El autobús de Jaén, 50 años de ilegalidad

El Consejo Consultivo de Andalucía dictamina la nulidad del servicio de transporte urbano jiennense por carecer de contrato desde 1967

Un autobús de la red de transporte público de Jaén.
Un autobús de la red de transporte público de Jaén. / Europa Press

El servicio de autobús urbano de Jaén ha venido funcionando desde el año 1967 de manera ilegal y sin concurrencia pública alguna. Así lo ha dictaminado el Consejo Consultivo de Andalucía que ha decretado la nulidad del contrato que el Ayuntamiento jiennense mantiene con la empresa concesionaria, Herederos de José Castillo S.L., por “la falta de sustento legal” de la relación contractual, que se remonta al año 1961. El dictamen abre un futuro incierto sobre el transporte urbano de Jaén -que el último año tuvo 4,3 millones de viajeros-, cuyo servicio ostenta uno de los más bajos niveles de satisfacción entre los usuarios de toda Andalucía. El alcalde de Jaén, Julio Millán (PSOE), ya se ha apresurado a indicar que se va a acelerar la licitación pública, por primera vez en la historia, del servicio de transporte.

El dictamen del Consejo Consultivo andaluz, que tiene carácter preceptivo y vinculante, deja claro que la conversión del primer concierto en concesión, en 1967, fue ya nula de pleno derecho al no existir procedimiento de contratación. Una anomalía que se ha venido repitiendo sistemáticamente hasta el año 2005, fecha de la última prórroga de la concesión, que aprobó el entonces Gobierno municipal del PP. En el informe se recuerda que en el caso de las concesiones, aunque el plazo máximo de duración inicialmente era de 50 años, la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre la redujo a 25 años, por lo que, en todo caso, nunca podría haber ido más allá del año 1987.

“Con este dictamen damos un gran paso de no retorno para mejorar el servicio público de transporte urbano”, ha recalcado el alcalde jiennense tras conocer el dictamen del Consejo Consultivo. Millán ha lamentado “que Jaén haya sido secuestrada y sus vecinos hayan sido los rehenes de esta situación, una generación entera a la que se ha negado el futuro y la modernidad en el transporte público desde 1967”. Fue al inicio del actual mandato municipal cuando el equipo de Gobierno, formado por PSOE y Ciudadanos, inició los trámites para lograr la licitación del servicio de autobús, que en 2018 tuvo un coste para el Ayuntamiento (que asume el déficit tarifario) de 1,18 millones de euros.

El Consejo Consultivo descarta también que la actual empresa concesionaria pueda optar ahora a una indemnización municipal porque el Ayuntamiento ha venido abonando cada año el canon correspondiente. El alcalde no ha querido entrar en si existen, o no, posibles responsabilidades políticas de los anteriores gobiernos municipales, aunque sí ha advertido que el informe “pone de manifiesto cierta connivencia”por parte del PP hacia la empresa que presta el servicio. Este partido ya se abstuvo en la votación plenaria para iniciar el procedimiento de nulidad del actual contrato.

El Ayuntamiento de Jaén llevará a un próximo Pleno la nulidad de la prórroga del contrato del servicio de transporte, antes de acometer el proceso para la nueva licitación del servicio. Un trámite que coincidirá en el tiempo con la licitación para la puesta en marcha del tranvía, un sistema de transporte construido en 2011 con un coste para la Junta de Andalucía de 120 millones de euros y que no llegó a circular en ningún momento (los vagones permanecen desde entonces en las cocheras) por la oposición frontal que mostró el entonces alcalde jiennense, José Enrique Fernández de Moya (PP). Los populares gobernaron la ciudad en solitario desde 2011 hasta el pasado año, cuando una alianza entre PSOE y Ciudadanos se hizo con el gobierno municipal.

Más información

Lo más visto en...

Top 50