La Seguridad Social solo ha analizado el 19% de las solicitudes para el ingreso mínimo

El ministerio afirma que ha concedido la ayuda a 80.000 hogares y que un 40% de las peticiones llegan incompletas, lo que retrasa la gestión

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. En vídeo, sus declaraciones de este jueves.Foto: EFE | Europa Press

El Instituto Nacional de la Seguridad Social respondió este jueves a las críticas lanzadas el día anterior por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, sobre el “caos” en la gestión de las solicitudes del ingreso mínimo vital. El departamento que dirige José Luis Escrivá afirmó que ha concedido la prestación a 80.000 hogares, algo más de la mitad de las 143.000 solicitudes que ha podido analizar hasta la fecha. No obstante, esas 143.000 apenas son el 19% de las más de 750.000 peticiones recibidas. Los sindicatos UGT y CC OO insistieron en denunciar el atasco, que el Ministerio atribuyó en parte a defectos de forma en muchas de las solicitudes.

Según las cifras publicadas este jueves por el Ministerio en un comunicado, el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha recibido 750.000 peticiones (Escrivá elevó la cifra a 800.000 en una comparecencia en Valencia), de las que ha analizado solo 143.000. De estas, ha dado el visto bueno a 80.000 (de las que se beneficiarán unas 200.000 personas) y se han denegado 36.800 peticiones, en su mayoría porque los solicitantes superaban los requisitos de renta o patrimonio establecidos. El Ministerio no lo decía en su nota, pero los sindicatos UGT y CC OO dan por hecho que entre esas 80.000 se incluyen unas 76.000 que se concedieron de oficio a hogares que ya eran beneficiarios de otras prestaciones familiares autonómicas, por lo que se deduce que, en realidad, el Ministerio solo ha concedido 4.000 prestaciones desde el 15 de junio, fecha en la que se abrió el plazo para solicitarlas, como ya reconoció el miércoles el ministerio en respuesta a una consulta planteada por la Asociación Víctimas del Paro.

El ministerio se escudó en que muchas peticiones tienen defectos. Un 7,5% (unas 56.000) se han recibido por duplicado, mientras que a un 40% de las 143.000 examinadas (más de 57.000) les falta algún documento, por lo que hay 25.800 pendientes de documentación. Así, afirmó que las cifras divulgadas este jueves están “distorsionadas” y no son “concluyentes”. En este sentido, el ministro Escrivá, en una comparecencia en Valencia llamó a esperar a finales de septiembre, cuando, tras el cribado de solicitudes y la eliminación de errores y duplicidades, su departamento hará un “balance exhaustivo”, “una primera evaluación de dónde estamos”. ”Habrá que ver a dónde hemos llegado para, en una segunda etapa, trabajar en distintos ámbitos con aquellos que no han hecho la petición o no han podido hacerla para que tengan la prestación”, ha agregado. Además, el Ministerio afirmó ha tomado medidas para “agilizar” la tramitación que están dando frutos.

Sin embargo, la explicación no satisfizo a los sindicatos, que critican el atasco de la tramitación. El líder de UGT, Pepe Álvarez, que ya el miércoles denunció en una entrevista con EFE el “caos” de la gestión del ingreso mínimo, insistió en que, además, “nadie lo ha cobrado todavía”, según los datos del sindicato. Fuentes del Ministerio desmintieron este extremo, asegurando que se han pagado ya dos nóminas del ingreso: para 74.000 hogares a finales de junio y para 80.000 en julio y que en pocos días se pagará la de agosto a más de 80.000.

En todo caso, Álvarez calificó de “inhumano” que se esté discutiendo si falta o no un papel cuando cerca de un millón de familias no reciben ninguna percepción desde el pasado mes de marzo. Respecto al anuncio del Ministerio de que concederá la ayuda con carácter retroactivo al 1 de junio, ironizó: “como si se pudiera comer con carácter retroactivo”. Por todo ello, anunció que UGT ha puesto en marcha una plataforma para ejercer la reclamación ante el Instituto de la Seguridad Social (INSS).ha anunciado movilizaciones en septiembre si el Gobierno no agiliza la tramitación de las solicitudes.

Por su parte, Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CC OO, en conversación con EL PAÍS, afirmó que la Seguridad Social “trató de presentar amablemente la situación de extrema lentitud” con la que se está tramitando el IMV. Según los datos que maneja este sindicato, “en esas 80.000 solicitudes aprobadas, suman las cerca de 76.000 conversiones de prestaciones en favor de familiares a ingreso mínimo vital, por lo que la tramitación es más lenta de lo que se ha dicho”. Además, alertó del elevado número de solicitudes denegadas, lo que achacó a que el IMV tiene “demasiados filtros”, es decir, demasiados requisitos y por el colapso de los encargados de la gestión (el INSS), para lo que reclamó “reforzar los medios humanos”. En este sentido, Escrivá reconoció que “es evidente que hay que reforzar plantillas”, y que el Gobierno tiene por delante un “reto” de convocar oposiciones porque “como se ha visto con los ERTEs, la Seguridad Social es absolutamente decisiva para el incremento del estado del bienestar”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS