Los ministros de la UE dan luz verde a las nuevas reglas para la Política Agraria Común

Planas convocará a las comunidades autónomas para acordar el despliegue de las normas en España

El comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski (a la izquierda), con el ministro español de Agricultura, Luis Planas, este lunes en Luxemburgo.
El comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski (a la izquierda), con el ministro español de Agricultura, Luis Planas, este lunes en Luxemburgo.JULIEN WARNAND (EFE)

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea dieron este lunes luz verde a las reglas que regirán la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2023. El paquete legislativo, que todavía debe ser votado en la Eurocámara, obligará a destinar el 25% de los pagos directos a agricultores y ganaderos que lleven a acabo prácticas beneficiosas para el medio ambiente. “Es la mayor reforma de la PAC desde la década de 1990”, ha afirmado Maria do Céu Antunes, ministra de Agricultura de Portugal, que tiene la presidencia de turno de la UE. “El resultado ha sido un acuerdo histórico”, ha coincidido el ministro español, Luis Planas, quien esta semana convocará a las comunidades para acordar el despliegue de esas normas.

Más información
Bruselas negocia el cierre de la nueva Política Agraria Común después de tres años de discusiones
Los Veintisiete acuerdan la reforma que revolucionará la agricultura europea para que sea más ecológica

Los titulares de Agricultura han despejado este lunes en Luxemburgo el camino para la aprobación de las nuevas normas para la PAC, después de que la semana pasada el Consejo y el Parlamento Europeo llegaran a un acuerdo provisional después de casi tres años de negociaciones. Entre otras novedades, el nuevo modelo de la PAC se basa en la elaboración de planes estratégicos nacionales que deberán ser ejecutados durante los próximos cinco años. España, que en 2020 tuvo 695.000 beneficiarios de esos fondos, contará 47.724 millones de euros hasta 2027.

Las instituciones europeas consideran que el paquete aprobado permitirá una PAC más “justa, verde y flexible”. Otro de los cambios es, precisamente, la introducción de los llamados ecoesquemas, que los gobiernos deberán ofrecer para premiar las actuaciones acordes con el Pacto Verde. Esos regímenes ambientales constituyeron uno de los puntos que más dedicación requirió en las negociaciones entre los gobiernos y los eurodiputados.

Los países querían que los ecoesquemas supusieran el 20% de los pagos, mientras que el Parlamento quería elevarlo al 30%. Finalmente, el porcentaje será del 25%. La ministra portuguesa destacó que la PAC dará por fin al sector agrícola los instrumentos para contribuir al objetivo de prescindir de los combustibles fósiles a partir de 2050. “Hay un equilibrio entre la rentabilidad económica de las explotaciones ganaderas y la arquitectura verde”, ha destacado Planas.

Condiciones sociales y ambientales

Otro gran elemento es que, por primera vez, la PAC incluye condicionalidad social y verde. Los beneficiarios de los fondos deberán cumplir con las leyes sociales y laborales europeas y deberán destinar el 3% de las tierras cultivables a biodiversidad o áreas no productivas, con la posibilidad de recibir apoyo de los ecoesquemas para alcanzar un 7%. Los países también estarán obligados a recoger en sus planes una redistribución de los fondos para que al menos el 10% del presupuesto vaya a pequeñas explotaciones y, al menos el 3%, a agricultores y ganaderos de hasta 40 años. “Tenemos que proteger a los pequeños, no solo para que existan, sino para que jueguen un papel importante en el sistema europeo de alimentación”, ha sostenido el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski.

Después del acuerdo con Bruselas, el gobierno se dispone ahora a convocar la Conferencia Sectorial para acordar el despliegue de los fondos con las comunidades autónomas. En una rueda de prensa aprobar el acuerdo, Planas ha asegurado que el ministerio espera acabar la propuesta que remitirá a los ejecutivos autonómicos en 48 horas y convocar la reunión el miércoles. Según Planas, esta se celebrará en julio para dejar listo el trabajo y concentrarse en el plan estratégico, que deberá ser remitido a Bruselas antes de diciembre. “Si hemos sido capaces de hacerlo en Europa, espero y deseo que en las próximas semanas seamos capaces en España”, ha asegurado el ministro.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS