Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex vuelve a caer y marca mínimos del año por el miedo al coronavirus

El selectivo español cae un 2,45% con la banca como sector más castigado, mientras el resto de europeas también caen

Un panel informativo muestra la evolución del IBEX 35 en el Palacio de la Bolsa en Madrid, el 24 de febrero.
Un panel informativo muestra la evolución del IBEX 35 en el Palacio de la Bolsa en Madrid, el 24 de febrero. EFE

Por segunda jornada consecutiva, las Bolsas europeas sucumbieron este martes al temor por el impacto del coronavirus. La aparición de casos en España, tras los de Italia o Corea del Sur, arruinó el inicio al alza de la sesión. El Ibex, con una caída del 2,45%, cerró en 9.250,8 puntos, su nivel mínimo del año, con los bancos lastrando el índice. El resto de Bolsas europeas también registraron descensos, mientras se mantuvo la fuga de los inversores hacia valores refugio, como la deuda soberana de grandes potencias.

El avance de la epidemia de coronavirus plantea un interrogante fundamental: ¿Qué consecuencias puede tener sobre la economía? El virus no tiene una tasa de mortalidad alta (un 2% de media, aunque es más serio en personas mayores y con patologías previas), pero las medidas que toman las autoridades para contener su expansión sí afectan gravemente a las empresas, con problemas de suministro, de tránsito de personas, de mercancías, etc.

Ayer, la mirada viró hacia los bancos, ante la posible reacción de los bancos centrales a una no concretada ralentización económica en forma de rebaja de tipos. Así, en el Ibex, que perdió un 2,45%, la banca fue uno de los sectores más castigados. El Sabadell perdió un 4,5%, el tercer peor valor del Ibex, mientras CaixaBank, BBVA y Santander superaron el 3%. Bankia se quedó en el 2,9%. “El selectivo español se ve especialmente penalizado por el peso que tiene en el mismo el sector bancario, en un momento en el que se vuelve a hablar de intervención por parte de los bancos centrales”, explicó en una nota Aitor Méndez, analista de IG España.

En todo caso, solo tres valores del Ibex acabaron con ganancias (MasMovil, Cellnex y Mediaset). Junto a los bancos, se vieron penalizadas constructoras como ACS (-4,7%), tecnológicas como Indra (-4,57%) o industriales como CIE Automotive (-4,3%). Los valores turísticos volvieron a sufrir: Meliá se dejó un 3,5%, por un 2,1% de IAG y Aena.

Méndez destacaba “el repunte de la aversión al riesgo en todos los mercados y especialmente, en la renta variable europea”. “Solo en los momentos más duros de la guerra comercial, los ánimos de los inversores europeos estuvieron tan crispados como lo están en la actualidad”, afirmó el experto.

El resto de parqués europeos también registró nuevas caídas, algo más leves que la del Ibex. Londres se dejó un 1,96%, París un 1,94%, Fráncfort, un 1,88% y Milán, un 1,44%. Valores turísticos como TUI, Accor, EasyJet o la crucerista Carnival, industriales como Continental o Arcelor y, de nuevo, bancos como BNP, Societé General o Credit Agricole estuvieron sufrieron pérdidas en los parqués europeos.

Esty Dwek, analista de Natixis Investment Managers Solutions, destacó que “los recientes casos de propagación fuera de China hacen crecer la idea de que el impacto puede ser más amplio y duradero de lo que se creía inicialmente”, aunque no ve de momento que se pueda ver afectado el crecimiento global. A su juicio, los sectores más afectados serán los de los viajes y el entretenimiento, que “no recuperarán las pérdidas” durante el año, mientras que sí lo harán el sector tecnológico o el del automóvil. Axel Botte, estratega de Ostrum AM pone el acento en el sector turístico, tanto en Italia, como Francia (“en Francia ya se está viendo un fuerte descenso de la llegada de turistas chinos”). España, cuyo sector turístico pesa un 13% en el PIB, está en la misma línea.

La huida de la renta variable, además de en la bajada de las bolsas, se notó en el aumento de la demanda de la deuda de países punteros. Cuanta más demanda de estos valores, menor es la rentabilidad que ofrecen. Así, el interés del bono estadounidense a 10 años cayó a 1,32%, su mínimo histórico, por debajo incluso del 1,325% que marcó tras el referéndum del Brexit en junio de 2016. También la rentabilidad del bono alemán ahondó en territorio negativo (-0.5%), mientras subía la del bono español, con lo que la prima de riesgo subió a 72 puntos, tres más que el lunes. En cambio, el oro, que el lunes alcanzó máximos desde 2013, cayó ligeramente. El petróleo, por su parte, siguió su trayectoria descendente: cayó un 1,5%, hasta 55,6 dólares. Hace menos de una semana estaba en 59 dólares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información