Los salarios pactados por convenio en 2021 suben el 1,5%, la mitad que la inflación

La mayoría de los sueldos acordados el año pasado perdieron poder adquisitivo

Protestas del sector del metal, el pasado mes de noviembre en Cádiz.
Protestas del sector del metal, el pasado mes de noviembre en Cádiz.Marcos Moreno

Cada momento económico tiene su mantra. En las últimas semanas, el más invocado ha sido el de los temidos “efectos de segunda ronda” de la inflación. Las instituciones económicas urgieron ya desde septiembre a patronal y sindicatos a evitar que la subida descontrolada de precios presionara al alza las negociaciones salariales y eso, a su vez, alimentara todavía más la inflación. Es decir, que se entrara en una espiral difícil de romper. Los datos indican, sin embargo, que esa dinámica por ahora no se ha producido en España. Las estadísticas provisionales de convenios colectivos laborales cerrados hasta el mes de diciembre con efectos sobre 2021 indican que las subidas salariales pactadas entre patronos y trabajadores fueron del 1,47%. Ese incremento retributivo equivale a la mitad de la inflación media de 2021, del 3,1%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha sido una de las voces más activas a la hora de advertir sobre las nefastas consecuencias de una eventual incorporación de la inflación a las negociaciones salariales.”Lo que habría que hacer es tener en cuenta en la negociación salarial que la inflación es temporal y evolucionar los salarios de acuerdo con una inflación más permanente”, afirmó en una entrevista en Onda Cero.

En realidad, los avisos de Guindos no eran ajenos a la realidad. Algunos sindicatos alemanes pedían ya en los primeros compases de las subidas de precios que los sueldos se revalorizaran más de un 4%. No ocurría lo mismo en España. Apenas los trabajadores del metal de Cádiz llevaban esa reivindicación a la mesa de negociación y a las calles a finales de noviembre. Y ya a mediados de diciembre, con una inflación por entonces por encima del 5%, los sindicatos UGT y CC OO se movilizaban y pedían más salarios. “No es de recibo que en un país que tiene una inflación disparada en el 5,5% esté la patronal en las mesas de negociación llevando propuestas de subidas salariales del 0%”, dijo el secretario general de CC OO, Unai Sordo.

Los datos publicados en la página web del Ministerio de Trabajo ponen luz en lo ocurrido en 2021. Los registros se refieren a 2.886 convenios colectivos con efectos económicos sobre 2021 que afectan a 813.897 empresas y 7,67 millones de trabajadores. No todos se firmaron el año pasado. De esos convenios, en 2021 se rubricaron y registraron 735, que afectan a 947 compañías y casi 3,3 millones de empleados. Pero según los datos provisionales del ministerio, apenas hay diferencias entre los dos bloques de acuerdos: la subida media que contemplaban los convenios firmados antes de 2021 era del 1,47%, mientras que los cerrados a lo largo del ejercicio anterior contemplaban un aumento de las retribuciones del 1,48%.

El incremento de los salarios de 2021, pues, fue a un ritmo completamente distinto al del alza de precios. Los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que esta acabó en diciembre del año pasado en un 6,7%, lo cual supone su mayor nivel en tres décadas. Si el próximo viernes el INE confirma ese dato, la inflación media de 2021 será del 3,1%. De hecho, si se observa la serie temporal de la estadística se puede incluso constatar cómo en los dos últimos meses del año la subida pactada fue disminuyendo, mientras que los precios hacían todo lo contrario, impulsados por la subida de las tarifas vinculadas con la energía.

Congelaciones salariales

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La serie estadística del Ministerio de Trabajo sugiere que la pandemia —y las múltiples oleadas de contagios— ha tenido mucho más que ver en la negociación colectiva que la inflación. Los datos muestran cómo desde 2014 había un incremento constante de las subidas salariales pactadas, desde el 0,5% de 2014 al 2,24% de 2019. Eso se truncó el año en el que la economía tuvo que paralizarse casi por completo por el coronavirus. También las negociaciones se paralizaban, a la par que 3,6 millones de asalariados tenían que acogerse a ERTE para no perder su puesto de trabajo. Ese año, los incrementos salariales pactados ya bajaban al 1,75%. Con una enorme diferencia: en 2020 los precios retrocedían un 0,3%.

La mayor parte de las subidas de 2021 están en la franja de entre el 1% y el 2% (4,5 millones de empleados), mientras que para 1,8 millones los sueldos subieron por encima de esa proporción. En cambio, para 1,2 millones de trabajadores los sueldos quedaron congelados y para 239 empleados, incluso retrocedieron. La estadística del ministerio indica que también hubo 559 inaplicaciones de convenios. A pesar de que hubo menos descuelgues, estos acabaron afectando a más trabajadores. En concreto, a 26.923 trabajadores, el 32,6% más que el año anterior.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS