Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Innovación educativa para potenciar la ciencia y la tecnología en el aula

La feria SIMO Educación trae las últimas novedades para potenciar las habilidades tecnológicas y colaborativas de los estudiantes y se propone cerrar la brecha de género en estas disciplinas

SIMO Educacion
El público visita los expositores de SIMO 2019.

Novedades para potenciar las habilidades creativas, el pensamiento crítico y el trabajo en equipo en un entorno práctico y colaborativo enfocado hacia el desarrollo de las llamadas STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por sus siglas en inglés). Ese ha sido el principal objetivo de las 239 empresas internacionales que se han dado cita, a lo largo de los tres últimos días, en el Salón Internacional de Tecnología e Innovación Educativa (SIMO Educación) en Madrid, cita que “trata de humanizar la tecnología, que nos ayuda a enseñar y aprender mejor, y que contribuye a que los jóvenes se enfrenten a los retos que la propia sociedad impone en esta revolución digital”, sostiene Lola González, directora de la feria. Un certamen que ha servido también de encuentro para conocer las buenas prácticas que ya se implementan en nuestras aulas y poner de relieve la brecha de género que aún persiste en nuestro país al acceder a estas disciplinas.

¿Por qué ese foco en las STEAM? Especialmente porque el número de alumnos matriculados en España en este tipo de estudios ha ido descendiendo a lo largo de los últimos cursos, lo que ocasiona que no haya suficientes personas formadas para atender la demanda del mercado, y sea necesario buscarlas fuera. Pero también porque, independientemente de a qué nos dediquemos, aprender conceptos básicos de programación puede contribuir a estructurar mejor el pensamiento y desarrollar otro tipo de aprendizaje. “Esta pérdida de talento, sobre todo en el ámbito femenino, es una lástima, porque se produce no por una falta de capacidad, sino porque ellas tienden a considerar que están menos cualificadas para carreras de este tipo. Es un autosabotaje”, sostiene González.

“Las mujeres suelen poner más valor en carreras con un mayor componente social, y consideran que la tecnología no tiene una aplicación tan directa en la sociedad. Pero sí la tiene: la ingeniería medioambiental sirve, por ejemplo, para potabilizar agua en países en vías de desarrollo, y la ingeniería, a través del desarrollo de infraestructuras, contribuye a acercar comunidades”, añade. No se trata de carencia de referentes femeninos: los hay, pero no se dan a conocer lo suficiente. Y precisamente para empoderar a las niñas en el entorno tecnológico, se presentó el espacio I.T. Girl, con la celebración de una mesa redonda con expertas del mundo de la ciencia y la igualdad.

Inteligencia artificial y proyectos STEM

Independientemente del nivel educativo, las diferentes propuestas presentadas en esta edición de SIMO Educación hacen hincapié en una enseñanza personalizada basada en proyectos y un estilo de aprendizaje colaborativo. Así, por ejemplo, pueden desarrollar sus conocimientos sobre electricidad construyendo su propia espada láser, o diseñar un calcetín espacial que les ayude a comprender los retos a los que se enfrentan diariamente los astronautas en el espacio. De la mano de Microsoft y NASA viene una serie de propuestas pedagógicas Hacking STEM que les ayudarán a experimentar la microgravedad o a detectar la radiación, entre otros proyectos.

Gracias a la reciente entrada de Edelvives en la start-up aragonesa Innovart, surge una Academia de Inventores con todo un programa de propuestas sobre robótica, impresión 3D o design thinking que pueden adaptarse tanto a actividades extraescolares como curriculares. Algo que también trae bMaker, producto de la alianza entre bq y Macmillan Education, a través de retos adaptados a cada nivel para los que los estudiantes han de encontrar su propia solución, o Rockbotic.

