Así quedarán las pensiones en 2022 con la revalorización del IPC: la prestación máxima subirá 111 euros al mes

Las prestaciones subirán en general un 4,1% por la “paguilla” compensatoria y la mejora ligada al IPC

Dos hombres pasean por un parque de Madrid.
Dos hombres pasean por un parque de Madrid.Marta Jara

La oscilación del coste de la vida trae aparejada una modificación de la cuantía de las pensiones, después de que el Gobierno recuperase en su reforma la vinculación con el Índice de Precios de Consumo (IPC). La revisión del dato correspondiente al mes de noviembre que ha anunciado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 5,5% final (una décima menos de lo anunciado en la estadística preliminar), trastoca ligeramente los cálculos realizados en un primer momento en cuanto al crecimiento de las prestaciones para 2022.

Según la proyección efectuada por el Ministerio de Seguridad Social, la pensión máxima el próximo año será de 39.468,52 euros al año, y repartida en 14 pagas ascenderá hasta los 2.819,18 euros al mes. Esto supone un incremento de 111,69 euros respecto a la cuantía recogida para el año 2021 (2.707, 49 euros), lo que supone un aumento del 4,1% por la subida compensatoria de 2021 (la denominada paguilla) y la mejora prevista para 2022. En cuanto a las mínimas, dependiendo de la existencia de un cónyuge, oscilarán entre los 7.939 y los 9.260 euros.

Tal y como se establece en la nueva norma, el importe en el que aumentarán las prestaciones el próximo año es el resultado del IPC promedio entre los meses de diciembre de 2020 y noviembre de 2021. Lo que deriva en un incremento del 2,5% en las cuantías de las pensiones contributivas (las que dependen de las aportaciones efectuadas por el trabajador a lo largo de su carrera) y las de las clases pasivas (funcionarios públicos). Sin embargo, experimentarán un alza mayor las pensiones mínimas, las no contributivas, las de por hijo a cargo y el Ingreso Mínimo Vital, que será del 3%.

Pero antes de que esto se lleve a cabo, y como último remiendo ―puesto que con la aplicación de la nueva norma no volverá a darse este escenario―, el Gobierno deberá llevar a cabo un aumento en las pensiones de 2021 por medio de un ingreso extra con el que ajustará el alza del 0,9% que determinó a comienzos de año, y que, finalmente, se ha quedado muy lejos del 2,5% final. Esta paguilla, como es conocida coloquialmente, será ingresada en la nómina de los pensionistas en la segunda parte del mes de enero y sucederá por última vez, ya que a partir de 2022 quedará vinculada sobre la media del año anterior.

Para realizar una proyección de cuánto supondrán en euros ambos aumentos se debe incorporar primero el plus de la paguilla sobre las cantidades de 2021 y después añadir el 2,5% de la revalorización sobre esa base aumentada. Tomando como referencia el caso de las jubilaciones (que representan el 62,6% del total de las pensiones) se darían los siguientes incrementos: utilizando como base la asignación media, de 1.193,81 euros, a esta habría que sumarle primero el 1,6% de la paga (la diferencia entre el 2,5% y el 0,9%), que supondrían unos 19 euros (que se recibirá en forma de un pago único por valor de 229 euros correspondientes a las 12 mensualidades). Incorporando esa cantidad a la nueva media (1.212,81 euros), sería entonces cuando habría de aplicarse sobre esta la revalorización del 2,5%, que sería de 30 euros (1.242,81). En total, sumando los dos efectos, las pensiones subirán un 4,1% en 2022.

Según las tablas elaboradas por el Ministerio de Seguridad Social, la pensión mínima de jubilación para una persona con 65 años y con un cónyuge a su cargo pasará a ser en 2022 de 890 euros al mes (12.467 euros al año); mientras que para quien no lo posea será de 721 al mes (10.103 al año). Aquellos titulares menores de 65 años dispondrán de una cuantía mínima para estas dos situaciones de 834 euros al mes (11.688,60 al año); y 675,20 al mes (9.452,80 al año).

Aquellas personas que reciban una pensión de viudedad y tengan cargas familiares percibirán mensualmente 834,9 euros (11.688,6 al año); los mayores de 65 años o con discapacidad (mayor o igual al 65%) ingresarán 721,7 euros (10.103,8 al año); mientras que quienes sean menores de 65 años recibirán entre 546,8 euros al mes (menores de 60 años), y 675,2 (entre 60 y 64 años). En situaciones de orfandad la pensión básica será de 220,70 euros; aumentando para los menores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 65% hasta los 434 euros.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS