Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fantasma de la suspensión planea sobre la feria del automóvil

El Salón de Ginebra resuelve este viernes sobre su cancelación

Presentación de Mercedes durante el Salón del Automóvil de 2019.
Presentación de Mercedes durante el Salón del Automóvil de 2019.

La sombra del coronavirus planea sobre el Salón del Automóvil de Ginebra 2020, que podría correr la misma suerte que el Mobile World Congress de Barcelona, y ser la próxima víctima de la epidemia. La organización de la muestra mundial más importante del sector se reúne este viernes para decidir si cancela la cita que debe comenzar el 3 de marzo para periodistas y el 5 para el público.

Aunque los responsables del comité organizador y Palexpo, la entidad equivalente a Ifema en Madrid o Fira en Barcelona, confirmaron el miércoles la celebración, el certamen podría cancelarse ante el auge de contagios por la Covid-19 en Europa. Nadie quiere dar el paso definitivo para evitar asumir reclamaciones, pero los directivos de Palexpo están en contacto constante con las autoridades sanitarias del país helvético y del Cantón de Ginebra para adoptar cualquier decisión. Y según la opinión generalizada entre las marcas presentes en España, hay muchas más posibilidades de que se cancele que de celebrarse, aunque nadie lo reconoce públicamente.

Otra posibilidad que está cobrando fuerza en las últimas horas es abrir el salón solo al público, pero no desplazar a los medios de comunicación convocados por las marcas para evitar reclamaciones en caso de contagio. De momento, solo Toyota ha confirmado que no viajará: “La participación de Toyota en el salón y el puesto se mantienen, pero Toyota España ha decidido no viajar”.

Los responsables de otras firmas presentes en el mercado español han tomado ya medidas preventivas, aunque también preferirían no acudir. “Si al final se celebra vamos a reducir al mínimo imprescindible la presencia de nuestros empleados en el interior del recinto para minimizar riesgos de contagio”, señala un director de comunicación que no quiere identificarse.

La situación del certamen de Ginebra perjudica en especial a Seat, que al tener la matriz en España, es la que más personal traslada al evento, unas 200 personas. Además, el certamen es un escaparate clave en su ofensiva de productos, porque está previsto presentar el nuevo Cupra Formentor y se muestran también los nuevos Seat León y Cupra León 2020 desvelados en las últimas semanas.

Más que el peligro de contagio, lo que más preocupa a las delegaciones es que sus empleados queden retenidos en el país helvético sin posibilidad de volver a España, o deban pasar una cuarentena a su llegada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >