_
_
_
_
_

El Gobierno valenciano lanza una línea de ayudas para garantizar la continuidad de los viajes del Imserso

Invertirá cinco millones para aumentar el precio de las pernoctaciones y reducir las pérdidas del sector hotelero

Viajes del Imserso
La playa de Benidorm el pasado 7 de agosto.JOAQUIN DE HARO RODRIGUEZ

La Generalitat Valenciana reforzará con cinco millones de euros el programa de turismo para mayores, los viajes del Imserso, con el fin de que la planta hotelera autonómica continúe abierta, puedan mantenerse los puestos de trabajo y se contribuya a la desestacionalización del sector. Con esta iniciativa, que tanto el jefe del Consell, Ximo Puig, como la patronal hotelera de Benidorm, Hosbec, consideran “paliativa”, se reducen las pérdidas que los alojamientos aseguran que genera el precio fijado por el Gobierno, congelado en 22 euros por persona por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. La ayuda económica valenciana es la primera que se implanta en España, ya que en el resto de principales focos turísticos invernales para viajeros senior, Andalucía, Canarias, Baleares y Cataluña, “ni siquiera se está trabajando” en abordar este asunto, que ha puesto al sector en pie de guerra, tal y como asegura Nuria Montes, secretaria general de Hosbec.

Una reunión encabezada por Puig y Toni Mayor, presidente de los hoteleros de Benidorm, ha servido de preámbulo para anunciar esta subvención. El acuerdo consiste en sufragar cada pernoctación en habitación doble con seis euros, tres por persona. De esta forma, según las cuentas de Hosbec, el precio de cada estancia ascendería a unos 27 euros, IVA incluido, para cubrir alojamiento, pensión completa, agua y vino, conexión wifi, animación y todos los servicios del hotel de cuatro estrellas. Una oferta cuyo coste de producción se eleva a 35 euros por noche, sostiene la patronal benidormí, tras un incremento de “más de un 31%” motivado por el alza de precios de los recursos humanos (5%), lencería y limpieza de habitaciones (6,5%), alimentación y bebidas (13%), animación y servicio médico (1,1%), administración (3,6%) y, sobre todo, la energía (210%), según las cifras manejadas por Hosbec.

Sin este “rescate del turismo de invierno”, indica Mayor, peligraban “1,5 millones de pernoctaciones” distribuidas entre “60 hoteles y unas 6.000 habitaciones” abocados al cierre por el “desastre” de los 22 euros fijados por el gabinete de la ministra Ione Belarra. Mayor considera que con este plan de ayudas, el sector encara con “optimismo” la temporada de invierno. En primer lugar, porque garantiza “3.000 puestos de trabajo directos y unos 10.000 indirectos” que no se perderán hasta el inicio de la próxima temporada alta, la Semana Santa. “Aunque pierdan dinero, a los hoteles les interesa mantener sus plantillas, no interrumpir los contratos”, explica Montes “para reforzar la profesionalización de los trabajadores”.

Y en segundo, porque la previsión es que los usuarios del Imserso gasten en la Comunidad Valenciana 77 millones de euros. Una previsión que puede crecer, ya que el mantenimiento de la planta hotelera valenciana, frente al de otras autonomías que no lo puedan asumir, puede lograr que “se polarice la demanda” del turismo senior invernal español. Con la inflación desbocada en todos los ámbitos, “para los mayores será más barato alojarse en un hotel que quedarse en casa”, bromea Mayor.

Medida “modélica”

El presidente de Hosbec reconoce que con este apoyo, los hoteles aún están lejos de su “gran utopía, la de recuperar el costo de producción”, pero califica la iniciativa de la Generalitat de “medida pública modélica” que “puede abrir puertas que no se abren en Madrid”, por la negativa del Gobierno central a encarecer el programa de viajes. Mayor confía en que este plan actúe “de rompehielos ante la cerrazón del Imserso” y condicione “el diseño del nuevo pliego que deberá estar preparado en menos de 6 meses”. “Lo razonable”, apoya Puig, “es que se pague por lo que cuestan los servicios”.

La situación planteada por Belarra llevó a los hoteleros de Benidorm, ciudad en la que esta modalidad turística tiene un impacto del 20% de las pernoctaciones totales, a buscar alternativas para nutrir la temporada baja. Las subvenciones anunciadas este martes no han frenado las negociaciones en este sentido. “Los contactos con asociaciones, turoperadores y agencias para captar clientes” de esta franja de edad “siguen adelante”, señala Montes, puesto que hay sectores, “como el producto de lujo o los viajeros senior extranjeros” que no entran en el círculo de influencia del Imserso.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_