Noruega espera batir su récord de ingresos por petróleo y gas: alcanzará los 132.000 millones en 2023

Las sanciones a las exportaciones rusas han permitido al país nórdico multiplicar por cinco los beneficios obtenidos en 2021

Plataforma de procesamiento de gas y petróleo de Statoil en Stavanger (Noruega).
Plataforma de procesamiento de gas y petróleo de Statoil en Stavanger (Noruega). REUTERS

La cifra esperada de ingresos por petróleo y gas en Noruega asciende a 1,38 billones de coronas, el equivalente a 132.450 millones de euros durante el próximo año. Este dato supone un récord de recaudación para el país nórdico, que quintuplica los ingresos obtenidos por estos productos en 2021.

El récord de recaudación se debe, según los presupuestos generales presentados en Oslo este jueves, al incremento de los precios del petróleo y el gas por la guerra de Ucrania y las sanciones aplicadas a Rusia. Noruega proporcionaba al Reino Unido y Europa entre un 20% y un 25% de su demanda, pero tras la puesta en marcha de las sanciones a Moscú, se ha convertido en el principal proveedor.

De los beneficios obtenidos, el Gobierno de centroizquierda de Jonas Gahr Støre, tiene previsto destinar 30.319 millones de euros a los presupuestos del país. Los 101.050 millones restantes irán al Fondo de Pensiones Global de Noruega, también conocido como el fondo petrolero noruego. Este sistema, que se va nutriendo de los ingresos que obtiene el país por los derechos de extracción de petróleo y de gas, arrastraba pérdidas durante este año. En agosto, el fondo anunció que se había dejado 1,68 billones de coronas (170.000 millones de euros) durante el primer semestre del año debido a la guerra, la inflación y la caída del mercado bursátil. Pese a esto, la partida destinada en 2023 supone un recorte del 5% con respecto a las aportaciones en este ejercicio.

Noruega es uno de los principales exportadores mundiales de gas y petróleo y en agosto alcanzó un superávit comercial de 19.588 millones de euros, un 37,3% más que el mes anterior, en el que ya había registrado una cifra récord. Además, después de que Rusia redujera sus exportaciones se convirtió en el principal proveedor de gas de Europa y este jueves también ha anunciado que prevé aumentar su producción de petróleo crudo, condensado y líquidos de gas natural un 15% durante el año próximo.

Pese a los ingresos extraordinarios, Oslo se ha mostrado dispuesto a negociar con la Unión Europea para tratar de estabilizar el mercado, pero ha rechazado que se fije un tope de precio al gas. Este mecanismo, también conocido como excepción ibérica, lleva en marcha en España y Portugal desde el pasado 15 de junio y limita el precio de este combustible para generación eléctrica.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS