Las mujeres representan menos del 20% de los emprendedores de ‘start-ups’ en España

La cifra se mantiene estable desde hace seis años, cuando la plataforma South Summit realizó su primer estudio

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (en el centro), junto a la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, en una foto cedida
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (en el centro), junto a la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, en una foto cedida

Al igual que en otros ámbitos, existe una brecha de género en las start ups. Menos de uno de cada cinco emprendedores de este tipo de empresas en España es una mujer. Es una de las conclusiones del estudio Mapa de Emprendimiento 2020 publicado este lunes por la plataforma de apoyo a start-ups Spain Startup-South Summit. “Desde 2014, los porcentajes [de start-ups creadas por mujeres] rondan el 18%. Un año conseguimos pasar la barrera del 20%, pero inmediatamente nos fuimos para abajo”, ha lamentado la fundadora de la organización, María Benjumea, en la presentación del informe. Sí crecen, en cambio, las empresas que tienen una mujer dentro de su equipo fundador, que ya suponen el 41% de las firmas consultadas.

“Debemos convencernos de que las mujeres somos buenas y que merece la pena que estemos ahí”, ha dicho la ponente en el IE University de Madrid. La principal razón para la falta de nuevas emprendedoras, según Benjumea, es la vinculación del mundo del emprendimiento con los estudios técnicos y científicos, mientras que las mujeres solo representan el 18% de los estudiantes matriculados en las llamadas disciplinas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

Eva Serrano, presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid, matiza que esta diferencia entre géneros se da en las start-ups, pero no en el emprendimiento en general, donde las mujeres representan el 43% frente al 57% de los hombres. “En el caso de las start-ups sí que hay una brecha en la que estamos trabajando", comenta por teléfono. Según Serrano, la diferencia respecto a los hombres radica en la brecha generacional. “Las mujeres que han sido directivas en multinacionales están dando ahora sus primeros pasos, mientras que las más jóvenes ya conciben las empresas como una start-up”, resume la presidenta de ASEME.

Sin embargo, aunque las cifras de South Summit no hayan apenas variado desde hace seis años, el informe de 2020 sí arroja cambios positivos en los negocios en los que emprenden las mujeres. “El año pasado nos dimos cuenta de que las mujeres estaban muy asociadas a sectores que se les podía llamar más femeninos, como el tema de la moda, el impacto social, pero este año no", dice la fundadora de South Summit. En 2020, el principal sector para las emprendedoras es el de fintech (proyectos que agrupan las finanzas y la tecnología).

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, que también emprendió su propio negocio en el pasado, ha destacado la oportunidad que tiene España para atraer al talento femenino global “porque nuestras condiciones de vida y de equiparación laboral son un ejemplo” y porque “es el mejor país del mundo para teletrabajar”, ha declarado durante el evento.

El 63% de los emprendedores es recurrente

El estudio también revela que el 63% de los emprendedores españoles ha creado al menos dos start-ups, una cifra similar a la media europea (65%) y estadounidense (66%) y de ellos, el 18% ha vendido su anterior empresa. Esto disminuye las probabilidades de que el proyecto fracase, que son del 56% en el primer negocio, pero caen al 12% en el tercero. Como consecuencia, la edad media de las start-ups españolas se sitúa ya en los dos años y medio y el 12% registra un EBITDA positivo.

La pandemia ha hecho que los negocios elegidos para emprender varíen respecto al año anterior. En 2020 son las fintech, la salud y la educación los tres sectores en los que más compañías se han creado. El año pasado eran la salud, el comercio electrónico y los servicios para aumentar la productividad de los negocios. Pese al golpe sin precedentes del coronavirus en la economía española, casi el 70% de las empresas consultadas por el estudio aseguran que esperan ampliar sus plantillas de aquí a final de año.

Javier Mejías, de la Fundación Innovación Bankinter, ha destacado en la presentación del estudio cómo la pandemia ha hundido la inversión en las start-ups en lo que va de año un 31% en comparación con 2019, hasta los 570 millones. Pero matiza. “Las operaciones se han incrementado un 15%, por lo que se invierte menos cantidad pero en más compañías”. La principal caída de la financiación procede de los inversores extranjeros, que pasan de representar la mitad de la inversión a una tercera parte, según el experto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS