_
_
_
_

Ferrovial trasladará su sede social a Países Bajos y cotizará en EE UU

La multinacional propondrá a los accionistas el cambio a un país de baja tributación y convertir la matriz en un ‘holding’ internacional

Fachada de la sede de Ferrovial, este martes en Madrid.
Fachada de la sede de Ferrovial, este martes en Madrid.Fernando Sánchez (Europa Press)
María Fernández

El grupo español Ferrovial ha anunciado este martes que someterá a la aprobación de los accionistas el traslado de la matriz del grupo a Ámsterdam con el objetivo de comenzar a cotizar en Países Bajos y pedir la entrada en la Bolsa de Estados Unidos. En una escueta comunicación condensada en tres folios, la empresa con más de 24.000 empleados trasladaba al mercado una de las decisiones estratégicas más importantes de su historia. La compañía se ha apresurado a decir que el cambio no tendrá ningún impacto en el negocio, la estrategia, los planes de inversión, la organización o la operativa diaria. Preguntadas sobre si obtendrán una ventaja fiscal en España por trasladar su sede debido a la menor tributación en Países Bajos, fuentes de la compañía admiten que sí, aunque dicen que el impacto “será mínimo”, de alrededor del 2%.

La operación se articularía en una absorción de Ferrovial SA por parte de Ferrovial Internacional (Fise), una sociedad anónima europea holandesa que ya es titular del 86% de los activos de la compañía. Fise pasaría así a ser la matriz del grupo español y se consumaría el traslado del domicilio social a Países Bajos con un canje de acciones de 1 a 1. La empresa seguirá cotizando en la Bolsa española.

El anuncio gana más trascendencia si se considera que Ferrovial es una de las mayores constructoras de España, con una cúpula integrada por ejecutivos españoles y que creció como empresa familiar, cuyos miembros han estado vinculados a la historia reciente del país. La empresa fue fundada en 1952 en Madrid por Rafael del Pino y Moreno —su hijo Rafael del Pino Calvo-Sotelo es ahora presidente ejecutivo de la sociedad—. En sus más de 70 años de actividad ha ido creciendo en tamaño y negocios y se ha convertido en un coloso de las infraestructuras tanto dentro de las fronteras nacionales como en el extranjero. En los años setenta dio el pistoletazo de salida a la internacionalización, después llegó la diversificación —tiene cuatro divisiones: autopistas, aeropuertos, construcción e infraestructuras de la energía— y a la vez siguió invirtiendo en España. Hoy en día es uno de los pesos pesados del sector y del Ibex 35, y está presente en múltiples mercados, desde Australia a Canadá al Reino Unido.

Las razones de la operación

Fuentes de la compañía justifican la decisión por varios motivos. El primero, que el 82% de los ingresos de la constructora se generan fuera de España y que más del 90% del valor es internacional. Añaden que las oportunidades de crecimiento de Ferrovial están en los mercados mundiales, en especial en Estados Unidos, y que el 93% de los inversores son, igualmente, internacionales. Y comparan la situación con la de Stellantis, el resultado de la fusión de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y el grupo francés PSA, que cotiza en Países Bajos.

Sobre el motivo de elegir Países Bajos, destacan que su calificación crediticia es “triple A” y que tiene “un marco jurídico estable”. Pero más allá de eso, el grupo no ha razonado en la información pública que ha dado al mercado de por qué no podría pedir la entrada en la Bolsa estadounidense desde España en lugar de trasladar su sede. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) impuso una multa de 38,5 millones de euros contra Ferrovial en julio, dentro de un paquete de sanciones a las seis principales constructoras por haber concertado presuntamente licitaciones entre 1992 y 2017. La Audiencia Nacional, sin embargo, acordó suspenderla de forma cautelar.

Los accionistas que voten en contra en la junta podrán ejercer el “derecho de separación”, y la operación está condicionada a que las obligaciones resultantes de ese derecho no excedan los 500 millones de euros; así como a que exista certeza razonable de la doble admisión a negociación en Países Bajos, uno de los territorios de baja tributación de la UE, y en España.

