Protestas sociales

Los sindicatos convocan protestas contra el Gobierno para exigir la subida del SMI y la derogación de la reforma laboral

CC OO y UGT rechazan la ampliación del periodo de cómputo de las pensiones a 35 años

Desde la izquierda, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el de CC OO, Unai Sordo.
Desde la izquierda, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el de CC OO, Unai Sordo.Isaac Buj / Europa Press

Los sindicatos mayoritarios se han propuesto calentar el invierno. Las dos centrales de trabajadores han acordado este jueves convocar movilizaciones en febrero “para exigir la puesta en marcha de reformas sociales”. Tras una reunión por separado de sus respectivos Consejo (CC OO) y Comité (UGT) confederales, ambas organizaciones han emitido un comunicado conjunto en el que no concretan qué tipo de protesta van a convocar y remiten a una reunión que las cúpulas de los dos sindicatos mantendrán el próximo martes.

La lista de demandas que hacen los sindicatos, tras el encuentro de sus máximos órganos de dirección entre congresos, es reiterada desde hace meses. Aunque en las últimas semanas han subido la intensidad en sus declaraciones y con un añadido: la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Para ambos es “injustificable la negativa del Ejecutivo de subir” el suelo legal de las retribuciones de los trabajadores y recuerdan al Gobierno su compromiso de subirlo hasta el 60% del sueldo medio neto durante la legislatura.

A esta primera petición, se añade la “derogación de las reformas laborales”, en referencia a la de 2010, aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y la de 2012, la del PP. También se exige la anulación de la reforma de pensiones de 2013, hasta ahora suspendida. Junto a ello están temas ya abiertos, pero pendientes de resolución: la prórroga de los ERTE, la firma de un nuevo acuerdo salarial estatal o un plan de choque contra la siniestralidad laboral.

Uno de los puntos que más irrita a los sindicatos es la aparición en los medios de comunicación de propuestas sobre la reforma de pensiones que no aparecen en las documentos que se les entregan, concretamente se refieren a la ampliación del periodo de cómputo de las pensiones de 25 a 35 años. “No lo vamos a aceptar”, subrayan.

También provoca indignación que el Ejecutivo no retome las conversaciones para derogar la reforma laboral. “Hay que poner fin a esta táctica dilatoria para no perturbar a la patronal”, añaden. Tanto CC OO como UGT creen que ha llegado el momento de volver a negociar los cambios de los temas de la reforma laboral que estaban negociando cuando estalló la pandemia: prioridad en la aplicación de los convenios colectivos sectoriales, recuperación de la prórroga indefinida de los convenios caducados (ultraactividad) o las subcontratas.

Lo más visto en...

Top 50