Pallete reclama “respeto” y “justicia” para las telefónicas frente a los privilegios normativos y fiscales de Google y Facebook

El presidente de Telefónica afirma que “desconcertantes” acontecimientos como el conflicto en Ucrania recuerdan que la tecnología “carece de valores”

Jose Maria Alvarez-Pallete, en la inauguración del MWC22 de Barcelona, este lunes.
Jose Maria Alvarez-Pallete, en la inauguración del MWC22 de Barcelona, este lunes.LLUIS GENE (AFP)

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, aprovechó su primera intervención como presidente de la GSMA, la asociación de operadores que organiza el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, para volver a hacer un alegato sobre la discriminación normativa y fiscal que sufren las tradicionales compañías telefónicas frente a las tecnológicas como Google o Facebook. “Respeto” y un “trato justo” clamó en la inauguración del Congreso que reúne a las principales compañías tecnológicas, entre ellas, los gigantes de Internet.

“Respetamos a todos los actores de la nueva economía. Pero nosotros también merecemos respeto. Es imposible afrontar los nuevos tiempos con las viejas normas. Nuestro sector no pide privilegios, sino justicia. A mismos servicios, mismas reglas y mismas obligaciones”, afirmó Pallete, que se cuidó de no citar por su nombre a las empresas tecnológicas.

El primer ejecutivo de Telefónica señaló que el reto de la inversión en pleno despliegue del 5G y con un crecimiento grande del consumo de datos es “enorme”, y esa carga de la inversión “debe recaer de forma justa”, debido al aumento del tráfico en la red, que cifra en un 50% anual. “Las telecomunicaciones hacemos posible cuanto está por venir. Nada sucederá sin nosotras en la era digital”, ha advertido, para posteriormente llamar a una era de “colaboración hipersectorial” y la creación de un sistema de “supervalores compartidos”.

El empresario subrayó el papel fundamental del sector de las telecomunicaciones en la definición de la nueva era digital y el mundo de la superconectividad: “El mundo necesita un sector de las telecomunicaciones robusto y sostenible. Nada de cuanto está por venir sucederá sin nosotros. Nosotros somos los que tenemos la capacidad y la responsabilidad de construir las infraestructuras, las redes del futuro. Nosotros hacemos realidad el nuevo mundo digital. Nosotros aseguramos la conectividad. Hemos sido esenciales durante la pandemia porque siempre lo hemos sido y así continuaremos”.

“Podemos decirlo con orgullo: sin nosotros, la revolución tecnológica más profunda de la historia de la humanidad no se habría producido”. “Ningún otro sector ha contribuido tanto al avance de la economía y el progreso social como las telecomunicaciones. Sin nosotros todo sería peor y muchas personas quedarían atrás para siempre, de manera definitiva, atrapadas en la brecha de la disrupción tecnológica”, remarcó Pallete, emulando el discurso de su antecesor en la presidencia de la operadora, César Alierta, que puso encima de la mesa el papel de las operadoras frente las multinacionales estadounidenses de la red.

Sobre el proceso de digitalización internacional, lanzó un mensaje de optimismo de cara al futuro y una advertencia de “optimista preocupado” sobre el presente: “La tecnología nos ha dado el poder de cambiar las cosas, pero ahora debemos decidir si las cambiamos para bien o para mal”. “Si lo hacemos bien, esta revolución digital traerá consigo el progreso social. Porque el mundo digital debe ser un mundo mejor. Es nuestra responsabilidad colectiva difundir los beneficios de la digitalización y asegurarnos de no dejar a nadie atrás”, ha subrayado.

El ejemplo de Ucrania

Para el directivo, lo sucedido en Ucrania es un ejemplo de que la tecnología carece por sí misma de valores y es responsabilidad de quienes la utilizan el utilizarla para mejorar el mundo. Asimismo, el ejecutivo ha destacado la “disrupción súbita” que están suponiendo la Web3 y el metaverso, así como el potencial de tecnologías como el blockchain o la computación cuántica de cara al futuro.

“Siempre hemos sido parte de la solución”, ha recordado Álvarez Pallete tras citar la pandemia para insistir en el papel clave de las telecomunicaciones en el desarrollo de estas tecnologías.

“Las convulsiones del siglo XX y los desconcertantes acontecimientos de los albores del siglo XXI, como lo que está ocurriendo ahora mismo en Ucrania, nos han recordado que la tecnología carece de valores”, manifestó. “La tecnología nos ha permitido cambiar cosas y hacer otras muchas nuevas, pero somos nosotros quienes debemos decidir qué y cómo hacerlo”, indicó.

Según Pallete, “para lograr una nueva era de superconectividad necesitamos un nuevo marco, una nueva era de colaboración hipersectorial”. Por ello, propuso la suma de esfuerzos y el trabajo conjunto como palancas con las que construir un mundo mejor, basado en un nuevo “contrato social” entre ciencia, empresa y sociedad. “Las mejoras siempre han llegado cuando hemos impulsado el progreso. Cuando hemos confiado en el futuro. Cuando nuestra sociedad ha sentido como propios los avances de la comunidad científica y del ecosistema empresarial. Esto es lo que permite industrializar el conocimiento y crear nuevos servicios. Cuando los Estados y las empresas han trabajado juntos. Siendo positivos. Soy optimista. Quizás, optimista preocupado, pero optimista”, confesó.

Como presidente de la GSMA, dijo que la visión de esta entidad es “liberar todo el poder de la conectividad para que las personas, la industria y la sociedad prosperen”, y puso de relieve que “la educación, las competencias digitales y la empleabilidad son herramientas clave para luchar contra la brecha de la desigualdad”.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS