Airbnb prohíbe la organización de fiestas en sus alojamientos

La plataforma admite que algunos clientes han trasladado a los apartamentos los eventos de bares y clubes por las restricciones del coronavirus

Logotipo de Airbnb en un teléfono móvil.
Logotipo de Airbnb en un teléfono móvil. AFP

Airbnb prohibirá la organización de fiestas o eventos en los alojamientos de la plataforma y limitará la capacidad de huéspedes a un máximo de 16 personas, como medidas de prevención ante el coronavirus. Esta prohibición de fiestas se aplica a todas las futuras reservas en Airbnb y permanecerá en efecto indefinidamente hasta nuevo aviso, según informó este jueves la plataforma de alquiler de alojamientos en un comunicado.

La empresa ha adoptado esta medida tras comprobar que debido a las limitaciones impuestas por las autoridades en los locales públicos como bares o discotecas, algunos clientes han optado por alquilar apartamentos para realizar fiestas privadas.

"Algunos han optado por trasladar el comportamiento de los bares y clubes a los hogares, a veces alquilados a través de nuestra plataforma. Creemos que tal conducta es increíblemente irresponsable. No queremos ese tipo de negocio, y cualquiera que se involucre o permita ese comportamiento no pertenece a nuestra plataforma", ha señalado la compañía.

La empresa ha advertido de que habrá "consecuencias drásticas" para los anfitriones o invitados que intentan eludir estas nuevas normas, que pueden ir desde prohibiciones dentro de la comunidad hasta incluso acciones legales.

La plataforma se defiende afirmando que las fiestas no autorizadas siempre han estado prohibidas en los alojamientos de Airbnb y que, el 73% de los alojamientos en todo el mundo ya prohíben las fiestas en sus reglas, “aunque sí se ha permitido a los anfitriones autorizar pequeñas fiestas, como baby showers o reuniones de cumpleaños”.

Una afirmación que contrasta con las numerosas denuncias recibidas por la plataforma de las comunidades de vecinos por las molestias causadas por los inquilinos de sus apartamentos. De hecho, ya en las pasadas Navidades, antes de la pandemia de la covid-19, Airbnb anunció un cambio en su política de celebraciones dentro de sus pisos de alquiler, prohibiendo los “eventos de invitación abierta”.

Salida a Bolsa

Por otra parte, Airbnb ha comenzado los trámites para su salida a Bolsa con la presentación de un “borrador confidencial” a la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés), según informó este jueves la compañía. A pesar de la crisis del coronavirus que desafía el sector turístico, la plataforma ha registrado el formulario S-1 en relación con la oferta pública inicial propuesta de sus acciones ordinarias.

"Aún no se ha determinado el número de acciones que se ofrecerán y el rango de precios para la oferta propuesta", ha detallado la empresa, que espera que la oferta pública inicial tenga lugar después de que la SEC complete su proceso de revisión, sujeto a las condiciones del mercado.

La plataforma de alojamientos turísticos anunció en septiembre del año pasado su intención de ser una compañía cotizada en bolsa a lo largo de 2020, un plan que mantiene pese al impacto del coronavirus sobre el sector y la economía en su conjunto.

Lo más visto en...

Top 50