LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

“Es un lujo que te vacunen en el trabajo”

Los centros laborales de Valencia y Andalucía han comenzado a inmunizar contra el coronavirus a sus empleados esta semana

Una empleada de Power Electronics recibe la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en su centro de trabajo.
Una empleada de Power Electronics recibe la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en su centro de trabajo.

“Es un lujo que te vacunen en el trabajo. No tengo que desplazarme y confío plenamente en mis compañeros del servicio médico. Puedo preguntarles todas las dudas. Son vacunas nuevas y no sabes con certeza cómo va a reaccionar tu cuerpo. Me tranquiliza pasar el resto de la jornada laboral en mi puesto ante posibles reacciones adversas, porque los sanitarios están en la planta de abajo”. Así habla María Muelas, empleada de la compañía valenciana Power Electronics que, como sus compañeros, en total 2.000 trabajadores, han comenzado a recibir esta semana la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus en su centro de trabajo.

“Al acelerar el ritmo de vacunación conseguimos reducir las listas de espera en los hospitales públicos”, apunta el director de seguridad y salud de esta empresa, Víctor Iranzo. Añade que la Generalitat Valenciana les ha autorizado, además, a vacunar a trabajadores de subcontratas como limpieza, catering o seguridad. “El personal está muy animado y entiende como un valor añadido la vacunación en el servicio médico de la empresa”.

Más información

Si la automovilística Seat fue la primera empresa española autorizada por la Generalitat de Cataluña para vacunar en una especie de proyecto piloto a los trabajadores de su planta de Martorell, el Gobierno valenciano se ha coronado como el primero en permitir la vacunación en compañías privadas de las 17 comunidades autónomas. Las beneficiadas son 40 empresas que cubrirán a 50.000 trabajadores. Algo que ha sido posible gracias al acuerdo suscrito entre la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), la Fundación CEOE y la Generalitat y que se enmarca en el Plan Sumamos, lanzado por esta fundación.

El protocolo, pionero en España, que debe seguir una empresa para solicitar la vacunación a sus trabajadores dentro de sus instalaciones incluye diferentes requisitos: contar con un centro médico y con un equipo formado por un médico, dos enfermeras y un auxiliar de enfermería para el período de espera de 15 a 20 minutos exigidos tras inocular la dosis. Además, la empresa debe sumar una cifra cercana a los 200 trabajadores en la misma franja de edad en la que esté vacunando la sanidad pública.

Para que un centro médico sea autorizado, la empresa debe pasar a la Consejería de Sanidad un listado de sus trabajadores con dos puntualizaciones: que no hayan recibido todavía la primera dosis o que no hayan pasado la covid en los últimos seis meses. Cada compañía debe acudir a los centros de distribución de la Generalitat para recoger las vacunas.

Entre las empresas valencianas que han solicitado la autorización para inocular las dosis a sus empleados figuran Arcelor Mittal, Iberdrola, Mercadona, El Corte Inglés, Ford España, Grupo Altadía, Randstad, Urbaser, la empresa pública EMT Valencia o el centro portuario y sus empresas. “Necesitamos con urgencia que la gente esté vacunada. Las empresas tenemos que ayudar porque hay sectores a los que se les plantea un serio conflicto de gestión por el hecho de ir a vacunarse”, sostiene el presidente de la patronal valenciana, Salvador Navarro.

Más información

Una vacunación que comenzó el pasado martes para la franja de 50 a 59 años y que acaba de anunciar su adelanto para el tramo 40 a 49 años. “Ya están siendo llamados, ante el buen ritmo de esta comunidad”, aprecia Navarro. La celeridad en el entendimiento entre la iniciativa público-privada es, dice, “una cuestión de voluntades. Todos hemos sido conscientes de que negociar significa ceder y hacer concesiones”. Y añade: “Valencia es turismo, pero también industria. Nuestro puerto es el primero de España y el cuarto de Europa. El exportador necesita salir a vender ya con su carné de vacunación, independientemente de su edad. Las PCR y cuarentenas suponen, además, un sobrecoste importante”.

Otras comunidades

Un marco en el que la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia se siente “discriminada” y habla de “agravio comparativo”. Su presidente, Manuel Espinar, apunta que fueron “los primeros en solicitar la autorización para vacunar a través de las mutuas, y la Generalitat nos la denegó sin ningún tipo de argumento científico”. Algo que denuncia como portavoz de un “sector estratégico, con el verano a las puertas y con la amenaza de una voraz competencia en un momento en el que los gobiernos demandan territorios seguros para que viajen sus ciudadanos”.

Este jueves también ha arracado la vacunación laboral en Andalucía dentro del Plan Sumamos. La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) la ha puesto en marcha en colaboración con la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y las organizaciones territoriales de la patronal. La compañía Alestis Aerospace se convierte en el primer centro de trabajo andaluz de vacunaciones para la franja de 40 años, con una previsión de 50 pacientes por hora. La compañía, en colaboración con el clúster Andalucía Aerospace, coordinará el proceso de vacunación de los empleados de las empresas del Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía, Aerópolis.

Más información

Por su parte, en Cataluña se ha dado luz verde al acuerdo entre el departamento de Salud y las mutuas para que su personal sanitario colabore en un módulo de vacunación de la Fira de Barcelona, como ha explicado el secretario técnico de la Comisión de Salud de Fomento del Trabajo, César Sánchez. También más de 200 empresas y mutuas se unen a la sanidad canaria para avanzar en la vacunación.

En Castilla y León, su consejería de Sanidad no descarta “activar el protocolo de colaboración público-privada en el caso de que lleguen más vacunas”. Acción que acaba de ser autorizada, según la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), para el caso de las empresas que mantienen negocios e inversiones en el exterior, como había solicitado la patronal. Su secretario general, David Esteban, apunta que “era importante inmunizar con prioridad a los trabajadores que deben de salir fuera del país y salvar sus contratos internacionales”.

La vacuna corporativa avanza de forma desigual en otras autonomías. Galicia la ofrece de forma voluntaria a empresas con más de 500 trabajadores y Aragón ha comenzado en los mataderos de Binéfar. Castilla-La Mancha firmará su adhesión al Plan Sumamos la próxima semana y Madrid no descarta hacerlo en los próximos días, en tanto que Baleares mantiene la prohibición de vacunar en centros de trabajo.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50