Opinión
i

Un tango anticrisis

Los estímulos fiscales y monetarios pueden acercar la expansión o provocar nuevas turbulencias

Christine Lagarde, presidenta del BCE.
Christine Lagarde, presidenta del BCE.REUTERS

La economía inicia el año con grandes esperanzas depositadas en los recién aprobados presupuestos generales, de corte altamente expansivos, y en los potentes estímulos monetarios desplegados por el BCE, que convierten la financiación de la deuda en un ejercicio cuasi indoloro. En los próximos meses, la política fiscal inyectará nada menos que 61.000 millones de gasto adicional en la economía, mientras que el banco central seguirá comprando la mayoría de...