Mercadona supera los 25.000 millones en ventas y gana 623 millones, un 5% más

La cadena de supermercados propiedad de Juan Roig, que el año pasado entró en Portugal, tiene ya 90.000 empleados

El Presidente de Mercadona Joan Roig presenta los datos económicos del 2019. En vídeo, Roig presenta los resultados de la empresa.Mónica Torres | EPV

Mercadona volvió a batir sus marcas en 2019. La cadena de supermercados propiedad de Juan Roig facturó 25.500 euros brutos (23.361,3 netos), un 5% más que los 24.305 millones (22.235 millones netos) del año anterior, según ha informado este martes Roig. En el año de la expansión a Portugal, donde abrió 10 tiendas en la zona de Oporto a partir del verano y donde facturó 32 millones, Mercadona amplió su plantilla en 4.200 personas, 3.600 de ellas en España y el resto en Portugal. Así, la empresa tiene ya una plantilla de 90.000 personas. El beneficio fue de 623 millones, un 5% por encima de los 593 millones del año pasado.

Roig ha resaltado de nuevo la “brutal transformación” en la que está inmersa la empresa (“estamos moviendo toda Mercadona”, ha dicho), que pasa por la reforma de las tiendas, surtido, procesos y responsabilidad social, iniciada en 2016. En esa transformación, la empresa invirtió 2.200 millones de euros en 2019, según ha afirmado Roig, frente a los 1.504 del año anterior. La gran mayoría de las inversiones, 1.500 millones, fueron a parar a aperturas y a la reforma de 400 tiendas para actualizarlas al modelo Tienda 8 (que incluye los espacios de comida para llevar y de frescos), al que ya están actualizadas 800 de los 1.638 establecimientos, y a la expansión en Portugal (150 millones). Es un proceso que se suavizará en 2020, con solo 200 reformas. A ese mismo ritmo continuará hasta 2023, cuando quedará actualizado el total del parque de supermercados. Otros 421 millones se invirtieron en bloques logísticos y 247 en transformación digital, lo que incluye la venta online, “para prepararnos para el futuro”, según Roig.

Pese a toda la labor inversora, los beneficios aumentaron en línea con el aumento de las ventas, un 5%, hasta 623 millones. De ellos, 130 millones se dedicarán al pago de dividendos (Juan Roig y su esposa, Hortensia Herrero, poseen cerca del 80% de las acciones de la sociedad, que no cotiza en Bolsa). Otros 493 millones fueron reinvertidos en la compañía. Mercadona maneja el concepto de “beneficio compartido”, que suma al beneficio neto el pago a empleados en primas por objetivos (340 millones en 2019) y 282 millones en pago de impuestos (158 en sociedades y el resto en otros).

Para este año, Roig ha señalado que el objetivo es aumentar las ventas un 4%, hasta 26.500 millones de euros, y alcanzar un beneficio de 700 millones. “En 2016 ganábamos, proporcionalmente, más dinero que ahora”, ha dicho. “Si queremos cuidar los cinco componentes de la empresa (en la jerga propia de Mercadona son el jefe (cliente), el empleado, el proveedor, la sociedad y el capital), tenemos que generar más beneficios y es a donde vamos”, ha explicado. La inversión se quedará un poco por debajo de 2019, con 1.800 millones (el plan es invertir 10.000 entre 2018 y 2023). Y sin deuda. “No tenemos deuda bancaria y no la tendremos. Como dice la canción, “antes muerto...”. Es una raya roja que le costaría el puesto al director financiero”, ha bromeado.

En cuanto a la plantilla, Mercadona cerró 2019 con 90.000 personas fijas, tras incorporar 4.200. Se contrató a 3.600 en España y 600 en Portugal, donde ya hay 900 empleados. Para 2020, esperan engordar la plantilla en otras 2.000 personas. No descarta en el futuro expandir la empresa en otros países, aunque ha señalado que “tenemos faena en Portugal a punta pala”, y que la misión ahora es consolidar la empresa en ese país. La expansión en 2019 fue según el plan previsto, con 10 aperturas en la zona de Oporto que facturaron 32 millones. Para 2020, habrá otras 10, seis de ellas en la misma zona, dos en Braga y otras dos en Aveiro. Para 2021, serán otras 10 y otras 20 en 2022. El plan es llegar a los 150 establecimientos. En España, 1.636 tiendas, no habrá muchas aperturas. Además de Portugal, se prevén 20 aperturas en el País Vasco, para llegar a 40.

Una de las patas fuertes de la inversión fue la destinada a venta online. Según ha informado Roig, la facturación total por internet rondó el 1% de las ventas totales, es decir, unos 250 millones. De ellos, 46 los obtuvo en Valencia y Barcelona, las dos ciudades donde ha abierto colmenas, como llaman a los almacenes dedicados en exclusiva a estos pedidos. En estas ciudades, la facturación online se eleva al 2%, ha dicho. Para el segundo trimestre de 2020, abrirá una de estas colmenas en Madrid. Roig ha dicho que el modelo de colmenas no será el único que usará para la venta online, sino que están estudiando todas las opciones, como “minicolmenas” o la opción de mantener el reparto desde tienda que sigue usando en muchas zonas. Eso sí, “sin aliarnos con nadie en este tema”.

Sí buscan aliados para el Listo para comer, la línea de platos preparados, ya disponible en 319 tiendas tras invertir 170 millones de euros. Juan Roig ha dicho que buscan proveedores para esta línea de forma “beligerante”. “Es una gran oportunidad para cualquier proveedor, porque creemos que a mitad de siglo, las cocinas como las conocemos no existirán”, ha dicho, eso sí, con la condición de que cumplan en “seguridad alimentaria, calidad y precios competitivos”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50