Coronavirus

La asociación de aerolíneas cuadruplica su previsión de pérdidas por el coronavirus para 2020

IATA estima que las compañías reducirán sus ingresos hasta en más de 100.000 millones si el virus se sigue extendiendo

Un avión de American Airlines.
Un avión de American Airlines.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha actualizado al alza su análisis del impacto financiero del coronavirus (Covid-19) en la industria mundial del transporte aéreo. La asociación estima ahora una pérdida de ingresos globales en 2020 para el negocio de pasajeros de entre 63.000 millones de dólares (56.250 millones de euros), en un escenario donde Covid-19 se mantenga contenido en los mercados actuales que tienen más de 100 casos afectados al 2 de marzo; y hasta 113.000 millones de dólares (100.900 millones de euros), en un escenario peor en el que la difusión del virus sea más amplia

El análisis previo de la IATA, emitido el 20 de febrero de 2020, fijó la pérdida de ingresos en 29.3 00 millones de dólares en un escenario que limitaba el impacto del virus a los mercados asociados con China. Es decir, que las nuevas previsiones, duplican la pérdida de ingresos para las aerolíneas en el mejor de los casos y las cuadruplican en el peor escenario.

Como explica la IATA, la razón de su pesimismo es que desde entonces, el virus se ha extendido a más de 80 países y las reservas anticipadas se han visto gravemente afectadas en las rutas más allá de China.

La asociación, que agrupa a las 290 principales aerolíneas de todo el mundo, admite que los mercados financieros han reaccionado fuertemente por la crisis. Los precios de las acciones de las aerolíneas han caído casi un 25% desde que comenzó el brote, unos 21 puntos porcentuales más que la disminución que ocurrió en un punto similar durante la crisis del SARS de 2003. “En gran medida, esta caída ya afecta los precios de los ingresos de la industria. Mayor que nuestro análisis anterior”, indicó la IATA en un comunicado este jueves.

Escenario suave

Para tener en cuenta la evolución de la situación del coronavirus, IATA estima el impacto potencial en los ingresos de los pasajeros en función de dos escenarios posibles. En el primero, que denomina de "propagación limitada", que se limite a países con 100 casos confirmados de coronavirus a partir del 2 de marzo, prevé que experimentarán una fuerte desaceleración seguida de un perfil de recuperación en forma de V. También estima caídas en la confianza del consumidor en otros mercados (América del Norte, Asia Pacífico y Europa).

En esa situación, anticipa una caída en el número de pasajeros, debido al coronavirus como sigue: China (-23%), Japón (-12%), Singapur (-10%), Corea del Sur ( -14%), Italia (-24%), Francia (-10%), Alemania (-10%) e Irán (-16%). Además, se espera que Asia (excluyendo China, Japón, Singapur y Corea del Sur) vea una caída de la demanda del 11%. Europa (excluyendo Italia, Francia y Alemania) vería una caída del 7% en la demanda y Medio Oriente (excluyendo Irán) vería una caída del 7% en la demanda.

A nivel mundial, esta caída de la demanda se traduce en una pérdida mundial de ingresos de pasajeros del 11% (63.000 millones de dólares), de los que 22.000 millones corresponderían a China, y 47.000 millones mercados asociados con Asia (incluida China).

Extensa propagación

El segundo escenario es el de una "extensa propagación". Este escenario aplica una metodología similar pero a todos los mercados que actualmente tienen 10 o más casos confirmados a partir del 2 de marzo. El resultado es una pérdida del 19% en los ingresos mundiales de pasajeros, lo que equivale a 113.000 millones de dólares. "Financieramente, eso sería en una escala equivalente a la que experimentó la industria en la crisis financiera global", advierte IATA.

En este escenario, Australia, China, Japón, Malasia, Singapur, Corea del Sur, Tailandia y Vietnam perderían el 23% de los pasajeros, equivalente a 49.700 millones de dólares en ingresos; el resto de la región de Asia Pacífico, se reducirán un 9% los viajeros con un impacto de 7.600 millones de dólares.

