Peloton, el fabricante de bicicletas estáticas que triunfó en la pandemia, sustituye a su CEO y recorta 2.800 empleos

Las acciones de la empresa han perdido el 80% de su valor desde principios de 2021 por la recuperación de la actividad y la reapertura de los gimnasios

Una mujer sigue una clase interactiva en su bicicleta Peloton, en agosto de 2021 en su casa de Pittsburgh.
Una mujer sigue una clase interactiva en su bicicleta Peloton, en agosto de 2021 en su casa de Pittsburgh.Keith Srakocic (AP)

La compañía fabricante de bicicletas estáticas Peloton Interactive ha anunciado este martes un plan de ajuste que implica la sustitución del consejero delegado y el despido de 2.800 de sus trabajadores, ha informado la compañía mediante un comunicado. Las acciones de la firma, que dio el pelotazo durante la pandemia y ahora se ve en apuros por la menor demanda, se dispararon un 11% en la apertura de la sesión bursátil tras anunciarse los planes de reestructuración. A media mañana, los títulos se habían revalorizado un 28%.

El nuevo consejero delegado será Barry McCarthy, que se ha sentado en los consejos de administración de varias tecnológicas en los últimos años. Durante una década, hasta 2010, el nuevo primer ejecutivo de Peloton fue el director financiero de Netflix. También lo fue de Spotify, en el ojo del huracán recientemente por la polémica acerca del contenido de un popular podcast. Peloton ha decidido que el cofundador y actual consejero delegado, John Foley, pase a ocupar el cargo de presidente ejecutivo del consejo.

“Creo que Barry es el líder adecuado para llevar a la empresa a su próxima fase de crecimiento. No solo es reconocido como un experto en liderar modelos de negocio de suscripción, también ha tenido un tremendo éxito en asociarse con consejeros delegados fundadores de otras marcas”, ha subrayado Foley en un comunicado. Tras pasar por Netflix y Spotify, McCarthy ocupó asientos en los consejos de Pandora, Eventbrite, Wealthfront, NatureBox o Rent The Runaway.

Foley había provocado en las últimas semanas la ira de los accionistas, mientras la empresa pugnaba por mantener el crecimiento vertiginoso que impulsó su valoración en 52.000 millones de dólares a principios de 2021. Desde entonces, las acciones han perdido casi un 80% de su valor a medida que la evolución de la pandemia permitía la paulatina recuperación de la actividad, incluida la reapertura de los gimnasios. Este lunes, los títulos despegaron de nuevo por las informaciones de que Amazon era una de las empresas que se planteaban comprar Peloton. Otra de las firmas interesadas es el gigante de equipamiento deportivo Nike.

Además de la mala gestión que los accionistas achacan a Foley, recomendaciones negativas de usuarios y polémicas gratuitas, como la provocada por un anuncio publicitario claramente machista, empañaron el nombre de Peloton como sinónimo de producto de calidad y que confiere estatus.

La otra gran pata del programa de reestructuración de Peloton Interactive es el despido de 2.800 personas, aproximadamente el 20% de su personal. Junto con otras medidas de ahorro, Peloton espera recortar sus gastos en 800 millones de dólares (700,5 millones de euros) anuales.

Peloton ha anunciado el ajuste el mismo día que publicaba su cuenta de resultados del primer semestre de su año fiscal, finalizado en diciembre. En dicho periodo, la empresa se anotó unas pérdidas de 815,3 millones de dólares (713,9 millones de euros), frente a los beneficios de 132,8 millones de dólares contabilizados el mismo periodo del año anterior.

Para frenar la caída, la compañía moderó los precios para hacer sus bicicletas más asequibles, pero la medida sirvió de poco. En la primavera de 2020, en pleno confinamiento, cientos de miles de compradores pagaban 2.245 dólares (unos 2.000 euros) por una bicicleta Peloton conectada a internet, lo que disparó los ingresos de la firma un 66% con respecto al año anterior. El plan de ahorro no afectará a su prestigiosa lista de instructores de fitness y al contenido interactivo en línea, que en mayo de 2020 sumó un millón de suscriptores, superando en total los 2,5 millones de entusiastas. Peloton deja en suspenso los planes de levantar una fábrica en Ohio, donde tenía previsto invertir unos 400 millones de dólares y contratar a unas 2.000 personas en los próximos años.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS