Opinión
i

Crédito sin recuperación

A medida que la recuperación económica se aplaza por la escalada de contagios, menos empresas serán capaces de devolver sus préstamos

Sede del Banco de España, en Madrid, en una foto de archivo.
Sede del Banco de España, en Madrid, en una foto de archivo.Efe

Hace en torno a una década, con la crisis financiera global y la posterior de deuda soberana en Europa, hubo un término utilizado por parte de bancos centrales, instituciones internacionales y economistas para explicar lo que estaba sucediendo: recuperación sin crédito (creditless recovery). Una salida a la crisis —a diferentes velocidades, eso sí— con unos niveles muy bajos de nuevo crédito a empresas y familias. Los agentes privados estaban muy endeudados y, además, los bancos tenían suficientes problemas de deterioro de activos como para plantearse conceder nuevos préstamos. Se habla...