Fraude fiscal

El fundador del antivirus McAfee, detenido en España por delito fiscal

La justicia de EE UU le acusa de evadir impuestos entre 2014 y 2018 y de lucrarse con la venta de criptomonedas sin advertirlo

Imagen de archivo de John McAfee en septiembre de 2015.
Imagen de archivo de John McAfee en septiembre de 2015.Todd J. Van Emst / AP

John McAfee, el polémico fundador de la empresa de antivirus informáticos que lleva su apellido, fue detenido el sábado en el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, cuando estaba a punto de tomar un avión a Turquía. El arresto se produjo a petición de la justicia de EE UU, que acusa a McAfee de evadir millones de dólares en impuestos de las ganancias supuestamente obtenidas con actividades como el comercio de criptomonedas. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ordenó su ingreso en prisión a la espera de que se resuelva la petición de extradición.

In English

El arresto del empresario, de 75 años, supone el colofón a una investigación iniciada por la Policía Nacional a finales de julio, tras recibir una notificación de Interpol de que había incluido a McAfee en su lista de personas más buscadas con código rojo —prioritario— a petición de EE UU. Informes del FBI apuntaban entonces que el empresario podía estar en España y moverse por los países del espacio Schengen (formado por 23 países de la UE, Suiza, Noruega e Islandia, que permiten la libre circulación de personas).

Las pesquisas permitieron constatar que el millonario pasaba temporadas en Tarragona, aunque las gestiones hechas en hoteles de la zona y en los domicilios de conocidos o amigos, no dieron resultado. La Policía sí comprobó que McAfee había viajado a Alemania, de donde había regresado en un vuelo privado que aterrizó en el aeropuerto de Reus. A partir de ese momento, los investigadores centraron sus esfuerzos en los aeropuertos y, en concreto, en los de Madrid, Málaga y Barcelona. Finalmente, fue en este último donde fue arrestado el sábado a las nueve y media de la mañana cuando iba a tomar un avión con destino a Estambul.

Al día siguiente, McAfee fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción 5, de la Audiencia Nacional, cuyo titular, José de la Mata, le tomó declaración por videoconferencia. Al término de la misma, ordenó su ingreso en prisión preventiva mientras se tramita la orden de extradición. El empresario está recluido en la cárcel de Brians (Barcelona).

Cuentas con testaferros

El empresario estadounidense está acusado de ocultar presuntamente al fisco de su país millones de dólares de ingresos procedentes de la promoción de criptomonedas y de la venta de los derechos para la publicación de su biografía, según el Departamento de Justicia. La Fiscalía estadounidense considera que el empresario usó cuentas a nombre de testaferros para ocultar esos ingresos, obtenidos entre 2014 y 2018. También adquirió a nombre de otros bienes, entre ellos un yate, según la justicia de su país.

El expediente sobre los delitos fiscales de McAfee que ha desembocado ahora en su detención fue abierto por las autoridades de EE UU el pasado junio, pero ha permanecido en secreto hasta su arresto. Según el supervisor bursátil estadounidense, la Securities and Exchange Commission (SEC), el empresario promocionó la compra de criptomonedas entre sus seguidores de la red social Twitter sin advertir de que estaba siendo remunerado por ello. Gracias a ello se embolsó supuestamente más de 23 millones de dólares (19,5 millones de euros). Junto a McAfee, también está acusado su guardaespaldas, Jimmy Watson.

La vida de McAfee, de 74 años, exitoso empresario tecnológico fundador de la empresa de seguridad informática McAfee, una de las más populares del mundo y que vendió a Intel por 7.600 millones de dólares (6.450 millones de euros) a comienzos de la década pasada, ha estado trufada de episodios judiciales desde aquella millonaria transacción. Primero, huyó en 2012 de las autoridades de Belice, donde residía, tras la muerte de su vecino. Se refugió en la limítrofe Guatemala y, desde allí, fue deportado a EE UU, aunque finalmente no fue acusado por aquellos hechos.

En 2019, McAfee aseguró que había huido de EE UU porque afrontaba acusaciones del fisco. En julio de ese año, declaró desde Cuba que no había pagado impuestos durante los últimos ocho años. “No volveré a pagar impuestos. Es inconstitucional e ilegal”, dijo. Ese mes fue detenido en la República Dominicana por portar armas en su yate.

Lo más visto en...

Top 50