La crisis del coronavirus

Las Bolsas se disparan en Europa y EE UU ante la esperanza de una vacuna

El Ibex gana un 4,7% y se acerca a los 6.800 puntos, mientras el petróleo crece con fuerza

Un panel muestra la evolución del Ibex 35 en el Palacio de la Bolsa en Madrid.
Un panel muestra la evolución del Ibex 35 en el Palacio de la Bolsa en Madrid. EFE

Las principales Bolsas tocaron fondo en marzo. La economía, en abril. Y mayo debe ser el mes en que, tras una remontada bursátil fallida en buena medida por la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, tanto los mercados como la economía empiecen a recuperar la normalidad. Después del desplome de la semana pasada, cuando se dejó más de un 4%, el Ibex ha registrado este lunes una extraordinaria subida del 4,7%, la mayor desde finales de marzo, y se acerca a los 6.800 puntos. La gran apertura de Wall Street, con un Dow Jones que se revaloriza más de un 3,5%, ha ayudado, en una jornada magnífica para los principales parqués europeos.

La temporada de resultados está finiquitada y las previsiones catastróficas, descontadas. Ahora los inversores se lanzan a las compras ante la esperanza de una vacuna y de que el progresivo desconfinamiento anime poco a poco la actividad económica hasta salir de la pesadilla. De momento, el petróleo ya lo ha conseguido, y los futuros del texas se disparan y superan los 31 dólares a un día de su vencimiento. Los inversores quieren dejar atrás el pánico. Ya ha habido demasiado en lo que llevamos de 2020.

Este lunes los comercios y los restaurantes funcionan por fin en Italia, el país que se convirtió en la primera muestra de lo que le esperaba a Occidente por culpa de la pandemia. Junto a él, las principales naciones —incluidos los Estados más importantes de Estados Unidos— reabren progresivamente la economía. Además, la farmacéutica estadounidense Moderna ha anunciado resultados positivos en los ensayos de su vacuna. En ese contexto, las Bolsas europeas se han disparado, impulsadas por las fuertes ganancias en la apertura de Wall Street.

El Ibex empezó la jornada luchando por los 6.600 puntos, después se lanzó hacia los 6.700 y ha terminado muy cerca de los 6.800. El selectivo español ha ganado un 4,7% hasta cerrar en 6.779,3 puntos: en un solo día ha borrado las pérdidas de toda la semana pasada. Los valores turísticos, los más damnificados hasta ahora, han cerrado una sesión extraordinaria, con una subida del 14% para Amadeus. La de IAG también ha alcanzado los dos dígitos. La petrolera Repsol y las compañías ligadas a las materias primas han completado la zona noble en un día marcado por la gran revalorización del crudo.

El empeoramiento de las previsiones del Banco de España no ha hecho mella en el Ibex, que ha seguido la tendencia alcista de los principales parqués continentales. Las cifras llaman la atención: Fráncfort se ha apuntado un 5,67%; París, un 5,16%; Milán, un 3,26%. Todo en un día en el que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, han presentado una iniciativa conjunta para la reconstrucción de la Unión Europea.

En Estados Unidos, nadie duda de la necesidad de nuevos estímulos, que los demócratas tratarán de aprobar en el Senado. Wall Street pasa por alto la parte negativa de los vaticinios del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, que cree que la economía norteamericana puede perder entre un 20% y un 30% en el segundo trimestre, y se queda con la positiva: la recesión será corta y el rebote, potente.

Sube el petróleo

La tranquilidad también llega a las materias primas, incluso al siempre volátil mercado del petróleo. Si hace un mes el texas entró en negativo a falta de unas horas para el vencimiento de los futuros de mayo, esta vez la urgencia —los futuros de junio vencen este martes— no se nota, y el barril estadounidense se revaloriza más de un 7% y alcanza los 31 dólares. En Europa, el brent sube con fuerza y supera los 35.

La deuda también da buenas noticias, después de que Macron y Merkel haya acordado movilizar 500.000 millones de fondos no reembolsables para los países más afectados por la pandemia. La prima de riesgo —el diferencial del bono español a diez años y el bono alemán— cae por debajo de los 130 puntos básicos. El diferencial italiano se desploma hasta los 113. Los inversores saben que el Banco Central Europeo estará ahí para lo que haga falta. En el mercado de divisas, el euro se revaloriza casi un 1% y ya se cambia a 1,09 dólares.

Teeuwe Mevissen, estratega senior en Rabobank, cree que los estímulos edulcoran una realidad que seguirá siendo muy difícil en los próximos meses: “El mercado está fuertemente influido por la política monetaria y parece ignorar algunas amenazas a largo plazo”, concluye, según recoge Reuters. De momento, nadie puede quitarle a los inversores la inesperada alegría de este lunes.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Más información

Lo más visto en...

Top 50