SALARIO MÍNIMO

Los expertos de Trabajo alimentan la polémica en el Gobierno sobre el salario mínimo al plantear una subida ya este año

El grupo asesor recomienda un alza en 2021 de entre 12 y 19 euros con el objetivo de superar los 1.000 euros en 2023

Varias personas trabajan en un supermercado de Sevilla, el pasado 10 de febrero.
Varias personas trabajan en un supermercado de Sevilla, el pasado 10 de febrero.CAEA / Europa Press

Los expertos convocados por el Gobierno plantean ya para este año una subida del salario mínimo interprofesional. La comisión recomienda que el SMI, ahora congelado en 950 euros, se incremente en 2021 entre 12 y 19 euros, según la evolución de los salarios, para situarlo en el 60% del salario medio al final de la legislatura.

Con esta recomendación, los expertos se aproximan a las tesis de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, favorable a impulsar con carácter inmediato el SMI. En sentido contrario, tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como las ministras de Economía y Hacienda, Nadia Calviño y María Jesús Montero, respectivamente, han insistido en que la prioridad ahora es consolidar la recuperación de la economía y no dañar la creación de empleo. Sin embargo, los expertos dejan abierta la puerta a otra decisión que concentre más la subida en 2022 y 2023 por las circunstancias extraordinarias derivadas de la crisis de la covid y la incertidumbre acerca de la recuperación, factores que “hacen difícil proponer una cronología”.

Según ha explicado este viernes la presidenta de la comisión asesora, Inmaculada Cebrián, el grupo ha concluido que el salario mínimo debe alcanzar los 1.049 euros en 14 pagas en 2023 (99 euros más que el vigente) en su rango más alto o 1.011 euros (61 euros más) en su rango más bajo, subidas entre el 6% y el 10%, como adelantó el pasado martes EL PAÍS. El grupo recomienda que el alza sea progresiva, acelerando en los dos últimos años, pero en principio empezando ya en 2021.

El documento propone distintas subidas para este año en función de la evolución de los salarios —19 euros si el salario medio sube en 2020 a partir del 1,8%, 15 si el alza se queda en el 0,9% o 12 euros si hay incrementos inferiores—, pero los expertos también admiten otras posibilidades.

No obstante, el informe matiza: “Estas propuestas no agotan las posibles sendas de convergencia del SMI hacia el 60% del salario medio neto en 2023. El Gobierno, en el marco del diálogo social, deberá elegir finalmente la senda escogida. Otra alternativa discutida dentro de la comisión es que, ante la crisis provocada por la pandemia y la incertidumbre que ha traído consigo, concentrar aún más las subidas del SMI en 2022 y 2023″. Es a esta opción a la que probablemente se agarrará la vicepresidenta Calviño cuando el Gobierno deba tomar una decisión final.

El informe elaborado por el comité de expertos que designó el Ministerio de Trabajo establece que para que el SMI alcance el 60% del salario medio en España ―referencia que se establece en la Carta Social Europea― en los próximos tres años se ha de llevar a cabo un incremento de entre el 6,4% y el 10,4%.

Yolanda Díaz, en rueda de prensa, este viernes, en Madrid.ALBERTO ORTEGA (ep) / EPV

“Se trata de un trabajo científico, lúcido y riguroso, fruto de más de tres meses de análisis y que cumple con las dos premisas que el Gobierno le encargó a este grupo: estimar cuál es el 60% del salario medio y establecer la senda más conveniente para alcanzarlo a lo largo de esta legislatura”, indicó la vicepresidenta Díaz. La también titular de Trabajo ha asegurado que aunque la potestad final para decretar la subida del SMI corresponde al Gobierno “será consultado con los agentes sociales”. “Estudiaremos cuáles son las propuestas que aquí se hacen y estableceremos cuál será la subida a llevar a cabo en los años 2021, 2022 y 2023″, añadió. Los sindicatos se han manifestado reiteradas veces a favor de incrementar el SMI e incluso han convocado movilizaciones y amenazan con más, mientras que la patronal se adhiere a las tesis de ala más moderada del Gobierno.

Más información

Cebrián también ha presentado los distintos escenarios en los que ejecutar esa subida progresiva —siempre tomando como referencia la voluntad del Gobierno de alcanzar el objetivo a lo largo de la legislatura—, que varían atendiendo a las distintas previsiones que se manejan en cuanto a la evolución de la economía (y los salarios) españoles para los próximos años. Suponiendo que los salarios medios subieran un 1,8% en 2020, el SMI debería incrementarse en 99 euros, repartido de la siguiente manera: 19 euros en 2021, 40 en 2022 y 40 en 2023. En el caso de que la subida de los salarios se limitase al 0,9%, el SMI tendría que subir 77 euros: 15 en 2021, 21 en 2022 y 32 en 2023. Y en el último extremo, si no se produjera ninguna subida salarial, el SMI lo haría en 61 euros: 12 en 2021, 24 en 2022 y 25 en 2023.

Encuesta de Estructura Salarial

Para el cálculo de los porcentajes y las cantidades a subir en los próximos años, el texto toma como referencia la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística, ya que, de entre todos los baremos disponibles para obtener una aproximación real al salario mediano en España, esta “permite realizar los descuentos necesarios para obtener un salario neto de cotizaciones sociales e IRPF y para eliminar los pagos en especie y por horas extraordinarias que no forman parte del salario mínimo interprofesional”, indica.

Tras la última modificación, el salario mínimo está ahora en 950 euros repartidos en 14 pagas. Según los distintos cálculos llevados a cabo por el comité de expertos, supera el 50% del salario medio en España. Además, dentro del contexto europeo se sitúa en el séptimo puesto, por detrás de Luxemburgo (1.887 euros), Irlanda (1.478), Países Bajos (1.441), Bélgica (1.394), Alemania (1.384) y Francia (1.333).

Las conclusiones del informe se han conocido en una semana en la que tanto el presidente Sánchez como la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra portavoz, María Jesús Montero, se han pronunciado en contra de la subida en el contexto económico actual. Las diferencias en el seno del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos en cuanto a la idoneidad del momento en el que llevar a cabo la subida del SMI ―uno de los puntos centrales del acuerdo de legislatura― han ganado visibilidad en las últimas semanas. Aunque Calviño declaró esta semana que el asunto no se había “discutido ni debatido” en el Consejo de Ministros, la vicepresidenta Díaz ha reconocido este viernes: “Tengo una reunión pendiente con el presidente y hablaremos sobre este asunto”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50