Montero hace un llamamiento a la unidad para salir de la crisis y encarar la recuperación

La ministra de Hacienda anima a las empresas a presentar sus proyectos para los fondos europeos

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.Europa Press

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha llamado a la unidad para afrontar la crisis económica desatada por la pandemia y empezar a trabajar activamente en la reconstrucción. “O este proyecto es colectivo o no podrá alcanzar los beneficios que estamos diseñando”, ha dicho este viernes en la clausura de la segunda jornada del foro Construyendo un futuro sostenible. Diálogos para la recuperación económica, organizado por EL PAÍS, Cinco Días y Cadena SER y patrocinado por Seopan, Tecniberia y Deloitte. En su intervención, la ministra ha animado a las empresas a analizar los fondos europeos que empezarán a llegar a partir de 2021 y a presentar proyectos para su ejecución. “Serán bienvenidos todos aquellos que quieran colaborar”.

Sobre lo que no ha habido detalles es acerca de los ajustes fiscales que el Gobierno planea implementar el año que viene. Hacienda envió el jueves a Bruselas el Plan Presupuestario para 2021, que prevé un alza de ingresos de 33.447 millones, unos 7.000 de ellos procedentes de medidas fiscales que están desglosadas solo en parte en el documento. “No voy a trasladar nada hasta que no termine de negociar con todos los grupos políticos”, ha comentado Montero antes de su intervención en el evento.

Entre los cambios concretos en esta materia, el Plan Presupuestario recoge las nuevas tasas Google y Tobin, la introducción del gravamen al plástico, la nueva ley contra el fraude y una subida del IVA del 10% hasta el 21% a las bebidas azucaradas. Pero también refleja una serie de medidas sin concretar en el ámbito de la imposición directa e indirecta que arrojarían en conjunto más de 4.000 millones en dos años. Previsiblemente, serán subidas en el IRPF de las rentas altas y en sociedades, medidas que ya estaban contempladas en el acuerdo de coalición, y posibles eliminaciones de tipos reducidos del IVA para algunos productos. “Me tienen que permitir la discreción porque las negociaciones son muy importantes”, ha insistido Montero al ser preguntada por los detalles. “Lo que sí vamos a hacer son algunos ajustes fiscales que trasladaremos cuando presentemos los Presupuestos”.

En su intervención en el evento, la ministra ha lanzado varias indirectas al bloqueo que mantiene la oposición y al tono bronco que se ha instalado en el Congreso. Ha lamentado que aunque el diagnóstico de la actual situación económica sea compartido ―"lo que nos ha traído aquí es el virus"― sea tan difícil encontrar un acuerdo entre partidos: “Observamos con bastante envidia que en otros países hay más armonía, que el plan de recuperación es algo que afecta a todos”.

Crisis económica

España está siendo uno de los países más golpeados por la pandemia tanto en términos sanitarios como económicos. Las últimas previsiones del FMI lo sitúan como el país del entorno que sufrirá el mayor batacazo este año, con un retroceso del PIB del 12,8%. El Gobierno, que confía en que la caída este año sea algo inferior, de un 11,2%, espera también que el fuerte rebote del año que viene ―del 7,2%, en este caso sí en línea con el organismo con sede en Washington― aporte un importante balón de oxígeno a la actividad, aunque reconoce que algunos sectores y colectivos tardarán más en recuperarse.

La misma Montero ha recordado este viernes que la economía española ya contaba con problemas estructurales antes de la llegada del virus, como el elevado desempleo, sobre todo juvenil, o tasa de temporalidad, a lo que se ha añadido que los sectores y los territorios más dependientes del turismo están siendo ahora más castigados y que el pequeño tamaño de las empresas españolas hace más difícil aguantar cualquier golpe. “Tenemos que salir más fortalecidos después de la pandemia”, ha dicho. “Tenemos que acelerar los grandes cambios disruptivos”, ayudar a las empresas a ganar tamaño y favorecer una producción industrial compatible con la defensa del medio ambiente “para que la economía española sea menos vulnerable (...) y para que nos recuperemos a una velocidad razonable”.

Lo que sí parece claro, tanto en España como en el resto de Europa, es que la receta para salir de esta crisis no puede ser la misma que se aplicó en la Gran Recesión, a golpe de austeridad. Por ello, Montero ha destacado que el Gobierno ha puesto a disposición 200.000 millones de euros en ayudas para proteger empresas y rentas ―destacando el salvavidas que han supuesto los ERTE, “una fórmula no coyuntural que ha venido para quedarse”― que esta crisis solo sea “un paréntesis” lo más corto posible.

La ministra también ha recordado el reto y la oportunidad que se abre ahora con la recepción de 140.000 millones de ayudas europeas a lo largo de los próximos seis años entre transferencias y préstamos. “Es imprescindible crear un marco normativo para superar cuellos de botella y agilizar la contratación”, ha asegurado, y aprobar cuanto antes unos Presupuestos que den carpetazo definitivo a las cuentas de 2018 que siguen en vigor y sirvan de “vehículo” para canalizar estos recursos. “Habrá coordinación para que la ventanilla sea única para que las empresas sepan de qué herramientas puedan disponer”, ha dicho Montero. “Lo que necesitamos es unidad”.

Lo más visto en...

Top 50