España mejora su nivel de digitalización a raíz de la pandemia

El país ocupa el puesto número siete entre los 27 Estados miembros de la UE en la edición de 2022 del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI), dos por encima del año pasado

Científicos de datos en una empresa.
Científicos de datos en una empresa.Gorodenkoff Productions OU (Getty Images/iStockphoto)

La crisis del coronavirus ha brindado una oportunidad para que las organizaciones aceleren su transformación digital en la revisión de sus estrategias. Los datos apuntan a que España ha jugado bien sus cartas. El país ocupa el puesto número siete entre los 27 Estados miembros de la UE en la edición de 2022 del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI), dos por encima del año pasado, y se coloca una vez más por delante de Alemania, Francia e Italia. Este indicador, elaborado por la Comisión Europea, clasifica a los países de la UE según el nivel de digitalización y analiza sus avances relativos en los últimos cinco años, teniendo en cuenta su punto de partida.

Finlandia, Dinamarca y Países Bajos encabezan el ranking, mientras que Eslovenia, Bulgaria y Rumanía se sitúan a la cola. Según el estudio, la digitalización entre los Estados miembros se mantiene desigual, aunque hay signos de convergencia. La mayoría de los que contaban con un nivel más bajo de digitalización hace cinco años han progresado a un ritmo más rápido que el resto, lo que abre las puertas a una reducción de la brecha digital en la UE.

España está mejorando sus resultados en comparación con años anteriores, sobre todo con respecto a la integración de la tecnología digital (en 2022 ocupa el puesto 11, cinco por encima de 2021) y a los servicios digitales públicos (ha ganado dos puestos entre 2021 y 2022, pasando del siete al cinco). Pero es en el ámbito de la conectividad donde sube al podio, al situarse en el tercer puesto por segundo año consecutivo.

Sin embargo, en el mercado laboral de los sectores tecnológicos todavía queda un largo camino por recorrer. España se mantiene por debajo de la media de la UE en la proporción de especialistas y de titulados en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). La tasa de personas con capacidades digitales básicas es superior a la media de la UE (un 64% frente a un 54%) y ha aumentado significativamente en los últimos años. Aun así, el porcentaje de especialistas en estos sectores con empleo en España es del 4,1% frente a la media de la UE del 4,5%. La escasez de expertos digitales avanzados entorpece las perspectivas de crecimiento del país y limita la productividad, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas (pymes) y las microempresas.

En cuanto a la integración de las tecnologías digitales, el porcentaje de pymes que utilizan las redes sociales y otras herramientas en línea es superior a la media de la UE. No obstante, las compañías españolas siguen rezagadas en el desarrollo de instrumentos avanzados como la nube o los macrodatos. Una vez más, la escasez de trabajadores con formación digital dificulta la incorporación de tecnologías digitales en las firmas españolas en general, en particular en las más pequeñas, que necesitan de profesionales con competencias adecuadas para seguir desarrollándose y ser más competitivas.

El Plan nacional de Recuperación y Resiliencia (PRR) de España, que dedica un 28% de sus recursos al sector digital, apoya la adquisición de competencias tecnológicas, especialmente para los empleados de las pymes. El proyecto de reconstrucción de la economía española tras la crisis de la pandemia se centra en promover la digitalización de las empresas, reforzar las habilidades digitales de los españoles, mejorar la conectividad en todo el país e impulsar la digitalización de las administraciones públicas. Se espera que estas medidas, junto con otras iniciativas específicas en el ámbito tecnológico como la ciberseguridad o la inteligencia artificial (IA), den alas a la formación de especialistas en TIC y acorten la brecha de género en este campo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS