Opinión
i

¡Más madera!

El programa de compras del BCE es una respuesta lógica a la crisis, pero hay que pensar a futuro

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, el viernes en Bruselas.
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, el viernes en Bruselas.POOL / Reuters

Habrán observado que el título del artículo se ha tomado de la película Los hermanos Marx en el Oeste. En una de sus más famosas y desternillantes escenas, Groucho vocifera a sus hermanos que le traigan piezas de los vagones o asientos del tren en el que están montados para que los pueda utilizar como combustible para que el vehículo no se pare. Algo parecido parece estar sucediendo con las últimas decisiones del Banco Central Europeo. Hace unos días decidió ampliar la magnitud del programa de compras de bonos soberanos y privados por motivo de la pandemia en medio billón de euros para ...