La crisis del coronavirus

El Ibex se desploma un 5% ante las dudas sobre la recuperación económica

El selectivo español cae por tercer día consecutivo y firma su peor sesión desde marzo en un jueves negro para las Bolsas

Una pantalla muestra un gráfico con la evolución del Ibex 35 en la Bolsa, en Madrid.
Una pantalla muestra un gráfico con la evolución del Ibex 35 en la Bolsa, en Madrid.EFE

Jueves negro en las Bolsas ante la incertidumbre sobre la recuperación económica. La Reserva Federal de Estados Unidos decidió mantener los tipos de interés este miércoles y no anunció nuevos estímulos, pero sí lanzó un torpedo que ha golpeado con violencia el optimismo de los inversores: nada de recuperación en V, a la economía estadounidense le espera un 2020 muy difícil. Las Bolsas europeas han notado el efecto con una excepcional corrección, arrastradas por las grandes pérdidas en Wall Street. La racha del Ibex 35 español ya es historia: el selectivo se ha dejado un 5%, lastrado por la banca, y encadena tres días consecutivos a la baja. Desde marzo, en pleno shock por la pandemia, no se producía un hundimiento similar.

El rally en los mercados había sido extraordinario. Pero se basaba en un optimismo desmedido que no hacía honor a la realidad, regado por una política monetaria de dinero barato y compras masivas de activos. El espejismo de la caída del paro en Estados Unidos en mayo quedó este miércoles en evidencia tras las negativas previsiones de la Reserva Federal: el desempleo no logrará bajar del 5% al menos hasta 2023. Su presidente, Jerome Powell, fue tajante al describir la situación: “Pasamos del nivel de desempleo más bajo en los últimos 50 años al más alto en dos meses”. En la Casa Blanca no opinan lo mismo, pero este jueves se ha impuesto, para desgracia de muchos inversores, la racionalidad de la Fed.

La situación sigue siendo difícil. La pandemia no ha desaparecido, y en las últimas horas se ha registrado un aumento en el número de casos en Estados Unidos que ha hecho saltar todas las alarmas. A la crisis sanitaria se le suma la económica, como recordó este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con su previsión de una recuperación lenta y desigual, pese a la progresiva desescalada en la mayoría de los países. Las Bolsas parecieron ajenas a ambas durante una racha que llevó al Ibex a encadenar 12 jornadas de 14 en verde, hasta alcanzar los niveles de principios de marzo y recuperar casi un 30% desde mínimos. Pero el rally ha llegado a su fin.

Este jueves, el selectivo español ha liderado las bajadas en las plazas europeas, con una corrección del 5,04%, hasta cerrar en 7.278 puntos. Se trata del mayor hundimiento desde el 16 de marzo, en la primera sesión tras la entrada en vigor del estado de alarma.

Un día más, la banca y el turismo se han llevado el peor golpe. IAG, Sabadell y Santander, con desplomes superiores 9%, han encabezado las pérdidas, generosas hasta en un sector defensivo como el de las eléctricas. La farmacéutica Grifols ha sido el único valor que ha cerrado en verde, después de anunciar que ha comenzado a producir en Estados Unidos la primera terapia plasmática contra la covid-19.

El petróleo se hunde

Madrid no ha sido la excepción. Los principales parqués europeos han registrado pérdidas fenomenales: 4,47% en Fráncfort, 3,99% en Londres, 4,71% en París y 4,81% en Milán. Ninguno de ellos ha conseguido salir del rojo por tercer día consecutivo, arrastrados por Wall Street.

El índice industrial Dow Jones se dejó un 1,04% este miércoles tras conocer las previsiones de la Fed, las primeras desde que estalló la crisis del coronavirus, y este jueves el impacto aún es mayor: cae más de un 5% pese a la mejora del número de nuevos demandantes de desempleo, inferior al previsto y al de la semana anterior. En Asia, los selectivos han sufrido, asimismo, una importante corrección.

Las malas previsiones económicas de la Reserva Federal también se dejan notar en el mercado del petróleo. El oro negro baja un día más, pero esta vez con una fuerza que no se veía desde la excepcional debacle de abril. El barril de crudo brent, de referencia en Europa, registra caídas superiores al 8% y se aleja de los 40 dólares, mientras los futuros para julio del texas estadounidense no llegan a los 36.

La deuda, en cambio, no se ve especialmente afectada por la jornada convulsa en las Bolsas. Más bien al contrario: los inversores huyen de la renta variable para refugiarse en la renta fija. La rentabilidad del bono español a diez años cae hasta el 0,66%, aunque la prima de riesgo —su diferencial con el bono alemán— sube hasta los 107 puntos básicos. En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,135 dólares, sin variaciones apreciables en su cotización.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la 'newsletter’ diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50