Según la información difundida por el grupo que preside Rafael del Pino, el gobierno corporativo se mantendría “en línea con el actual, salvo por las modificaciones necesarias para adaptarlo a la normativa local o a las prácticas de mercado”. No se contemplan cambios en los derechos de voto ni, por el momento, en el consejo de administración. Según el informe de remuneraciones remitido a la CNMV por la compañía, Rafael del Pino cobró en 2022 5,26 millones de euros, un 16% más. El consejero delegado, Ignacio Madridejos, recibió tres millones, lo que supone un aumento del 19%.

Tras la aprobación en el consejo y el anuncio de este martes, el calendario para la fusión incluye la aprobación en una junta de accionistas que se convocaría entre el segundo y el tercer trimestre de este año. La admisión a negociación en EE UU estaría sujeta a condiciones de mercado y de otro tipo, “incluyendo el calendario de liquidación de los derechos de separación y la consumación de la fusión”. La operación viene acompañada de la recompra de un bono de 500 millones para mantener el grado de inversión.

Resultados

Este anuncio coincide con la presentación de los resultados anuales del grupo, que obtuvo unos ingresos de 7.551 millones en 2022, un 4% mayores, y un beneficio neto de 186 millones, un 84% menos por la ausencia de resultados extraordinarios. “Estas cifras reflejan la buena marcha del negocio de autopistas y, especialmente, la mayor contribución de las Managed Lanes estadounidenses”, señala la empresa.

En el conjunto del ejercicio, ingresó 475 millones de euros de dividendos por los viales que explota. Su joya de la corona, la autopista canadiense 407 ETR, que transcurre paralela al primer anillo de circunvalación en Toronto, repartió 750 millones de dólares canadienses, que equivalen a unos 520 millones de euros, de los cuales 237 millones correspondieron a Ferrovial. Las vías que posee en Texas le facilitaron ingresos de otros 123 millones. La cartera de construcción se situó en 14.743 millones de euros, la más alta de la historia.

La presencia en Norteamérica de Ferrovial, motivo por el que quiere dar el salto a la cotización en EEUU, se sustancia en sus rentables managed lanes, autopistas con tarifas dinámicas que se pueden modificar cada pocos minutos según el nivel de congestión, garantizando a los conductores determinada velocidad, y que tienen periodos de concesión muy largos. Además, su presencia ha ido creciendo en los últimos años con otros macroproyectos, como el de la nueva terminal del aeropuerto JFK de Nueva York, dentro de un consorcio que diseñará, construirá y operará la infraestructura. Ferrovial tiene una participación indirecta del 49% en el proyecto y la inversión alcanzará los 1.140 millones de dólares. A través de Webber, su filial en EE UU, logró unas ventas el año pasado de 1.194 millones y tiene una cartera de 3.372 comprometida.

Recientemente, se ha adjudicado en cascada varios proyectos, como la ampliación de un tramo de ocho millas (12,8 kilómetros) de la I-95, ubicada en Carolina del Norte. El Departamento de Transporte ha seleccionado a la compañía para llevar a cabo la obra, valorada en 278 millones de euros. La filial en ese mercado trabaja en 52 proyectos de obra civil en Texas, Georgia, Virginia y Carolina del Norte. En Texas prepara la construcción de cuatro carreteras por 332 millones de euros y se ha adjudicado un tramo de aproximadamente cinco kilómetros de la autopista I-74 por 262 millones de dólares (230 millones de euros).

Presencia internacional

El año pasado también fue importante para Ferrovial por varias operaciones internacionales. En julio finalizó la adquisición del 60% del Aeropuerto Internacional de Dalaman (Turquía) a YDA Group por 146 millones de euros. El contrato de concesión finaliza en 2042. En diciembre, a través de su filial Cintra, acordó adquirir una participación adicional del 7% en I-77 Managed Lanes, de Aberdeen (Escocia). Por otra parte, el grupo efectuó varias desinversiones: completó la venta de su filial de servicios en España por 175 millones de euros. En agosto de 2022, recibió 23 millones de euros tras el cierre de la venta de su autopista en el Algarve portugués a DIF Capital Partners, acordada en 2020, y en diciembre, a través de Cintra, vendió el 15% de Ausol en España al fondo francés de infraestructuras Meridiam por 111 millones de euros.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

María Fernández
Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_