Para un segundo grupo de países europeos entre los que se cuenta España (Austria, Francia, Italia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Suiza, Suecia, Reino Unido y España), la reducción de pasajeros sería del 24%, con unos ingresos menores de 37.300 millones.

El resto de Europa (-9% de pasajeros y 6.600 millones menos de ingresos); Bahrein, Iraq, Irán, Kuwait, Líbano, Emiratos Árabes Unidos (-23%, 4.900 millones); resto de Medio Oriente (-9%, 2.300 millones), Canadá y EE UU (-10%, 21.100 millones).

Cancelaciones masivas

La crisis ya se ha cobrado una víctima. La aerolínea británica Flybe, la primera operadora de vuelos interiores en Reino Unido, ha entrado en concurso de acreedores tras fracasar las últimas conversaciones para un el rescate del Gobierno, y castigada por el brote de coronavirus. La aerolínea, que opera el 40% de los vuelos regionales en el país con 63 aeronaves, suspendió este jueves todos sus vuelos, y deja en el aire 2.400 empleos.

Flybe, propiedad del grupo Connect Airways (que incluye Virgin Atlantic) ya evitó la liquidación en enero, cuando el gobierno salió al rescate y sus propietarios inyectaron dinero extra. Ahora la empresa buscaba cerrar un préstamo estatal de 100 millones de libras (115 millones de euros) para poder seguir operando. Pero la llegada del brote de coronavirus ha abortado cualquier plan de reflotamiento.

Flybe no es la única aerolínea en problemas. Finnair anunció esta semana un plan para despedir temporalmente y por turnos a la totalidad de su plantilla en Finlandia, compuesta por más de 6.000 trabajadores. El objetivo de la aerolínea, cuyo principal propietario es el Estado finlandés, es acordar despidos temporales de entre 14 y 30 días de duración para adecuar su fuerza laboral a sus operaciones, mermadas por la cancelación de numerosos vuelos debido a la repentina caída de la demanda por el coronavirus.

La aerolínea de bajo coste Norwegian anunció la cancelación de 22 rutas transatlánticas de forma provisional debido al brote de coronavirus. La empresa, además, ha retirado su previsión para 2020, ejercicio en el que pretendía regresar a los beneficios, tras años de arrastrar pérdidas.Las compañías están anulando de forma masiva los vuelos a las zonas de riesgo como el norte de Italia.

El grupo de aerolíneas Lufthansa informó este jueves de que va a cancelar 7.100 vuelos hasta finales de marzo debido a la caída de la demanda por la propagación del coronavirus. La mayor parte de las cancelaciones son vuelos en Alemania, al norte de Italia, otros destinos de Europa, y a Israel a partir de este domingo. La portuguesa TAP Air Portugal también cancelará 1.000 vuelos en marzo y abril especialmente a Italia, España y Francia.

Por su parte, Airbus ha asegurado que está considerando un recorte en la producción de su aparato A330neo, después de que el mayor cliente de este modelo de largo radio, AirAsia X, anunciara que la caída de la demanda le ha obligado a retrasa entregas. La empresa ya había recortado producción de este modelo hasta 40 aparatos al año, y el nuevo recorte, de concretarse, ilustra la rapidez con la que el daño económico se está propagando, incluso entre los fabricantes.

‘Slots’ más flexibles

IATA ha pedido esta semana a las autoridades de aviación de todo el mundo que flexibilicen las reglas para atribuir franjas horarias en los aeropuertos y ha solicitado que “se suspendan de inmediato las normas que regulan el uso de las franjas aeroportuarias hasta octubre debido al impacto del Covid-19”.

Aproximadamente el 43% de los pasajeros salen de 200 aeropuertos del mundo que tienen franjas horarias coordinadas, según este organismo. La aerolínea debe respetarlas en al menos el 80% para no perder su derecho a una franja que le corresponde en la temporada siguiente.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50