_
_
_
_
_

El Gobierno aprueba un crédito de 30.500 millones para pagar pensiones y prestaciones de desempleo y ERTE

La caída de ingresos por cotizaciones fuerza la aportación extraordinaria de 14.000 millones a la Seguridad Social y 16.500 millones al SEPE

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, comparece ante los medios tras el Consejo de Ministros celebrado este martes en La Moncloa.Vídeo: EDUARDO PARRA (EUROPA PRESS) / Moncloa
Manuel V. Gómez

Los estragos del coronavirus también se notan en los ingresos por cotizaciones. Este martes el Consejo de Ministros ha aprobado un crédito extraordinario de 30.500 millones para la Seguridad Social que se empleará para pagar las pensiones, 14.000 millones, y las prestaciones y los subsidios del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), 16.500 millones.

Es la segunda medida de este tipo que adopta el Ejecutivo desde que comenzó la crisis. El pasado 14 de abril se dio luz verde al adelanto del préstamo que contemplan los Presupuestos prorrogados de 2018 por valor de 13.830 millones. En años anteriores, cuando la economía y el empleo crecían a buen ritmo, esta operación y la utilización del Fondo de Reserva de la Seguridad Social se solía hacer ya entrado junio para afrontar el pago de la paga extraordinaria de pensiones de julio y la liquidación del IRPF con la Agencia Tributaria.

La declaración del estado de alarma y la paralización de muchas actividades económicas ha afectado a varios millones de trabajadores. Unos han perdido su empleo, unos 950.000 hasta finales de abril; otros están afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), 3,4 millones; y otros son autónomos que se han acogido a la prestación extraordinaria por cese de actividad, 1,4 millones. Esto lleva aparejado ineludiblemente una caída pronunciada de la recaudación de la Seguridad Social a través de las cotizaciones sociales: ni los autónomos con esta ayuda ni la inmensa mayoría de afectados por ERTE (más de tres millones) pagan cotizaciones.

Además de esta medida, el Consejo de Ministros ha aprobado la prórroga de la medida que permite compatibilizar el cobro de prestaciones por desempleo y el salario por trabajar en el campo hasta el 30 de septiembre. El decreto que permitía esta medida se aprobó a comienzos de abril y ahora se prolonga por tres meses más, ya que finalizaba el 30 de junio.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel V. Gómez
Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_