_
_
_
_

Nissan se quedará hasta un 15% de Ampere, la filial de coches eléctricos de Renault

El acuerdo para mantener la alianza franco-japonesa, con un cruce equitativo de paquetes de acciones, tendrá una vigencia de 15 años

Makoto Uchida Nissan
El consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida, observa a su homólogo en Renault, Luca De Meo, este lunes.TOBY MELVILLE (REUTERS)
Dani Cordero

Renault y Nissan, con Mitsubishi casi como invitado, han oficializado este lunes su acuerdo para equilibrar su alianza automovilística, que supondrá que ninguno de ellos pueda superar un 15% de derechos de voto sobre el otro y reforzará la colaboración para lanzar vehículos con plataformas compartidas y el reparto de mercados. Nissan ha anunciado, asimismo, que prevé alcanzar hasta un 15% de las acciones de Ampere, la nueva compañía que Renault prevé sacar a Bolsa en la segunda mitad del año y con la que quiere monetizar su negocio de vehículos eléctricos. La japonesa Mitsubishi también se plantea entrar en la compañía.

Tanto Nissan como Mitsubishi también participarán en Horse, otra empresa que Renault ha pactado hacer con la china Gely para concentrar su negocio de motores de combustión y vehículos híbridos y cuya sede estará en Madrid.

La gran incógnita es cuánto dinero está dispuesta a invertir Nissan en esa nueva filial, de la que el consejero delegado de Renault, Luca de Meo, tampoco ha querido dar pistas sobre la valoración que espera tener. “Es el mercado el que lo marca”, ha señalado el directivo italiano en una rueda de prensa conjunta celebrada en Londres, en la que apenas ha destacado que su obligación es la de crear un proyecto suficientemente “fuerte” y atractivo” para los potenciales accionistas. “Nadie obliga a invertir [en Ampere] a Nissan o Mitsubishi”, ha afirmado.

Ampere es una de las patas básicas de la estrategia futura de Renault, sobre todo porque su salto al parqué le permitirá conseguir recursos para financiar su estrategia de futuro. Aunque todavía no ha desvelado qué porcentaje del accionariado mantendrá el fabricante francés, el presidente de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Jean-Dominique Senard, ha afirmado que Renault mantendrá una mayoría lógica en el capital.

Y esa nueva filial también puede jugar un papel esencial en el futuro de la alianza, que lleva dos años negociando a tres bandas para intentar salvar un proyecto que puso en pie Carlos Ghosn y que estaba en duda desde el escándalo que le llevó hasta su detención y su fuga a Líbano. Hace una semana ambas compañías anunciaron su deseo de mantenerla, aunque con cambios relevantes en el cruce de participaciones accionariales, sobre todo por parte de Renault. El grupo del rombo, que actualmente tiene el 43,4% de las acciones de Nissan, irá vendiendo ese capital hasta dejarlo en un 15% si las condiciones del mercado son favorables y con capacidad de tanteo por parte de Nissan. Pero hasta que no lo haga, cederá ese 28,4% a un fideicomiso francés, de forma que reduzca sus derechos políticos (de voto) en el consejo de administración hasta el mismo 15% del capital que tiene Nissan en Renault. La marca francesa podrá nombrar a dos miembros del consejo de administración de su socio.

Como De Meo, el primer ejecutivo de Nissan, Makoto Uchida, ha defendido que el reequilibrio en las participaciones accionariales no son el centro de la operación, sino alcanzar “un siguiente nivel de transformación” en el conjunto de la alianza. La vigencia de ese nuevo acuerdo se estrenará el próximo 31 de marzo “por un periodo inicial de 15 años”.

Más allá del cruce de participaciones accionariales, el acuerdo desarrollado por las tres empresas supondrá nuevos proyectos en América Latina, Europa e India. Por ejemplo, en Europa Mitsubishi aprovechará los activos de los modelos Renault Clio y Captur, que se fabrican en la planta de Valladolid) para desarrollar dos nuevos modelos. Renault lanzará un vehículo comercial ligero (FlexEvan) con tecnología compartida con Nissan y explorarán nuevos acuerdos para el lanzamiento de sus nuevos modelos de la gama C y la marca japonesa construirá un nuevo modelo de la gama pequeña en una fábrica francesa.

El acuerdo también permitirá volver a fabricar 20 años después el primer vehículo Renault en México, que se ensamblará en una factoría de la marca japonesa. Asimismo, comercializarán de forma conjunta dos vehículos eléctricos del segmento A, el de mayores dimensiones.

En cuanto a la estrategia en India, ambas enseñas colaborarán en diferentes proyectos de vehículos nuevos, incluyendo dos todocaminos, para las dos marcas y un coche pequeño Nissan derivado del Renault Triber. También se estudia la opción de coches eléctricos conjuntos del segmento A.

Sobre la firma

Dani Cordero
Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_