EN COLABORACIÓN CON IFEMA

El turismo de naturaleza se diversifica

La segunda edición de Expotural presenta las novedades de un sector que va más allá de las visitas rurales

Rocódromo instalado en la anterior edición de Expotural.
Rocódromo instalado en la anterior edición de Expotural.

Rocódromo, tiro con arco, bici colectiva; manejo de brújula, padle surf o gymkanas para reconocer huellas de animales. Esas serán algunas de las actividades que acogerá Expotural, la feria de la naturaleza y el turismo sostenible, que estará desde los días 27 al 29 de septiembre en Ifema. "Pretendemos ir un paso más allá del turismo rural. Dar a conocer la oferta que existe en esta forma de viajar que irremediablemente está de actualidad, porque el turismo que conocemos y practicamos es insostenible", explica Aitor Labarga, director del evento.

A veces que algo esté de moda puede ser perjudicial para el sector y precisamente este riesgo corre el turismo sostenible. Es algo en lo que insiste Nuria Mohedano, de la Asociación Ecoturismo Castilla-La Mancha, una de las comunidades con más presencia en esta feria, a la que acudirán más de un centenar de expositores y empresas. Para Mohedano, "el turismo, es turismo sostenible y no necesitaría llevar ese apellido. Entendemos que, por su propia definición, debe ser amable con su entorno y con la población local. Debe ser consensuado entre la parte pública y privada y ha de fomentar el desarrollo de los territorios. Hay que ser cuidadosos con la terminología y los apellidos que se le ponen al turismo, saber discernir entre lo que es puro marketing o green washing [ecopostureo], y lo que es auténtico y genuino".

Es la segunda edición que esta feria, vinculada tradicionalmente al turismo de interior, da espacio también a las ofertas de turismo costero y de islas. De hecho, el proyecto que ha merecido el primer premio a la mejor iniciativa sostenible es Bahía de Santander Ecoturismo, una empresa de turismo de naturaleza que ha conseguido que las águilas pescadoras vuelvan a nidificar en la bahía santanderina. "Cada vez hay más proyectos de interpretación y educación ambiental que se suman al conocido turismo ornitológico, como el avistamiento de osos, lobos, linces... Son actividades muy interesantes y necesarias", remarca el responsable de Expotural.

Castilla-La Mancha será la encargada de supervisar y dinamizar la agenda de actividades de turismo activo prevista en el espacio. Instalarán un rocódromo, varias estaciones con vehículos y una piscina de padle surf, organizados por los parques multiaventura Equilibria y el centro de ocio Balcón de Calatrava, ambas en Ciudad Real y del grupo Tándem. "Al público le falta conocer más de un 80% de lo que Castilla-La Mancha puede ofrecer dentro del mundo del turismo de naturaleza, turismo activo o ecoturismo", apunta Óscar Santos, responsable del grupo. "Tenemos una gran oferta de alojamientos rurales y todas las provincias tienen grandes joyas de la naturaleza que son mínimamente conocidas por un amplio sector del turista de interior".

Sin ir más lejos, Cuenca (a menos de una hora de Madrid en AVE), es un destino frecuente para los amantes de la prehistoria y del ecoturismo. Su patrimonio geológico, que enseñan sus empresas de turismo activo, va más allá de la famosa Ciudad Encantada. Biólogos, paleontólogos, ornitólogos y ambientólogos organizan visitas a este patrimonio, organizados por empresas como Ecoexperience, que cuenta y explica las lagunas de Cañada del Hoyo, un auténtico paisaje lunar con siete torcas de caprichosas aguas azules. "Tenemos dos parques nacionales solo en la provincia de Ciudad Real, ocho naturales, somos Red Natura 2000 y La Mancha Húmeda es Reserva de la Biosfera. Además de ser la región de Europa con mayor superficie de lagunas volcánicas", recuerda Mohedano.

El turista que consume este tipo de actividades ha cambiado. Ahora quieren experiencias. Y ahí reside la inspiración de las empresas que aprovechan el interés para construir actividades que impliquen a las comunidades locales. "Ellos son los primeros interesados en cuidar la naturaleza y enseñar a cuidarla; pues sufren cada día el deterioro del mundo natural y rural y viven de ello", explica Labarga. La portavoz de la asociación de ecoturismo manchega defiende que sean los guías especializados los que redondeen la estancia. "Estos profesionales tienen conocimientos y formación para interpretar y leer el paisaje y el patrimonio y esto enriquece el tiempo libre en el destino".

Este tipo de turismo no solo atrae visitantes, también ayuda a fijar población y teje una red de emprendedores "dinámicos y creativos", indican desde Ifema. Labarga destaca la presencia en Expotural de los proyectos vinculados a los oficios, como la apicultura, el pastoreo, la vendimia, la alfarería, el cuero... Este tipo de actividades consiguen salvar un patrimonio en riesgo. Un caso ejemplar es el de Santa Eulalia de Oscos (en la comarca Oscos Eo, Asturias) que ha recuperado un mazo hidráulico medieval y la fragua, que aún funciona.

Sin fronteras

También se consolidan los proyectos que miran el territorio como un todo, sin que les limitan las fronteras de los mapas. En la feria se ve en la organización de los expositores, que solicitan acudir con fórmulas como la Cuenca del Guadarrama, la Vertiente Subbética de Córdoba o la Campiña segoviana. También se ve aquí ese concepto de experiencia. Además de vender sus actividades, se rinden al destino y los servicios que se ofrecen. "Este tipo de turismo alude a la preservación de nuestra identidad cultural y el patrimonio material e inmaterial. Pasa por fomentar el consumo de lo local y tenemos que trabajar en equipo", resume Mohedano.

Otra de las ramas que se prevé que tengan crecimiento, según explican desde Ifema, es la del turismo de bienestar vinculado a actividades como la meditación. "Los retiros espirituales no eran algo turístico, pero ahora cada vez hay más establecimientos y alojamientos que ofrecen caminatas meditativas o yoga", reseña Labarga. Hay mucha tradición en Aragón (en la zona de Monte Perdido el más conocido es Casa Cuadrau), Costa Brava (en Girona hay muchos alojamientos diseñados con esta fórmula) e Ibiza. Quizá por eso Expotural guarda un sitio especial a Nepal, que ya fue país invitado el año pasado. La feria presentará la oferta cultural y turística nepalí y acogerá una escultura de Buda de dos metros, con la que también quieren recordar que en 2020 será el año internacional de Buda.

Huellas de animales y divulgación

Durante la feria se ha programado la 'Gymkana Interactiva Fauna Ibérica', que permitirá descubrir, a través de pistas repartidas por el recinto, los animales más emblemáticos de la fauna ibérica. El sábado 28 se celebra el II Foro Internacional de Turismo de Naturaleza y Turismo, donde habrá charlas para orientar sobre la observación responsable de lobos, osos, linces y águilas imperiales. La feria, que ha firmado el manifiesto a favor del clima, ofrece una ponencia el día 27 del divulgador y climatólogo Jacob Petrus. Nepal presenta su oferta sobre el Everest y el Himalaya como "espejos del cambio climático". Y se hablará de gestión inteligente del mundo rural mediante nuevas tecnologías.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS