El salario más habitual en España antes de la pandemia era de 18.489 euros al año

El 18% de los trabajadores cobró menos del salario mínimo en 2019 y una de cada cuatro mujeres no obtuvo emolumentos superiores a los 900 euros, según la encuesta de estructura salarial del INE

Un camarero atiende la terraza de un restaurante en la playa de la Malvarrosa de Valencia, el pasado 3 de junio.
Un camarero atiende la terraza de un restaurante en la playa de la Malvarrosa de Valencia, el pasado 3 de junio.Manuel Bruque (EFE)

El salario medio anual de un trabajador en España en 2019 fue de 24.395,98 euros, mientras que el salario más frecuente que se percibió ese año fue de 18.489,74 euros, según refleja la encuesta anual de estructura salarial publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos registros prepandémicos, que se realizan a partir de una muestra realizada entre 28.500 establecimientos y 220.000 trabajadores, dibujan la tendencia al alza que venía produciéndose en años anteriores a la irrupción del coronavirus y que había derivado en que el salario medio se incrementase en 390 euros con respecto al de 2018, un 1,6%. En cambio el salario más habitual solo mejoró en 20,81 euros, un 0,1%.

MÁS INFORMACIÓN
DVD 1058 (16 0621). Madrid. Alcobendas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibirá a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, Tras visitar el Centro de Control Eléctrico (CECOEL), mantendrán un encuentro bilateral y realizarán una comparecencia conjunta ante los medios de comunicación. Rueda de prensa posterior al encuentro. © LUIS SEVILLANO.
Pedro Sánchez enfría las expectativas de una subida inmediata del salario mínimo

Aunque la batalla por descongelar el salario mínimo interprofesional (SMI) sigue vigente entre los dos partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, los datos alrededor de su impacto tanto en la economía como en la sociedad siguen aglutinándose en las últimas semanas. Después de que la Comisión Asesora para el Análisis del SMI promovida por el Ministerio de Trabajo concluyese en su informe del pasado viernes en la conveniencia de aumentarlo en los próximos tres años ―en una horquilla entre los 1.049 euros en 14 pagas en 2023 (99 euros más que el vigente) en su rango más alto o 1.011 euros (61 euros más)―, el INE ha contextualizado aún más su representatividad dentro de la escala salarial.

A tenor de la última estadística, el 18,18% de los trabajadores tenían un sueldo inferior o igual al SMI de 2019, un año en el que el salario mínimo se había incrementado en un 22,3% para alcanzar los 900 euros en 14 pagas (hoy son 950). Este dato estadístico está afectado por el elevado número de personas con contrato temporal o por horas que no suman un salario por encima del SMI. Es decir, una persona que tuviera un contrato ocasional por tres meses, aunque en cada uno de esos tres meses cobrase más de 900 euros, al hacer la media anual las cifras del INE mostrarían que está por debajo del salario mínimo en el conjunto del año.

“Además de subir el SMI hasta que represente el 60% del salario medio, es necesario suscribir cuanto antes un nuevo acuerdo por el empleo y la negociación colectiva que, tras el paréntesis de la pandemia, permita retomar la recuperación de poder de compra perdido tras la fuerte devaluación salarial llevada a cabo durante la crisis anterior”, señalan fuentes de CC OO.

A pesar de la senda alcista, hay particularidades del estudio que siguen reflejando la enorme brecha de género que existe entre hombres y mujeres dentro de su situación en el mercado laboral. Según el INE, la ganancia media para los hombres en 2019 fue de 26.934,38 euros y para las mujeres de 21.682,02 euros, de lo que se desprende que el salario medio anual femenino alcanzó solamente el 80,5% del masculino. Además, en los escalones más bajos la dinámica fue también la misma: mientras una de cada cuatro mujeres no llegaba a cobrar el salario mínimo (25,72%), en el caso de los hombres el número fue mucho menor (11,12%).

La hostelería, el sector con peores cifras

Por sectores de actividad, los que repartieron unos emolumentos más elevados para sus trabajadores fueron los relacionados con el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, que registraron una media de 52.162,53 euros por trabajador ―una cantidad un 113,8% superior a la media nacional―, seguida de los puestos relacionados con actividades financieras y de seguros, con 44.302,71 euros. En el extremo opuesto, los salarios más bajos se concentraron en la hostelería con 14.561,75 euros, a pesar de que esta cifra creció en un 1,5% con respecto a 2018.

En cuanto a su distribución por comunidades autónomas, las diferencias entre los territorios vuelven a versar sobre el eje norte-sur. Así, tal como apunta el INE, el País Vasco concentró el salario medio más elevado con 29.476,21 euros anuales por trabajador; seguido por la Comunidad de Madrid (27.817,76 euros) y la Comunidad Foral de Navarra (27.493,93 euros). En contraposición a estas rentas se sitúan Extremadura (19.940,68 euros), Canarias (20.861,14 euros) y Castilla-La Mancha (21.908,92 euros), que presentaron los salarios más bajos.

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS