Barómetro Deloitte

La gestión del Gobierno sigue sin convencer

El 64% de las compañías tienen una mala o muy mala opinión de las medidas frente al virus y ocho de cada diez dan por hecho un alza de impuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la firma del pacto por la reactivación económica y el empleo con los líderes de la CEOE, Cepyme, CC OO y UGT.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la firma del pacto por la reactivación económica y el empleo con los líderes de la CEOE, Cepyme, CC OO y UGT.álvaro garcía

Habrá subida de impuestos en los próximos meses para paliar el gasto público derivado de la pandemia. Así de convencidos, y resignados, se muestran las empresas en el Barómetro de Deloitte. Ocho de cada diez consideran que el Gobierno aplicará una mayor presión tributaria. En realidad, la reforma fiscal es inevitable a estas alturas del partido. Sacar tajada del fondo de recuperación europea, del que España contará con 140.000 millones de euros, exigirá a los países beneficiarios ajustar impuestos a la medida de los gastos y de las deudas.

La mayoría de las compañías encuestadas (el 78%) espera una subida del IRPF y del impuesto de sociedades (74%). Y la mitad de las organizaciones sostienen que el Gobierno de Pedro Sánchez subirá el IVA.

La postura empresarial es bastante clara. “Sería especialmente preocupante que como respuesta equivocada ante la crisis, se apostara por subidas discrecionales de impuestos, cuando peores efectos generarían en términos de pérdida de actividad y empleo”, apunta Iñigo Fernández de Mesa, vicepresidente de la patronal CEOE. “En estos momentos, una subida de impuestos, por mucho que se quiera limitar a las grandes empresas, sería la peor medida para la recuperación empresarial porque repercutiría en toda la cadena de valor y sería determinante para la asfixia de unas empresas que ya lo están pasando muy mal”, dice Luis Aribayos, director de Economía y Transformación Digital de Cepyme.

La tesis es que no ayudan a generar empleo, ni a fomentar el consumo ni a ganar competitividad en el exterior. “Se debe fomentar del uso digital del dinero para reducir la economía sumergida y no poner los esfuerzos en aumentar los impuestos de los que ya lo pagan”, resuelve Julio Pérez, director general de Grupo Helios.

“Ahora no es momento de reducir el gasto, sino de gastar más, de fomentar el consumo y de reactivar la economía, por ejemplo la hostelería y la automoción, que en nuestro caso es un tercio de las ventas del área industrial. Tenemos que garantizar liquidez y no solo a través de préstamos, sino también a través de subvenciones”. Es la receta de Amaia Ramos, responsable de la Unidad de Planificación Estratégica de Corporación Mondragón, grupo empresarial con 264 empresas y cooperativas que vende en más de 150 países.

La próxima subida de impuestos es solo un motivo más del descontento. Los empresarios también critican la gestión del Gobierno durante la pandemia. El 64% de las compañías tiene una mala o muy mala opinión. Su argumento es que “las medidas económicas se han quedado cortas”, comenta Salvador Ochoa, del grupo Persax, dedicado a la fabricación de toldos, estores, mosquiteras, persianas y celosías. Se refiere a la imposibilidad de muchas empresas de acogerse a un ERTE de fuerza mayor y tener que solicitar un ERTE ETOP (por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas). “La diferencia es notable, pues en los segundos la empresa sigue cotizando al 100% la seguridad social de los empleados”, explica. La Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte ha echado en falta otro tipo de ayudas. “En las empresas con un fuerte músculo financiero, solventes y con importantes fondos propios, las medidas adoptadas por el Gobierno han pasado de largo”, cree Oliver Porras, director financiero.

También hay quien valora positivamente las medidas del Gobierno, aunque solo sea el 17% de las firmas del Barómetro. Lo más aplaudido son los ERTE y la financiación a través del ICO, que “han sido clave para muchas empresas y sectores para parar el golpe inicial”, apunta Pérez.

Respecto a la elaboración de unos nuevos Pactos de la Moncloa con todos los partidos políticos y agentes sociales para ayudar a la recuperación económica —los primeros de 1977 fueron un hito importante en la consolidación de la democracia en España—, hay diversidad de opiniones. Si bien el 49% los valora positivamente, un 12% considera que no tendrían efecto y un 39% anticipa que empeoraría la situación actual.


Lo más visto en...

Top 50