LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Santander reduce un 82% el beneficio hasta marzo tras provisionar 1.600 millones por la pandemia

La entidad obtiene 331 millones en el primer trimestre y hubiera aumentado el resultado un 1% sin la dotación especial

Jose Antonio Alvarez, Consejero delegado del Banco de Santander, presenta los resultados del primer trimestre del banco en su sede de Bioadilla, Madrid. Foto: BAnco de Santander
Jose Antonio Alvarez, Consejero delegado del Banco de Santander, presenta los resultados del primer trimestre del banco en su sede de Bioadilla, Madrid. Foto: BAnco de SantanderEL PAÍS

El Santander ganó 331 millones de euros hasta marzo, un 82% menos que un año antes, tras provisionar 1.600 millones de euros para paliar el impacto de la crisis de la covid-19 en próximos trimestres, según informó ayer la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin considerar este cargo, el beneficio ordinario atribuido del año es de 1.977 millones y subiría el 1%, dice el banco, pese a que los principales márgenes de la cuenta de resultados presentan caídas antes de la provisión especial por la pandemia.

El beneficio ordinario del primer trimestre “apenas se vio afectado por la pandemia”, apuntó el banco. Desde mediados de marzo, con la declaración del estado de alarma en España, el Santander ha anunciado la suspensión de parte del dividendo de 2019 y el de 2020 para reforzar la solvencia de la entidad. Esta medida le ha permitido mantener el nivel de capital de máxima calidad (CET 1 fully loaded) en el 11,58%, similar a trimestres anteriores, si bien todavía está por debajo de las ratios de sus principales competidores internacionales. La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) ha caído del 7,85% al 6,31% en un año y el beneficio por acción ha descendido un 93% hasta marzo.

En la rueda de prensa telemática, José Antonio Álvarez, consejero delegado del banco, aclaró que en estas seis semanas han recibido una fuerte demanda de créditos de multinacionales, empresas, pymes y autónomos, “lo que ha elevado el consumo de capital”. El Santander asegura que ha concedido “más de 1.100 millones diarios de media en nuevos préstamos en abril a pymes y grandes empresas” afectadas por el coronavirus.

Los supervisores bancarios europeos han relajado la normativa para que no sea obligatorio realizar grandes provisiones por la previsible caída de la economía. Con estos cambios de reglas pretenden evitar que los bancos deterioren excesivamente sus cuentas y tiendan a cerrar el grifo del crédito.

Sin embargo, los principales bancos de Estados Unidos realizaron grandes provisiones, como el Santander, conscientes de que no tendrán un castigo añadido en su cotización de Bolsa, después de sufrir ya grandes caídas. El Santander cerró la sesión de ayer con una subida del 4,8%. El grupo presidido por Ana Botín afirma que los 1.600 millones de provisiones se basan en estimaciones de pérdidas en préstamos por la pandemia. “Todavía es demasiado pronto para conocer todos los efectos económicos de la crisis o sacar conclusiones; es casi imposible saber cómo acabará el año”, indicó el banco.

Pactos de La Moncloa y más avales del ICO

Sobre las cuestiones políticas, a preguntas de los periodistas en la presentación de resultados, Álvarez apuntó que confía en que los distintos partidos consigan llegar a un acuerdo sobre unos nuevos Pactos de la Moncloa para superar la crisis sanitaria lo antes posible. “Me gustaría que llegaran ese tipo de acuerdos porque la sociedad está viviendo una crisis muy intensa que exige recuperar las rentas de las personas y proteger a las empresas para garantizar el empleo y el crecimiento económico”.

Álvarez no valoró la actuación del Gobierno, pese a que fue preguntado por esa cuestión en seis ocasiones. Lo que sí dijo es que el Ejecutivo ha tenido que trabajar en circunstancias muy difíciles, con datos cambiantes y parciales, que exige corregir sobre la marcha. “Así es difícil tomar decisiones”.

Álvarez no opinó sobre si las líneas de crédito con aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO), cuyo importe asciende a 100.000 millones, serán suficientes para esta crisis, pero sí dejó claro que el Santander ya ha consumido lo que el Gobierno le asignó en los primeros 40.000 millones liberados hasta el momento.

El número dos del grupo aseguró que tiene demanda pendiente: “Tenemos una cuota de mercado del 25%”. Según dijo ante los analistas, al banco se le concedieron avales como si controlada el 18,5% del mercado, lo que explica que haya agotado la cantidad asignada. “Hemos consumido lo que recibimos y tenemos más demanda. Veremos, una vez que se libere el límite máximo que se aprobó, si lo que recibimos es suficiente o no. Lo importante es que se vaya liberando”, explicó el consejero delegado, quien espera que el crédito por parte de las empresas crezca de forma significativa en el segundo trimestre.

Por otro lado, la entidad ha reducido la cartera de deuda pública soberana a más de la mitad: hace un año tenía más de 20.000 millones en bonos y ahora, coincidiendo con la subida de la rentabilidad por la crisis sanitaria, no tiene más de 10.000 millones.

Brasil gana más y España se frena

En cuanto al origen geográfico de los resultados, se mantiene el esquema de otros trimestres, aportando Europa el 41%, Sudamérica el 38% y Norteamérica el 21%. Brasil es el mercado que más contribuye al beneficio ordinario del grupo, con un 29%, seguido de España (14%), Santander Consumer Finance (12%), Estados Unidos (11%), México (10%) y Reino Unido (8%).

El beneficio ordinario en España fue de 352 millones, un 1%. El crédito y los depósitos cayeron un 4% respecto a marzo de 2019, aunque la morosidad se mantiene alta: el 6,88% pese a la venta de carteras de créditos malos realizada hace meses.

Uno de los pulmones tradicionales del beneficio del grupo, la unidad que se dedica al préstamo para comprar coches y pagos con tarjeta, Santander Consumer Finance (SCF), ganó un 5% menos. “El negocio se ha visto afectado por la pandemia, particularmente en Italia y España, con una caída del 5% en la concesión de nuevos préstamos, aunque mantuvo su elevada rentabilidad”, señaló la entidad.

En el Reino Unido, que fue uno de los motores del grupo, el beneficio cayó un 27% y en Norteamérica (México y EE UU), aumentó un 34%.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50