunció también en febrero que levantará unas instalaciones para producir ingredientes farmacéuticos activos en Frederick (al norte de Denver, en Colorado) por un importe de 725 millones de dólares (unos 680 millones de euros al cambio actual). En el arranque de ejercicio, Turner ha logrado también un proyecto de 73 millones de dólares para construir una residencia universitaria en la Columbia Británica (en Canadá) y otro de 85 millones de dólares para un edificio en el campus de Fort Worth, en Texas, ambos en consorcio con otras firmas. A principios de año comenzó los trabajos de construcción de un complejo turístico con un parque acuático cubierto en Mashantucket (Connecticut) por unos 300 millones de dólares.

El año pasado, Turner logró en con otras firmas un gran contrato de hasta 3.500 millones de dólares para la construcción de una fábrica de baterías para vehículos eléctricos en Fayette (Ohio) para Honda y LG Energy y otra de hasta 1.000 millones de dólares para Ascend Elements, en Hopkinsville (Kentucky). Como la de Panasonic, se trata de adjudicaciones en consorcio y que dorman parte de proyectos de inversión que no solo incluyen la construcción. En sus últimos resultados trimestrales, presentados esta semana, ACS elude cuantificar el importe de los contratos de Honda-LG y de Ascend y en la casilla de la cifra indica “no disponible”, pero las sitúa las primeras entre las principales adjudicaciones del año.

Estados Unidos está viviendo una fiebre de inversiones industriales al calor de su propia pujanza económica y de los incentivos proporcionados por el Gobierno para relocalizar en Estados Unidos la cadena de suministros y las fábricas de sectores estratégicos. Para ACS, con sus negocios de construcción y concesiones, Estados Unidos se ha destacado como principal mercado del grupo. En 2022 obtuvo en el país unos ingresos de 18.837 millones de euros, un 27% más que el año anterior y un 56% del total de la facturación del grupo, según las cuentas recién presentadas.

En 2022, el grupo ACS se adjudicó en el país la construcción de la línea de tren ligero de 16,2 millas que se extiende desde Bethesda hasta New Carrollton, en Maryland, por unos 1.300 millones de euros, a través de Dragados USA. También logró, a través de su filial Pulice, un contrato para la ampliación y mejora de la autopista IH35 en el condado de Travis (Texas), por unos 660 millones de euros. Esa misma filial ganó la construcción de una instalación de peaje de 12,2 millas en el condado de Hidalgo (Texas) por unos 250 millones.

La sociedad Picone se adjudicó a finales del año pasado un contrato de 338 millones de euros para la instalación de una combinación de muros de contención y barreras desplegables para proteger las infraestructuras y reducir el riesgo de inundación desde el puente de Brooklyn a la calle Montgomery en Nueva York. Flatiron, también filial del grupo, logró el proyecto de mejora de la seguridad de los sistemas químicos y de desinfección de la planta de tratamiento de agua de Orinda (California), por 267 millones. Turner se adjudicó la construcción del nuevo edificio de educación sanitaria en el campus de Lexington de la Universidad de Kentucky por 225 millones de euros.

Con esos contratos y muchos otros de menor tamaño logrados por sus diferentes filiales, la cartera de ACS en Estados Unidos ascendía a 33.504 millones de euros, la mitad del total del grupo, a cierre de 2022.

La planta de Panasonic (en la que el importe que le corresponde facturar a Turner no ha sido desvelado) y los otros contratos logrados en lo que va de este año engordan esa cartera. “Estamos muy contentos de formar parte del equipo que entrega esta planta para apoyar el objetivo de Panasonic de satisfacer la creciente demanda de baterías de alta calidad de sus socios de automoción”, ha dicho Jim Brownrigg, vicepresidente de Turner Construction Company, a través de un comunicado, tras el anuncio del acuerdo para la planta de Panasonic. “El equipo comparte un objetivo común para mejorar el rendimiento medioambiental y se ha comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero in situ y el consumo de agua durante la construcción de la instalación”, ha añadido.

“Este es un proyecto muy emocionante para la región de Kansas City y para nuestra empresa”, ha indicado William G. Yates III, presidente y primer ejecutivo de Yates Construction, uno de los mayores contratistas de baterías para vehículos eléctricos y fabricación avanzada de Estados Unidos.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_