Impuesto Sociedades

La UE apoya la propuesta de Yellen de fijar un tipo mínimo mundial del impuesto de sociedades

Francia, España y Alemania se suman al llamamiento que hizo el lunes la secretaria del Tesoro de EE UU

Agencias
Bruselas / Madrid - 06 abr 2021 - 17:59 UTC
El presidente de EE UU, Joe Biden, junto a la secretaria del Tesoro Janet Yellen.
El presidente de EE UU, Joe Biden, junto a la secretaria del Tesoro Janet Yellen.Patrick Semansky / AP

La Comisión Europea ha mostrado este martes su confianza en que las recientes declaraciones de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, a favor de una imposición mínima para empresas a nivel global, faciliten que se alcance un acuerdo este verano al respecto en el seno de la OCDE. “Esperamos que las declaraciones de la secretaria Yellen (...) den un nuevo impulso para una solución consensuada este verano”, ha señalado el portavoz económico del Ejecutivo comunitario, Daniel Ferrie, quien ha recordado que la fiscalidad de la economía digital es de “máxima prioridad” para Bruselas. También se han pronunciado a favor de esta medida, de manera individual, los Gobiernos de España, Francia o Alemania, y el mismo FMI ha apoyado la propuesta.

La confianza de las autoridades europeas se basa tanto en las declaraciones de Yellen a favor de un nivel mínimo de imposición a nivel global sobre las empresas como en el hecho de que la nueva administración de Joe Biden haya retirado de las negociaciones la exigencia de que algunas compañías pudieran quedar fuera de las reglas globales. Ferrie ha aprovechado para recordar que “la credibilidad” de las negociaciones dependen de que todos los socios “trabajen juntos” para lograr un acuerdo “político”, por lo que ha instado a todas las partes implicadas a “seguir comprometidos con las conversaciones”.

Más información

Además, ha subrayado que el Ejecutivo comunitario está “comprometido” con garantizar que las multinacionales pagan una parte “justa” de impuestos allá donde generen beneficios y han recordado que retomará sus planes para un gravamen europeo si las negociaciones de la OCDE no llegan a buen puerto.

El lunes, Yellen había insistido en la propuesta de Biden de aprobar un nivel impositivo mínimo a nivel global para las empresas, de forma que se evite la “carrera” a la baja en el impuesto de sociedades que existe actualmente. Para la expresidenta de la Fed, la credibilidad en el extranjero “empieza con la credibilidad en casa”. “Estamos trabajando con los países del G20 para acordar un tipo mínimo del impuesto sobre sociedades a nivel global que pueda frenar la carrera hasta el fondo”, esgrimió. La secretaria del Tesoro ha defendido que un tipo mínimo a nivel global para las empresas se podrá emplear para que la economía “se desarrolle” con más igualdad de oportunidad en la fiscalidad de empresas multinacionales y que “estimule la innovación el crecimiento y la prosperidad”.

El mismo Fondo Monetario Internacional (FMI), que este martes ha dado a conocer sus previsiones en el informe Perspectivas Económicas Mundiales, se ha mostrado a favor de la posibilidad de establecer un impuesto mínimo a nivel global para gravar los beneficios de las corporaciones, según ha indicado la economista jefe de la institución internacional, Gita Gopinath. “Hemos estado desde hace tiempo a favor de un impuesto mínimo de sociedades a nivel global”, ha afirmado Gopinath en la rueda de prensa posterior a la publicación del informe, y ha reiterado la importante preocupación que representan la evasión y la elusión fiscal.

La economista jefe del FMI ha evitado ofrecer una cifra concreta sobre cuál sería el gravamen mínimo adecuado en opinión del FMI, limitándose a señalar que se trata de una cuestión que la institución “está estudiando”. “Los Gobiernos tendrán que reconstruir sus posiciones fiscales tras la crisis y para eso serán necesarias medidas”, ha apuntado. En su informe, el Fondo defiende que el espacio fiscal se puede generar a través de medidas que no solo aumenten los ingresos sino que también mejoren la progresividad, ya sea aumentando los impuestos a las personas más ricas y a las corporaciones altamente rentables que se han visto relativamente menos afectadas por la pandemia, cerrando así las lagunas fiscales internas, reduciendo los gastos tributarios y mejorando la administración de los ingresos.

Apoyos

El presidente español, Pedro Sánchez, también aplaudió la propuesta de Yellen de crear un impuesto de sociedades armonizado a nivel global, al considerar, según ha señalado en su comparecencia de este martes, que se trata de un tema incluido en “la agenda progresista” del Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos. Sánchez incidió en la necesidad de abrir este tipo de debates. “Es fundamental a escala global que abordemos dos elementos fundamentales: el vinculado con un tipo mínimo en el impuesto de sociedades y, en segundo lugar, la imposición a las grandes plataformas digitales”.

“Son dos debates muy importantes”, afirmó Sánchez, quien recordó el trabajo realizado por España tanto en el G20 como en la OCDE y la UE para avanzar en la armonización del impuesto de sociedades. En este sentido, se refirió por un lado a las plataformas digitales para apuntar que “en estos últimos meses, como consecuencia de la pandemia, han revalorizado mucho su capitalización en Bolsa” y que “compiten en condiciones de desigualdad respecto a otras empresas que sí pagan sus impuestos”. Además, en referencia a la UE, criticó que “unos países tienen unos impuestos de sociedades muy inferiores” al español, y que por ello “existe una competencia que tiene que ser corregida”.

En la misma línea se ha pronunciado el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire. “Damos la bienvenida al apoyo de EE UU a un impuesto de sociedades mínimo”, ha dicho a Reuters este martes, y ha añadido que también pretende avanzar con Yellen en las conversaciones internacionales para reescribir las reglas de fiscalidad transfronteriza de las empresas digitales. “Un acuerdo global sobre tributación internacional está ahora a nuestro alcance. Debemos aprovechar esta oportunidad histórica“, agregó.

El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, ha por su parte declarado que la propuesta de Yellen representa un “gran paso adelante” y vaticinó que se pueda llegar a un acuerdo global ya este año. “Confío en nuestra capacidad para acabar con esta mala tendencia“, ha dicho.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50