Los interinos que ocupen la misma plaza desde antes de 2016 podrán convertirse en fijos sin necesidad de opositar

PSOE, Unidas Podemos, ERC y PNV han acordado que las Administraciones públicas convoquen con carácter excepcional un concurso de méritos para consolidar los empleos ocupados por temporales durante varios años

Una oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.
Una oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.Eduardo Parra / Europa Press (EUROPA PRESS)

Los funcionarios interinos que lleven ocupando ininterrumpidamente la misma plaza dentro de la Administración pública desde antes del 1 de enero de 2016 verán consolidado su puesto a partir de un concurso de méritos, sin necesidad de opositar. Así lo han acordado este jueves el PSOE, Unidas Podemos, ERC y PNV, según ha adelantado El Periódico, y ha confirmado EL PAÍS. Esta medida rebaja los diez años que determinó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante las negociaciones para acordar el decreto ley con el que se busca reducir la temporalidad en la función pública.

En el documento, al que ha tenido acceso EL PAÍS, se regula, dentro de la disposición adicional sexta, la potestad de las Administraciones para convocar “con carácter excepcional” concursos a los que podrán concurrir aquellos trabajadores que hubieran estado ocupando plazas “con carácter temporal de forma ininterrumpida con anterioridad a 1 de enero de 2016″. En el texto también se detalla que estas plazas se convocarán “por el sistema de concurso” y no por oposición. Lo que podría facilitar la transformación en fijos de aquellos que hubieran estado llevando a cabo estas tareas como temporales.

La conversión en fijos de los empleados públicos temporales que llevan años ocupando un mismo puesto lleva siendo la principal reclamación que han venido realizando el colectivo de interinos. Un espaldarazo a estas demandas se produjo cuando el pasado mes de julio, el Consejo de Ministros aprobó el pacto contra la temporalidad en la Administración pública con el que se buscaba rebajar la actual tasa del 28% hasta el 8% en 2024, con la conversión de 310.000 temporales según estimaciones del Ejecutivo. Esta reducción de la eventualidad venía siendo una demanda que las instituciones europeas habían efectuado recurrentemente y que guionizó las negociaciones entre el Ministerio de Función Pública y los principales sindicatos, UGT, CC OO y CSIF. En ese pacto, sin embargo, no se asumía esta transformación inmediata por medio de un concurso de méritos, ya que se dibujaba el modelo de concurso-oposición. Aunque se diluía mucho la segunda parte para no tratar de perjudicar a los aspirantes.

Sin embargo, durante la tramitación parlamentaria del decreto se produjeron una serie de alteraciones por las cuales se consiguió cerrar un acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y ERC que no dejó en la cuneta lo pactado por el Gobierno con los sindicatos. Entre esas medidas estaba que los funcionarios con más de 10 años en un puesto sin convocatoria de plaza no tuvieran que pasar por la oposición. Con esta nueva modificación se rebaja todavía más el listón para tratar de alcanzar al mayor número de interinos y acercarse así al porcentaje pactado con Europa.

Con apoyo en el Congreso

El nuevo acuerdo entre partidos, al que se ha sumado esta vez el PNV, deberá votarse primero en la comisión y después en el pleno del Congreso. Sin embargo, con estos nuevos apoyos la mayoría para sacarlo adelante está asegurada.

La lectura política de la jugada es que el PSOE ha vuelto a ceder. Ya tuvo que acogerse a las demandas iniciales de ERC (secundadas por Unidas Podemos) en julio para salvar la primera bola de partido. Entonces los votos de Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y el Partido Regionalista de Cantabria permitieron que por un solo escaño el bloque del superase el cómputo de los contrarios y rompiera el empate inicial.

Esta introducción de un periodo mínimo de eventualidad en el mismo cargo despistó a algunos sindicatos, que no lograron advertir si se trataba de algo favorable para los intereses de los interinos. Entonces y hoy recuerdan que la doctrina del Tribunal Supremo es que el abuso de temporalidad se produce a partir de tres años, por lo que incluso con la disminución de este plazo la “incertidumbre” para el colectivo se mantiene.

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS