Patronal y sindicatos del metal en Cádiz llegan a un preacuerdo para poner fin a nueve días de huelga

Las partes cierran un pacto después de otra jornada con altercados en la calle que reconoce una subida paulatina en varios años con mecanismos de compensación para el IPC

Un hombre lanza una botella a la policía durante los disturbios de Puerto Real, este miércoles.
Un hombre lanza una botella a la policía durante los disturbios de Puerto Real, este miércoles.Marcos Moreno

La patronal y los sindicatos del sector del metal de Cádiz alcanzaron anoche un preacuerdo para poner fin a nueve días de huelga. El desbloqueo supone la firma de un nuevo convenio en el que se recogerá subidas salariales de un 2% hasta 2024, con mecanismos de compensación parciales con el IPC que quedarán recogidos en las tablas salariales, según ha confirmado a EL PAÍS fuentes conocedoras del acuerdo. La Federación de Empresas del Metal (Femca) y los representantes de los trabajadores negociaron hasta última hora de la noche del miércoles en la sede del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) para cerrar los términos de un pacto que será presentado hoy jueves a los 30.000 trabajadores que tiene esta industria en la provincia andaluza, para que estos validen los términos del mismo.

Una de las principales reivindicaciones que ha mantenido paralizados estos días a buena parte de las empresas del sector en Cádiz estaba en la necesidad de recoger la actualización al IPC real de las nóminas de una forma inmediata. Además, los sindicatos solicitaban que el convenio no durase más de un año. En el otro lado, la patronal apostó por retirar algunos de los recortes planteados en un primer momento y lanzó una última propuesta de subidas salariales anuales de un 2% hasta 2024, con una paga única al final que indemnizaba todo lo que quedase por debajo del IPC, pero sin recogerlo en las nóminas.

La fórmula alcanzada es intermedia a las pretensiones de ambas partes, ya que recoge esa subida paulatina al margen del IPC en varios años, pero crea un mecanismo para compensar en un 80% la diferencia entre ese 2% y la inflación que se produzca que sí estará recogido en las tablas salariales, según explica una fuente conocedora del acuerdo. A efectos prácticos, eso se traduciría en una primera actualización salarial al 4,4%, ya que el IPC ahora se sitúa en el 5,3%. La previsión es que vuelva a bajar a partir de la primavera de 2022, por lo que si se confirmase esa tendencia de nuevo a la baja, los empleados siempre tendrían recogida una subida mínima del 2%.

“La patronal acepta la última propuesta”, ha acertado a anunciar Antonio Motero, secretario de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Cádiz. “Esto es una negociación. Si la hemos firmado UGT y CCOO entendemos que cumple las expectativas que nos marcamos en las la asamblea de delegados de ayer [por este pasado martes]”, ha añadido el sindicalista. La mediación discreta del ministerio de Industria dio impulso a la consecución del pacto, cuyos detalles no se darán a conocer por completo hasta que los trabajadores no los conozcan, algo que está previsto que suceda este jueves por la mañana. Será a ellos a quienes corresponderá aceptar o no los nuevos términos del convenio. Juan Linares, secretario de CCOO de Industria, ha eludido valorar los detalles del acuerdo y de si este satisface esas líneas marcadas y solo ha precisado que “hay cuestiones” que recoge de sus pretensiones.

Policía antidisturbios se enfrentan a los manifestantes en la barriada de San Pedro en Puerto Real (Cádiz), este miércoles.
Policía antidisturbios se enfrentan a los manifestantes en la barriada de San Pedro en Puerto Real (Cádiz), este miércoles. Marcos Moreno

El desbloqueo ha llegado después de nueve días de huelga indefinida y dos jornadas más de paro. En medio, se han producido diversas mesas de negociación infructuosas mientras que la calle ardía en un nivel de beligerancia cada vez mayor, hasta el extremo de escenas de violentas batallas campales, cargas policiales y hasta el uso de una tanqueta militar por las calles de una barriada de Puerto Real. Mientras eso pasaba en el exterior, los decibelios de los llamados a la mesa comenzaban a bajar. Este miércoles, sindicatos y patronal han protagonizado un encuentro de más de 10 horas al que los dos llegaban con ganas de alcanzar una firma, tal y como confirmaron unos y otros.

Las negociaciones del convenio se han producido en la sede del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) en Sevilla, dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, que ha convocado a las partes en las distintas reuniones celebradas. Sin embargo, patronal y sindicatos han logrado acercar posiciones después de la mediación del Ministerio de Industria, según ha asegurado la propia ministra Reyes Maroto en LA SER: “Llevamos unos días trabajando en silencio, pero insistentemente”.

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS