El “criptoinvierno” empuja a las plataformas a despedir a miles de empleados en plena caída del bitcoin

La estadounidense Coinbase ha echado por correo electrónico a 1.100 trabajadores, el 18% de su plantilla

Un hombre muestra una pantalla con el precio del bitcoin durante un congreso en Nueva York, en 2018.
Un hombre muestra una pantalla con el precio del bitcoin durante un congreso en Nueva York, en 2018.Mike Segar (Reuters)

La industria de las criptomonedas está acometiendo un redimensionamiento de plantillas sin precedentes en su corta historia. La caída del precio del bitcoin, que ha perdido más de dos tercios de su valor desde los máximos de noviembre, ha arrastrado a todo el sector a una fuerte crisis, a la que están contribuyendo los fiascos de Luna/UST —más de 40.000 millones volatilizados— y Celsius Network —11.000 millones en fondos de clientes congelados por falta de liquidez—, así como la subida de tipos de interés de la Reserva Federal y los consiguientes temores de que estalle una recesión en Estados Unidos.

En ese contexto, algunas de las principales firmas del sector han anunciado una oleada de despidos en los últimos días: la estadounidense Coinbase se deshará de 1.100 empleados, un 18% de la plantilla; Gemini, la plataforma de compra y venta de criptomonedas de los multimillonarios gemelos Winklevoss —los mismos que demandaron a Mark Zuckerberg por haberles “robado” Facebook—, reducirán un 10% su fuerza laboral, actualmente de unos 1.000 trabajadores; Crypto.com tendrá en nómina un 5% menos de personal, lo que se traduce en que no seguirán 260 empleados, y BlockFi se desprenderá del 20%, con lo que se irán alrededor de 200.

Algunos de los máximos ejecutivos de estas firmas han querido explicar los motivos que les han llevado a tomar medidas tan drásticas. Y en varios de los mensajes coincide un término: “criptoinvierno”, que suele aparecer cuando se espera un largo periodo de turbulencias. Lo mencionan en la publicación hecha en el blog de Gemini los hermanos Winklevoss. “La revolución cripto está en marcha y su impacto seguirá siendo profundo. Pero su trayectoria es cualquier cosa menos gradual o predecible. [...] Nos encontramos ahora en la fase de contracción [...] lo que nuestra industria denomina criptoinvierno, agravado por la actual agitación macroeconómica y geopolítica”, señalan.

Argumentos parecidos para justificar los despidos expone en el blog de su compañía Brian Armstrong, CEO y cofundador de la estadounidense Coinbase, la única plataforma de criptomonedas que cotiza en Wall Street y uno de los gigantes de la industria. “Una recesión podría conducir a otro criptoinvierno y podría durar un periodo prolongado. En anteriores inviernos cripto, los ingresos por transacciones (nuestra mayor fuente de facturación) disminuyeron significativamente. Si bien es difícil predecir la economía o los mercados, siempre planificamos poniéndonos en lo peor para poder operar el negocio en cualquier entorno”, afirma el ejecutivo, cuya empresa comunicó a sus empleados la salida a través de un correo electrónico.

Coinbase cree que las condiciones económicas están cambiando con el riesgo de recesión, pero no achaca toda la culpa a factores externos: también reconoce que la empresa creció demasiado rápido, al pasar de 1.250 empleados a comienzos de 2021 a los casi 6.000 actuales.

El CEO de BlockFi, por su parte, publicó un hilo en Twitter en el que aseguraba que se trata de un día doloroso para la firma que dirige, y muestra su disposición para ayudar a recolocar a los despedidos. “Estamos trabajando para asegurarnos de que encuentren una nueva oportunidad cuando estén listos”.

En medio de esa escabechina, Binance, la mayor plataforma del mundo, va en la dirección opuesta. Su fundador y consejero delegado, el canadiense de origen chino Changpeng Zhao, sacó pecho este miércoles. “No fue fácil decir no a contratar publicidad en la SuperBowl, poner nuestro nombre a estados o firmar grandes contratos de patrocinio hace unos meses, pero lo hicimos. Hoy estamos contratando a 2.000 personas en Binance”, apuntó.

El mensaje se puede interpretar como un recado a algunos de sus competidores, dado que deja entrever que algunos de sus rivales derrocharon sus recursos. Hasta cuatro empresas de criptomonedas pagaron cantidades astronómicas por anunciarse en el intermedio de la SuperBowl, entre ellas Coinbase, que si ahora se ve obligada a realizar despidos, entonces pagó casi 14 millones de dólares por la campaña en el evento deportivo por excelencia en EE UU. Crypto.com, otra de las que está ajustando su plantilla, abonó 700 millones de dólares por ponerle su nombre a la cancha de Los Ángeles Lakers —antes el Staples Center— durante 20 años, un contrato de patrocinio récord que combina con otros como el Mundial de Fútbol de Qatar que se celebra este año.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS