PRESUPUESTOS GENERALES

Calviño, sobre la congelación del sueldo de los funcionarios: “Todo se tendrá en cuenta”

Calvo, sin embargo, niega la medida y afirma que no está incluida en el diseño de los próximos presupuestos

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso del miércoles. En vídeo, declaraciones de Calviño en una entrevista en Cadena Cope.FOTO: J. J. GUILLÉN (EFE) / VÍDEO: CADENA COPE

El estudio acerca de la congelación del sueldo de los funcionarios en el que trabaja el Gobierno, como adelantó EL PAÍS, ha despertado reacciones contradictorias en el seno del PSOE. Entre ellas las de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Calviño, en una entrevista concedida esta mañana en la cadena Cope, no ha desmentido la posibilidad de que acabe llevándose a cabo. Sí ha asegurado, sin embargo, que “el objetivo es impulsar el crecimiento económico y un planteamiento que hable de recortes no es adecuado. Estamos en las primeras fases de elaboración de Presupuestos y aún hay muchas cuestiones que encajar”.

Más información

“Funcionarios y pensionistas son colectivos importantes para que la economía se recupere. Ahora mismo estamos montando la arquitectura de los presupuestos y las decisiones se tomarán teniendo en cuenta una multiplicidad de factores, pero el objetivo principal es impulsar el crecimiento económico y crear empleo”, ha indicado la vicepresidenta. Calviño, que ha querido matizar que “en últimos años ha habido ganancias tanto de funcionarios como de pensionistas”, quienes “han recuperado las pérdidas sufridas durante la crisis”. En esa línea, ha señalado que los indicadores apuntan a una inflación del 0%, por lo que no se produciría ninguna pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores públicos si se congelase su sueldo.

En cuanto a la preparación de los Presupuestos de 2021 ha indicado que “todo se tendrá en cuenta”, y que “España necesita unas cuentas públicas que respondan a las necesidades de nuestro país ahora, las decisiones se tomarán teniendo en cuenta muchos factores”

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, sin embargo, ha asegurado que el Ejecutivo no va a congelar el sueldo de los funcionarios y que, por lo tanto, no ha incluido esta cuestión en la propuesta de Presupuestos “en la que ya han comenzado a trabajar”, y para la que piden el apoyo del resto de fuerzas, “incluido el PP”, al que ha reclamado su abstención en una entrevista en Antena 3. "[La congelación] No está en la mesa. En la mesa está ya una fase interna de avance de una propuesta de Presupuestos Generales del Estado para la que estamos pidiendo a todo el arco parlamentario que ayude, cada cual con lo que puede”, ha señalado.

Pérdida de poder adquisitivo

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han mostrado su rechazo ante la posible congelación, asegurando que “los empleados públicos, las personas que han garantizado la apertura de las escuelas, que nos atienden en los centros de salud y hospitales, que con tantas dificultades atienden prestaciones como los ERTE o el Ingreso Mínimo Vital, no merecen una medida unilateral de este tipo, ni que se les trate con globos sonda”. Es por ello que exigen “la apertura de la negociación sindical de inmediato”.

En su comunicado, CSIF recuerda que “los empleados públicos arrastran una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 por ciento desde 2010”, y advierten de que reivindicarán “un acuerdo de legislatura que contemple una recuperación progresiva de la estructura salarial previa a 2010”.

Carlos Álvarez, secretario de Administración Pública del Estado de UGT, se muestra frontalmente en contra de la toma de cualquier decisión que pueda suponer una nueva pérdida de poder adquisitivo para el colectivo. “Lo que tenemos claro es que no vamos a consentir que seamos otra vez los paganos de la crisis. Ya perdimos 14 puntos de poder adquisitivo en la anterior, y ya está bien”, asegura. Desde UGT lamentan que todavía no hayan sido convocados a ninguna reunión para valorar un acuerdo estable para la legislatura, y se muestran cautelosos en cuanto a los resultados de los indicadores que advierten de un control de la inflación. “Comprendemos la situación, pero también promoveremos que las subidas queden ligarlas a la marcha de la economía”, apunta. “Según dicen ahora la inflación está controlada, pero creemos que en el futuro acuerdo debe establecerse una cláusula de revisión por si se dispara el IPC", concluye.

Lo más visto en...

Top 50