ENDESA

Endesa impulsa sus beneficios en un 133% en el primer trimestre del año

La compañía apenas ha notado el impacto de la covid-19 en sus resultados

José Bogas, consejero delegado de Endesa.
José Bogas, consejero delegado de Endesa.

Endesa ha cerrado el primer trimestre de 2020 con unos beneficios netos de 844 millones de euros, lo que supone un 133% más respecto al mismo periodo del año anterior, que fue de 363 millones. Este comportamiento se basa principalmente en el negocio liberalizado y la estabilidad del mercado regulado, así como el impacto de la entrada en vigor del nuevo Convenio Colectivo y el registro de determinadas provisiones por reestructuración de plantilla, que han generado un impacto positivo de 267 millones en el resultado neto. El incremento del beneficio neto, excluyendo estos efectos extraordinarios, ha sido del 59%.

La caída de la demanda de energía eléctrica como consecuencia de la pandemia no ha tenido un impacto significativo en los resultados del primer trimestre, que se ha caracterizado por precios más bajos en el mercado mayorista de electricidad (-37%). Este descenso también se debe a la mayor participación de las energías renovables, la reducción del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) y la evolución de los precios de las materias primas.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha destacado que “los buenos resultados de Endesa en el primer trimestre nos van a servir para afrontar con garantías el impacto de la covid-19 durante el segundo trimestre. La compañía ya ha puesto en marcha de nuevo todos los trabajos de construcción de parques renovables, y estamos plenamente comprometidos con las inversiones previstas en nuestro plan estratégico. Estamos estudiando, incluso, la posibilidad de acelerar este plan, especialmente en plantas eólicas y solares, para poder ayudar a la reactivación de la economía con la creación de empleo y la generación de riqueza”.

El Ebitda (resultado bruto de explotación) ha crecido un 59% debido, en parte, al impacto de la aplicación de las nuevas medidas contempladas en el nuevo convenio colectivo aprobado el pasado mes de enero, que ha supuesto un retorno de una provisión de 515 millones. Por otro lado, se ha realizado una provisión de 159 millones para planes de reestructuración de plantilla. El impacto de estos dos aspectos ha sido de 356 millones.

Descontando estos efectos extraordinarios, el Ebitda ha crecido un 21% por la buena evolución del negocio liberalizado y por la estabilidad del negocio regulado. Según la compañía la estrategia de la empresa en el mercado liberalizado le ha permitido incrementar el Ebitda de este negocio en 185 millones, un 51%, hasta situarlo en 550 millones.

El margen bruto del negocio liberalizado ha aumentado un 25%, hasta alcanzar los 850 millones. Este incremento se ha debido fundamentalmente al buen comportamiento del margen del negocio eléctrico, que aumenta un 20% gracias a la gestión integrada del negocio en un entorno de mercado marcado por la menor demanda y la caída de los precios, y la fortaleza del margen en el negocio del gas (+117%), hasta alcanzar los 76 millones, gracias a la gestión integrada del negocio, a las coberturas realizadas y a la gran flexibilidad de los contratos de abastecimiento.

El Ebitda del negocio regulado ha crecido un 1%, hasta 570 millones, por el aumento registrado en la generación de los territorios no peninsulares. El Ebitda del negocio de distribución ha descendido ligeramente (-2%) como consecuencia de la aplicación de la remuneración establecida en el segundo período regulatorio. Los resultados financieros netos han sido negativos por importe de 10 millones, frente a los 53 millones del mismo periodo de 2019.

La deuda neta asciende a 7.376 millones, 999 más que a 31 de diciembre de 2019, principalmente debido al pago del dividendo que el pasado 2 de enero de 2020 Endesa pagó a sus accionistas a cuenta del ejercicio 2019 por un importe bruto de 0,7 euros brutos por acción, lo que supuso un desembolso de 741 millones de euros. La ratio de deuda neta sobre Ebitda es de tan solo 1,7 veces. Esta situación financiera les ha dado fortaleza y flexibilidad para afrontar la situación derivada de la covid-19 y el fuerte proceso de inversión en energías renovables y digitalización que ha decidido llevar a cabo para cumplir su Plan Estratégico y los objetivos de la transición energética.

Las inversiones brutas se han situado en 271 millones, con un descenso del 31%, debido principalmente, al esfuerzo que la compañía realizó el año pasado para poner en marcha los parques renovables adjudicados en las subastas realizadas por el Gobierno.

Dividendo

El Consejo de Administración de Endesa acordó en noviembre distribuir a sus accionistas un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2019 por un importe bruto de 0,70 euros por acción, cuyo pago, que ha supuesto un desembolso de 741 millones, se hizo efectivo el pasado 2 de enero de 2020. El 70% de ese dividendo va a parar a las arcas de la firma italiana Enel, propietaria de ese porcentaje.

Igualmente, la propuesta de aplicación del resultado del ejercicio 2019 que presentará el Consejo de Administración para la aprobación de la Junta General de Accionistas será la distribución a sus accionistas de un dividendo total por un importe bruto de 1,475 euros por acción, lo que supone un importe total de 1.562 millones.

Teniendo en consideración el dividendo a cuenta, el dividendo complementario con cargo al resultado del ejercicio 2019 sería igual a 0,775 euros brutos por acción. En conjunto, la propuesta de dividendo supone un incremento del 3,4% sobre el dividendo con cargo a los resultados de 2018.

Producción

La producción eléctrica de la compañía (15.143 MWh) ha caído un 11,1% como consecuencia del trabajo mínimo de las plantas de generación de carbón. Las tecnologías libres de emisiones de CO2 (hidroeléctrica, eólica, solar y nuclear) han representado el 88% del “mix” de generación peninsular de la empresa, superando así el 68% alcanzado en 2019. La producción de la compañía en los Territorios No Peninsulares (TNP) ha sido de 2.769 GWh, con una variación del -3,5%.

En el conjunto del periodo, Endesa ha alcanzado unas cuotas de mercado del 19,5% en generación peninsular, del 43,2% en distribución y del 33,3% en ventas de electricidad a clientes del mercado liberalizado lo que le confirma en conjunto como la empresa líder del sector eléctrico en España. El número de clientes eléctricos en el mercado liberalizado era de 5.818.674 a 31 de marzo de 2020, con un descenso del 0,2%. Endesa ha alcanzado una cuota de mercado del 14,5% en ventas de gas a clientes del mercado liberalizado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50