CaixaBank convierte su ‘banca’ para jóvenes en una comunidad de servicios

La entidad persigue la captación de usuarios aunque no demanden inicialmente productos financieros

Exterior de una sucursal de CaixaBank en Barcelona
Exterior de una sucursal de CaixaBank en Barcelona

CaixaBank creó en 2016 ImaginBank, una aplicación bancaria dirigida básicamente a jóvenes de hasta 25 años. Unos 1,6 millones de clientes se han sumado hasta ahora a la iniciativa, a la que el banco quiere dar un vuelco para convertirla en una comunidad de servicios. El objetivo es el mismo, atraer jóvenes, pero no con las mismas condiciones, ya que para formar parte no será necesario contratar productos financieros. Al menos, inicialmente.

“Queremos anticipar ese modo de contactar antes de que exista la necesidad financiera”, ha explicado hoy Benjamí Puigdevall, consejero delegado de la marca, que ha subrayado que el modelo que subyace del nuevo Imagin es “no obsesionarse con la monetización directa". CaixaBank impulsará ese modelo a través de unos servicios basados en tres franjas de edades diferenciadas (hasta los once años, entre los 12 y los 17 y mayores de esa edad) y con ganchos que vayan desde la música, hasta el mundo de los juegos electrónicos y experiencias como los viajes.

“Nuestra relación con los clientes no empieza con el alta en una cuenta bancaria, como ocurre con cualquier entidad bancaria, sino cuando el usuario decide darse de alta en la plataforma”, ha explicado Puigdevall. La relación con los usuarios se mantendrá a través de tres aplicaciones diferentes en función de la edad y será a través de ellas a partir de las que los usuarios podrán establecer posteriormente vinculaciones de negocio con la entidad. Por ejemplo, los padres podrán ordenar transferencias de dinero a las cuentas de sus hijos o se podrán contratar tarjetas de débito.

El objetivo es incrementar un 70% la rentabilidad generada por el público joven a través de las colaboraciones que se han cerrado con fabricantes de tecnologías u operadores turísticos, entre otros, además del negocio puramente bancario que pueda abrir la nueva comunidad. Imagin se ha impuesto alcanzar los cuatro millones de usuarios en los cuatro próximos años, aunque la mitad de esa cifra ya está superada a medias. Parte con 2,6 millones de usuarios: 1,6 millones que ya eran clientes de la entidad y alrededor de un millón de menores de edad que ya forman parte de la comunidad.

El negocio de Imagin, que donde más clientes tiene es en Madrid y Barcelona, se desarrollará a través de ImaginTech, una nueva filial de negocio digital propiedad de CaixaBank que está presidida por el director general de la entidad, Juan Antonio Alcaraz, y que tiene a Puigdevall como consejero delegado.



Lo más visto en...

Top 50