RODRIGO RATO

Interior rechaza conceder la semilibertad a Rodrigo Rato

Instituciones Penitenciarias descarta la propuesta de la prisión de Soto del Real por los dos procesos judiciales que tiene pendientes el exvicepresidente del Gobierno

El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato a su llegada a la prisión madrileña de Soto del Real, en octubre de 2018.
El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato a su llegada a la prisión madrileña de Soto del Real, en octubre de 2018.Victor Lerena

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha decidido este martes rechazar la propuesta que el pasado 22 de abril hizo la prisión de Soto del Real (Madrid) de conceder el tercer grado o semilibertad al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, encarcelado por el caso de las tarjetas black, según confirman a EL PAÍS fuentes penitenciarias. En la decisión ha pesado que la propuesta de conceder el régimen abierto a Rato hecha por la junta de tratamiento de la cárcel –el órgano interno de la prisión integrado por ocho profesionales que decide la clasificación de internos– salió adelante en una votación muy ajustada, según estas fuentes. De hecho, han sido los argumentos esgrimidos en sus votos particulares por los contrarios a dar la semilibertad al político los que han pesado de manera decisiva en la decisión final de Interior.

En estos votos, según las fuentes consultadas, se recalcaba que el exvicepresidente del Gobierno aún tiene que cumplir buena parte de los cuatro años y seis meses que le impuso el Tribunal Supremo por el caso de las tarjetas black, además de que tiene pendiente dos procesos penales abiertos. Del primero, por la salida a bolsa de Bankia, ya se ha celebrado en la Audiencia Nacional el juicio, y en él la Fiscalía ha pedido para Rato una pena de ocho años y medio de cárcel. El segundo se instruye en un juzgado de Madrid por el supuesto enriquecimiento ilícito del político mientras ocupó la presidencia de esta entidad financiera. Los miembros de la junta de tratamiento partidarios de que accediera a la semilibertad habían defendido concedérsela por el buen comportamiento del exvicepresidente en prisión y el pago íntegro de la responsabilidad civil a la que fue condenado, además de considerar que no había riesgo de fuga por su arraigo social.

La decisión de Interior supone que Rato permanecerá en segundo grado o régimen ordinario otros seis meses, hasta que la junta de tratamiento aborde de nuevo su clasificación penitenciaria. La concesión del tercer grado hubiera permitido al político salir a trabajar a diario y solo tener que ir a dormir a prisión de lunes a jueves. EL exvicepresidente del Gobierno es el único de los condenados por las tarjetas black que permanece en régimen cerrado de los 15 penados que tuvieron que ingresar en prisión. Los otros 14 obtuvieron hace meses de modo gradual la semilibertad.

El vicepresidente ingresó en prisión a finales de octubre de 2018 y desde entonces se le han concedido dos permisos de seis días cada a uno. El estallido de la crisis sanitaria por el coronavirus llevó a Interior a tomar severas restricciones de movimiento en las cárceles para aislarlas –entre ellas suspender las salidas de presos para evitar que a su regreso provocaran un contagio–, lo que ha impedido a Rato disfrutar del segundo de los permisos. En la cárcel de Soto del Real se había contabilizado hasta el pasado lunes el contagio por la covid-19 de 11 funcionarios y 15 presos. Ninguno ellos se ha producido en el módulo 10, en el que está recluido Rato, así como otros presos célebres, como el extesorero del PP Luis Bárcenas y los también condenados por el caso Gürtel Alberto López Viejo y Guillermo Ortega.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50