El Gobierno refuerza Hacienda para la gestión de los fondos europeos de recuperación

El comité técnico que asesorará al Gobierno en la utilización del plan de impulso europeo contará con un máximo de 20 funcionarios

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras el consejo de ministros del 22 de diciembre.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras el consejo de ministros del 22 de diciembre.Víctor Sainz

El Boletín Oficial del Estado, que ha vivido uno de sus años más productivos e intensos debido a la gran actividad normativa para hacer frente a las consecuencias de todo tipo de la pandemia de coronavirus, despide el año con una edición también cargada de medidas relevantes. El último boletín de 2020 incluye los Presupuestos Generales del Estado, los primeros desde 2018, y el real decreto de reforma de la Administración que busca agilizar la gestión de los fondos europeos para hacer frente a la pandemia, que entran en vigor el 1 de enero. Además, recoge dos reales decretos que modifican la estructura de la Presidencia del Gobierno y del Ministerio de Hacienda para reforzar el control de la gestión de esas ayudas.

En la norma de reforma de la Administración, se establece que el Gobierno dirigirá la gestión de los fondos a través de una Comisión para la Recuperación, Transformación y Resiliencia, que presidirá Pedro Sánchez y que contará con el apoyo de un Comité Técnico. Este Comité estará formado por “un máximo de 20 miembros” que serán elegidos por la Comisión. Según el decreto, se elegirán atendiendo a criterios técnicos, en función de su experiencia en la gestión de fondos europeos “siempre que tengan la condición de empleado u órgano directivo de la Administración General del Estado”.

Esta misma norma, en su artículo 20, establece la existencia y define las funciones de una autoridad responsable del Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia, que recae en el “centro directivo del Ministerio de Hacienda con competencia en materia de fondos europeos”. Este organismo será la “autoridad responsable ante las instituciones europeas” de los planes de recuperación y resiliencia, actuará de coordinador entre los distintos ministerios y organismos públicos concernidos en el plan diseñado por el Gobierno, al tiempo que supervisará sus progresos y dirigirá el Comité Técnico mencionado anteriormente. Para ello, la norma prevé que se dote a este departamento de “los recursos personales y materiales necesarios”.

De ahí la remodelación del Ministerio de Hacienda, que pretende “adaptar la estructura orgánica del Ministerio a las necesidades económicas actuales”. Entre otras cosas, se crea, dentro de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos, que es la responsable de planificar, coordinar y controlar las actuaciones sobre los fondos europeos, una Secretaría General de Fondos Europeos. El objetivo es que “la persona titular de la misma cuente con el rango jerárquico adecuado para llevar a cabo una mejor interlocución con las Instituciones europeas y pueda coordinar adecuadamente las actuaciones que en esta materia se implementen con el resto de departamentos ministeriales” en el marco del plan de Transformación y Resiliencia diseñado por el Gobierno para absorber la parte que corresponde a España del fondo europeo de recuperación (Next Generation EU), unos 140.000 millones de euros. También se crea, dependiente igualmente de la Secretaría de Presupuestos y Gastos, “Dirección General del Plan y del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia”.

En declaraciones a EL PAÍS, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya advertía que el mayor desafío relativo a los fondos europeos es la ejecución, para lo que el Gobierno redactó el plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que Montero calificó de “esfuerzo importante de identificar cuáles son las palancas de cambio que tienen que permitir conquistar el futuro”. Una vez hecho ese trabajo, en la ejecución de los fondos es “obvio que el rol de Hacienda tenía que ser importante”. “Entrar en la ejecución es entrar en el día a día de la licitación, la contratación, la fórmula de colaboración público-privada, en la que evidentemente la experiencia de los ministerios de Hacienda y de las consejerías de Hacienda es sin duda un valor añadido para que [el resto de] los ministerios puedan conocer las mejores prácticas, los podamos ayudar, no se creen cuellos de botella”, afirmó, subrayando también la “especial relación” de su departamento con las comunidades. En cualquier caso, tomaba la responsabilidad del manejo de los fondos europeos como una oportunidad: “Es complejo, es un gran reto, pero hay tanto que impulsar desde ahí que creo que se identifica uno fácilmente, se ilusiona y creo que lo que nos va a sobrar son proyectos”.

En cuanto a las modificaciones en el Ministerio de Presidencia para reforzar las estructuras que gestionarán esos fondos, se crea la Secretaría General de Asuntos Económicos y G20, al frente de la cual, con rango de subsecretario, estará Manuel de la Rocha. Esta nueva Secretaría sustituye al anterior Departamento de Asuntos Económicos y G-20, que antes dependía del Gabinete de Presidencia. De esta nueva secretaría dependerán tres subdirecciones generales: la Unidad de Políticas Macroeconómicas y Financieras, la de Políticas Socio-Laborales y la de Seguimiento del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50