_
_
_
_

Volkswagen presiona con abandonar la inversión de Sagunto si el Gobierno no eleva las ayudas

La multinacional incide en que todo su plan global, que afecta a Navarra y Cataluña y a la nueva gigafactoría en Valencia, está condicionado a los fondos europeos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el entonces director ejecutivo de Volkswagen, Herbert Diess, durante la presentación del proyecto de gigafactoría de baterías de Volkswagen, el 5 de mayo en Sagunto.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el entonces director ejecutivo de Volkswagen, Herbert Diess, durante la presentación del proyecto de gigafactoría de baterías de Volkswagen, el 5 de mayo en Sagunto.MÓNICA tORRES

Volkswagen está presionando al Gobierno para que eleve las ayudas destinadas a la gigafactoría de baterías eléctricas que proyecta en Sagunto (Valencia), con 3.000 millones de euros, y al plan global de electrificación del grupo en España, que suma un total de 10.000 millones de euros. La multinacional está a la espera de la resolución definitiva por parte del Ministerio de Industria del PERTE-VEC (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado) para decidir si continúa con sus planes. El PERTE-VEC que gestiona estos fondos europeos Next Generation podría conceder en torno a 390 millones de euros de ayudas (y algunos préstamos). Las comunidades autónomas están dispuestas a reforzar esas ayudas con recursos propios. La firma alemana confiaba en contar con cerca del doble, alrededor de 800 millones de euros, por debajo del 15% de la inversión total que marca las ayudas de la Unión Europea, según fuentes conocedoras de la negociación.

“Una vez se publique la resolución final del PERTE VEC, Seat, el Grupo Volkswagen y los 60 socios de Future: Fast Forward –el plan del grupo- analizarán esta resolución y tomarán una decisión”, ha respondido Volkswagen al ser preguntada por la información relativa a que podría abandonar su proyecto en Sagunto y su plan de inversiones, avanzada por La Tribuna de la Automoción.

El Ministerio de Industria acumula retrasos con la publicación de las asignaciones de ayudas del PERTE del vehículo eléctrico. Fuentes del gabinete de Reyes Maroto esperan poder publicarlo en los próximos días, pero preguntados por este diario acerca de la posibilidad de que la inversión de la gigafactoría decaiga han evitado hacer comentarios y han negado conocer ningún “malestar” de Volkswagen. En la aprobación provisional del PERTE del pasado mes de agosto, el Ministerio de Industria asignó a la firma alemana un fondo de 167 millones de euros. El 26 de agosto, el grupo presentó alegaciones a esa preasignación con el objetivo de elevar la cantidad de recursos, proceso que se encontraría en vías de solución. “Si la asignación definitiva no se ha publicado es que están hablando y eso es una buena señal”, señala una de las fuentes consultadas.

Desde Grupo Volkswagen siempre han esgrimido que la inversión, tanto la de Sagunto como las previstas en sus centros fabriles de Barcelona y Pamplona, está condicionada a las ayudas del PERTE, el gran programa de subvenciones para la automoción anunciado por el Gobierno con fondos europeos. “La industria española del automóvil necesita una urgente y favorable resolución del PERTE, alineada con las inversiones que plantean realizar todas las compañías, para acelerar el proceso de transformación del sector en toda su cadena de valor”, han remitido desde Seat, que lidera el proyecto de inversiones para electrificar las factorías del grupo en España.

Terrenos en el término municipal de Sagunto donde se construirá la nueva gigafactoría de baterías para coches eléctricos.
Terrenos en el término municipal de Sagunto donde se construirá la nueva gigafactoría de baterías para coches eléctricos.Mònica Torres

De hecho, Volkswagen ha querido destacar que de la asignación de recursos no solo dependería la inversión de 3.000 millones de euros en Sagunto sino un total de 10.000 millones de euros para el conjunto de instalaciones en España y de su plan de futuro de electrificación, en el que colaboran unas 60 empresas. Si este no se desarrolla, no tiene sentido la instalación en Sagunto de una nueva gigafactoría, subrayan las citadas fuentes. El miembro del consejo de supervisión del Grupo Volkswagen y presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha confirmado a EFE que la posibilidad de que el consorcio alemán se retire del proyecto “está sobre la mesa” si la ayuda ddel Estado es “ínfima”. “Hay nervios y la incertidumbre es total”, ha apuntado.

Los tiempos apremian. El Grupo Volkswagen lleva meses advirtiendo al Gobierno que sus planes para España estaban condicionados al PERTE y el próximo mes de noviembre tiene que aprobar de forma definitiva su ronda de inversiones para el próximo quinquenio, en la que debería incluirse la asignación de vehículos a cada fábrica. En esa ser incluye la producción de vehículo más modesto del grupo en las plantas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra).

Preocupación en la Generalitat valenciana

En el gobierno valenciano, el promotor de la candidaura de Sagunto a acoger la gigafactoría, que supondría la creación de unos 3.000 empleos directos. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha mostrado su confianza en que el Gobierno de España y el grupo Volkswagen puedan alcanzar una “solución” y ha remarcado que la puesta en marcha de la gigafactoría de baterías de Sagunto (Valencia) es “fundamental para la Comunidad Valenciana y tractora también para España”. También ha pedido ser “respetuosos” con la decisión de Volkswagen, a la espera de la resolución definitiva de las ayudas del PERTE-VEC.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asistió el pasado mes de mayo a la presentación en Sagunto del proyecto de gigafactoría que debía estar concluida en 2026. Esta nueva factoría suministraría las baterías de los coches eléctricos fabricados en las plantas de Navarra y Cataluña. La multinacional anunció entonces que prevé invertir en los próximos años en torno a 3.000 millones de euros en la electrificación de su fábrica de vehículos de Martorell (Barcelona) y en otras instalaciones y servicios de Seat en Cataluña y unos 1.000 millones en la planta de Volkswagen en Pamplona, que se sumaría a los 3.000 millones de inversión en Sagunto. Los 3.000 millones que faltan hasta los 10.000 anunciados de inversión global de la multinacional en España son las aportaciones de los 60 socios de su plan Future: Fast Forward.

Fuentes oficiales del Gobierno de Navarra prefieren mantener la prudencia y esperar a que se publiquen de manera oficial las bases del PERTE, sin entrar “en el juego de declaraciones”. Recuerdan que en estos momentos se está en plena negociación y hay que apostar por mantener la discreción. Es la misma postura que adoptaron cuando hace unos meses surgió la polémica por el reparto de la futura producción de los vehículos eléctricos entre las plantas navarra y catalana y, por ende, la distribución de las cargas de trabajo, informa Amaia Otazu. Desde el Ejecutivo confían, eso sí, en que siga adelante la electrificación de la planta de Landaben, que da empleo directo a unas 5.000 personas y genera más de 12.000 puestos de trabajo indirecto en la industria auxiliar. El presidente del comité de empresa de Volkswagen en Navarra, Alfredo Morales, asegura que esta es una estrategia de presión de la empresa al Gobierno central y que la inquietud y el riesgo del que se habla es algo propio de las negociaciones. Y se muestra muy crítico con la estrategia al considerar que no tiene en cuenta la inquietud que produce en las y los trabajadores y en la sociedad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_