La inteligencia artificial, la ciencia de datos y el machine learning son las herramientas que propone Microsoft para personalizar el aprendizaje de cada alumno según sus necesidades y dificultades, de manera que los docentes puedan detectar posibles casos de abandono escolar antes de que sucedan, y aplicar medidas de prevención. “Ya es posible que un bot lea la expresión facial de un estudiante e indique si le está costando entender un tema, y ayude al profesor a modificar la forma en que se le enseña para evitar el fracaso escolar”, apunta Belén Gancedo, directora de Educación de Microsoft en España. SM, por su parte, hará posible que podamos utilizar el asistente Alexa para consultar información relacionada con el día a día escolar.

Buenas prácticas docentes

Eso sí: por mucha tecnología y muchas herramientas que haya en las aulas, nada sería posible sin la presencia de un profesorado verdaderamente implicado: “Ahora mismo se les exige mucho más, por los cambios vertiginosos que las tecnologías les están obligando a realizar”, asegura González. De esta manera, SIMO ha querido reconocer las iniciativas más innovadoras que ya se están implementando en los centros educativos. Así, el I Premio INNOTECHEDU ha ido a parar al proyecto Escape Room Digital, desarrollado en varios centros educativos de Barcelona, Cantabria, Murcia, Alicante y Zamora; y el I Premio a La Mejor Experiencia Docente Innovadora 2019, a Ada Byron y El secreto club de los inventos (Colegio Tremañes, Gijón).

En el primero de ellos, alumnos de 6º de Primaria y 1º de la ESO desarrollaron una estrategia de gamificación con cinco retos de Matemáticas, Lengua, Biología, Ciencias Sociales y Música y Arte que los estudiantes deben solucionar en el menor tiempo posible. Una iniciativa en la que participaron un total de 271 centros (de los que 261 se encuentran en España). La iniciativa del colegio asturiano se propuso el objetivo de promover la igualdad de género en Ciencia y Tecnología, a través de actividades como la celebración de encuentros-talleres con 20 científicas o creando y exponiendo inventos propios.

Además, la plataforma SIMO EDUCACIÓN INNOVA ha querido destacar este año 11 productos de vanguardia para el aula, según criterios de innovación tecnológica, funcionalidad, diseño y usabilidad, como la app Planetonia (SM Educamos), un entorno gamificado para educación infantil (de 3 a 5 años) con el propósito de que adquieran habilidades digitales y refuercen aspectos como la autonomía personal, el conocimiento del entorno y el aprendizaje y adquisición de los lenguajes; la app Croqueta Digital (Edelvives), un proyecto que aborda la neurociencia a través de aspectos como la creatividad, la gestión emocional o el movimiento; o los nuevos paneles interactivos de Promethean, que integran los sistemas operativos Chrome y Android para que el profesor tenga un acceso rápido y sencillo a todas sus apps, independientemente del dispositivo en el que estén.

Los sistemas integrales para la gestión de los centros y la comunicación con padres y alumnos también han tenido su hueco en la presente edición. Entre ellos, el entorno de SM Educamos o Polp, de Edelvives, que presenta la particularidad de ser un agregador de contenidos abierto y gratuito; o apps enfocadas específicamente a la comunicación como TokApp, integrada tanto en iEduca como en Control Academic.

Innovación en áreas rurales

El proyecto #MoverEspaña, iniciativa conjunta de SM y HP presentada hoy en SIMO Educación, persigue finalmente incentivar la innovación y fomentar las competencias digitales en los núcleos rurales, con el objetivo de acercarse “a un modelo demográfico más sostenible que revierta la tendencia ya bautizada como la “España Vacía”: “La robótica, las apps y la tecnología nos permiten desarrollar nuestras profesiones en línea y conseguir una mejora de las oportunidades en los espacios rurales”, en palabras de Magí Almirall, director corporativo de tecnología y de negocio digital de SM. Un objetivo que González, directora de la feria, suscribirá en la edición de 2020, en la que se brindará “un reconocimiento especial a la innovación en la escuela rural, que no es lo mismo que en el entorno urbano. La tecnología es muy efectiva para trabajar de forma conectada en comunidades físicamente muy dispersas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información