Jóvenes con el salario en el congelador

En 2020 han subido los sueldos de entrada para los recién titulados, pero el año próximo no tendrán la misma suerte

Los informáticos perciben entre 24.000 y 33.000 euros anuales al incorporarse al trabajo
Los informáticos perciben entre 24.000 y 33.000 euros anuales al incorporarse al trabajoAYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ / Europa Press

Enero, marzo y abril. Son los meses en los que las empresas españolas abordan las revisiones salariales de sus empleados. Ya queda poco para saber qué deparará 2021 a las plantillas, aunque las noticias no parecen demasiado halagüeñas a tenor del informe que anualmente realiza PeopleMatters. En el año que está a punto de comenzar los aumentos retributivos serán inferiores a los de 2020, raquíticos. La subida media quedará en el 1,35%, frente al 2% del ejercicio actual, según se desprende del informe que la consultora de recursos humanos realiza anualmente. Pero todavía tres de cada diez empresas están pendientes de decidir. Y casi el 20% pretende congelar los salarios en alguna de las categorías profesionales y el 9,5% a todo el personal.

“Vemos mucha contención, mucha prudencia, incluso aunque haya buenas noticias con la llegada de las vacunas del coronavirus”, indica Juanvi Martínez, director de Career de Mercer. En el sondeo que realizó el pasado octubre esta consultora los incrementos que preveían las empresas para 2021 estaban en línea con los practicados en 2020: en torno al 2%, “aunque muchas de ellas no habían decidido todavía porque hay empresas que están retrasando sus subidas salariales y podrían revisar a la baja esa cantidad. El incremento va a depender mucho de lo que ocurra en la segunda parte del año”, avanza. Y puede que se registre incluso una deflación salarial, en opinión de Ernesto Poveda, presidente de ICSA Grupo, tal y como está ocurriendo en Francia o Italia, asegura.

Por el momento, técnicos cualificados y comerciales son los que saldrán más beneficiados, con aumentos medios del 1,4%, frente al 1% del resto (incluidos los directivos que, eso sí, percibirán las mayores subidas “por mérito”). En 2020 el 83,5% de las empresas consultadas por PeopleMatters practicaron aumentos retributivos en alguno de los niveles profesionales de sus plantillas. Los escalafones de la base de la pirámide resultaron los más favorecidos, al contrario de lo que viene ocurriendo en los últimos años. Operarios, administrativos, comerciales, técnicos cualificados y mandos intermedios vieron subir sus emolumentos un 2%, en tanto que el incremento de la dirección general quedó en el 1,90%. Algo que en 2021 se va a dar la vuelta, tendiendo a la práctica habitual: más empresas recompensan a sus directivos más que a sus empleados de base.

Graduados que arrancan

Son tiempos de crisis y de recortes. Tiempos difíciles para empezar una carrera profesional. Los universitarios que la han arrancado este año han estado de enhorabuena porque los salarios de entrada han aumentado, un 5%, según PeopleMatters, que ha analizado los salarios de entrada ofrecidos por las empresas por categorías profesionales. El promedio entre los graduados oscila entre 23.500 y 28.900 euros brutos anuales, cifra levemente inferior a la de los dobles graduados, que va de 24.400 a 30.000 euros. Los titulados universitarios con un máster salen mejor parados, con sueldos iniciales de entre 25.000 y 31.000 euros “porque el mercado reconoce el posgrado como un plus, una mayor especialización”, según Victoria Gismera, directora de la compañía.

Así lo atestigua el responsable de recursos humanos de EY, José Luis Risco. Con un ejercicio fiscal que acaba en julio, la firma tiene previsto contratar a 1.200 graduados, como en 2019. Ya se han incorporado 550 y después de Navidad “llegaremos a esa cifra”, indica Risco, que destaca el hecho de que la compañía mantenga su ritmo de fichajes en el año de la covid-19. Los salarios de entrada se mantienen planos, entre 24.000 euros para los graduados y 28.000 euros brutos anuales para ingenieros con posgrados. Tampoco en 2021 pretenden revisar al alza estas retribuciones. Lo mismo que probablemente sucederá con el resto de la plantilla.

En Vodafone se repite la situación. Tras una subida media cercana al 2% para el conjunto del personal, Denise Sales, responsable de organización de la operadora en España, señala que los sueldos para las nuevas contrataciones de jóvenes, que permanecen activas, están congelados y así seguirán en 2021.

Los ingenieros son los titulados mejor pagados, con salarios de entrada de 26.000 a 32.000 euros anuales, con arreglo a los datos de PeopleMatters. Los másteres son menos apreciados entre estos profesionales, a los que apenas se les suman entre 1.000 y 1.500 euros por poseerlos. Los ingenieros técnicos perciben salarios muy similares, de entre 25.000 y 31.000, si bien son de los pocos perfiles que en 2020 han visto disminuir sus retribuciones iniciales.

Otras estrellas del momento son los profesionales informáticos, que ingresan en las compañías con remuneraciones de entre 24.000 y 33.000 euros, y sobre todo los expertos digitales y data scientist, cuyos emolumentos suben a entre 27.000 y 36.000 euros brutos al año.

Ellos serán precisamente los recién llegados a las organizaciones más numerosos el año próximo. De hecho, el 53% de las compañías consultadas por PeopleMatters planea incorporar personal informático, un 9% más que en 2020 probablemente por los efectos de la covid y el trabajo en remoto, aprecia Gismera; el 59% busca especialistas en datos y el 41% perfiles especializados en ciberseguridad. También pretenden fichar a técnicos cualificados y comerciales cuatro de cada diez compañías.

Por categorías profesionales, la oscilación de los salarios de entrada a una empresa son muy superiores a las de los recién licenciados. Los directivos, por ejemplo, se mueven entre 55.000 y 89.000 euros anuales. Los mandos intermedios, entre 36.600 y 52.800; los técnicos cualificados, entre 26.000 y 33.000; unas cifras muy similares a las de los comerciales; en tanto que administrativos y operarios cobran entre 18.000 y 24.500 euros brutos al año.

La evolución de la remuneración depende mucho de si los profesionales se incorporan a una pequeña o a una gran organización, aprecia Ernesto Poveda, que celebra la subida experimentada en 2020 por los jóvenes titulados, no sin señalar que “subir un poco los sueldos cuando se parte de niveles tan bajos es como decir que seguimos en un pantanal”. Poveda cree que en lugar de elevar el salario mínimo interprofesional, tal y como se está discutiendo actualmente en el Gobierno y la mesa de diálogo social, lo que habría que hacer es conseguir unos salarios dignos en España.

Más información

Lo más visto en...

Top 50