Seat pide acelerar la venta de coches eléctricos antes de decidir sobre la fábrica de baterías

El presidente de la automovilística, Wayne Griffiths, cree que la implementación por autonomías del plan Moves III retrasa su eficacia

Wayne Griffiths, presidente de Seat.
Wayne Griffiths, presidente de Seat.

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, tiene claro qué orden de prioridades debe seguir la industria automovilística española ante el reto de la electrificación: primero se tienen que comprar coches eléctricos para después preocuparse de qué infraestructuras se necesitan, como la fábrica de baterías. Griffiths, que ha presentado este martes el nuevo Cupra Born —el primero modelo 100% eléctrico de la marca española, aunque se fabrica en Alemania—, ha lamentado que España esté a la cola de la electrificación del parque de automóviles. En su opinión, el plan Moves III de ayudas para la compra de estos vehículos es bueno, pero su implementación por autonomías le resta eficacia.

“Mi prioridad en estos momentos es vender coches eléctricos en España. Antes de hablar de fábricas de baterías, por favor, empecemos por esto”, ha dicho Griffiths en una rueda de prensa telemática posterior a la presentación del Cupra Born. El presidente de las marcas Seat y Cupra ha trasladado así la responsabilidad de transformar el parque de automóviles a la demanda y no a las infraestructuras o fabricantes que se necesitan. El primer coche eléctrico de Seat no se fabrica en la planta de Martorell (Barcelona), y la reindustrialización de Nissan con una posible fábrica alternativa de baterías sigue en el aire, pero Griffiths ha asegurado que antes de todo ello hay que generar una demanda fuerte para que lleguen las inversiones y los proyectos.

Griffiths ha señalado que en ventas de coches eléctricos este año, España solo está por encima de Grecia en Europa, con un 5% de coches cero emisiones vendidos. La media europea está en el 10% y países como Noruega alcanzan el 80%. El Gobierno preparó un plan de ayudas para incentivar la compra de coches electrificados, el plan Moves III que entró en vigor el mes pasado, con un presupuesto inicial de 400 millones.

El presidente de Seat ha puesto en valor este plan, que ayuda al sector, pero ha avisado de que su implementación por autonomías “va muy lenta”. “En otros países es una implementación a nivel nacional de los fondos y es mucho menos burocrático. España no puede perder el tren de la electrificación”, ha advertido. Seat, ha recordado, ya cuenta con una gama de coches híbridos enchufables, y ahora con un eléctrico completo, para empezar a dar respuesta a la demanda. Griffiths también ha reclamado más planes de formación en el ámbito de la electrificación, y ha destacado que Seat ya está en proceso de selección para formar a más de 500 técnicos en electrificación.

El Cupra Born se fabricará en Zwickau (Alemania), con la plataforma modular eléctrica (MEB) del grupo Volkswagen, y llegará al mercado este año. El modelo costará entre 32.000 y 34.000 euros, una suma que en la mayoría de países se verá reducida por los planes de ayudas a la electrificación. Con este nuevo modelo, Cupra se consolida aún más como marca, y aunque sus mercados principales son España y países de Latinoamérica como Chile, México, Perú o Colombia, se abrirá a nuevos mercados, como Australia (donde la marca Cupra se venderá en solitario), Corea del Sur, Japón o Taiwan.


Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción