Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania prepara una ley para atajar la precariedad de los repartidores de paquetes

Las empresas principales deberán pagar las contribuciones de los trabajadores si los intermediarios que les contrataron no lo hacen

alemania
l ministro de Trabajo, Hubertus Heil, conversa con un conductor de DHL. REUTERS

“Poner fin a la explotación”. Bajo ese epígrafe ha presentado el ministerio de Trabajo alemán la nueva ley con la que quiere obligar a las empresas a asegurarse de que sus subcontratistas pagan las contribuciones a la seguridad social de sus trabajadores. La iniciativa está destinada a proteger las condiciones laborales de los repartidores de paquetes, un perfil profesional en auge en la era del comercio digital y en el que las responsabilidades laborales tienden a diluirse en la cadena de subcontratistas.

Con la aprobación de la ley, que debe aún pasar por el Bundestag en las próximas semanas, las empresas no podrán mirar hacia otro lado y desentenderse de las condiciones en las que trabajan los mensajeros, sin diferenciar si se trata de camioneros, ciclistas o repartidores a pie. Estarán obligadas a pagar las contribuciones sociales si sus subcontratistas no lo hacen.

“La situación en parte de la industria de la paquetería es desde hace tiempo inaceptable”, ha dicho el ministro de Trabajo y Asuntos sociales, Hubertus Heil, socialdemócrata. Los trabajadores son explotados. A menudo es gente de Europa central y del Este que habla poco alemán”, explicó Heil.

Con la ley pretenden asegurar que la empresa que acepte un pedido y lo entregue a un subcontratista sea en todo momento responsable del pago de las contribuciones a la seguridad social a los trabajadores. Si el subcontratista no realiza las contribuciones correspondientes, el empresario principal será responsable del incumplimiento.

Economía sumergida

Una megaoperación lanzada en todo el país el pasado febrero reveló, según los datos de Trabajo, que una de cada seis relaciones laborales en el sector se encontraba en una situación potencialmente crítica, es decir, con algún tipo de irregularidad. Una de las causas, según el Ministerio es que las empresas de reparto de paquetes tienden a utilizar subcontratistas para entregar sus pedidos, lo que ha dado pie a fraudes en la seguridad social, a violaciones del salario mínimo y economía sumergida, a expensas de los trabajadores. En Alemania, se reparten más de 3.500 millones de paquetes al año y las previsiones indican que el sector experimentará un fuerte crecmiento, según los datos que recoge la agencia de noticias alemana DPA.

Esta ley de servicios de paquetería supone de facto la ampliación de una similar vigente para la construcción y la industria cárnica. La responsabilidad que se exige a los subcontratistas en relación al pago del salario mínimo rige para todos los sectores desde 2015.

Los empresarios critican una iniciativa que consideran que les impondrá una mayor carga burocrática. “No debería haber más burocracia, sino menos”, dijo el director de la confederación de empleadores alemana BDA, Steffen Kampeter a la Red de Redacciones de Alemania (RND). “Los nuevos planes legislativos son un nuevo ejemplo de cómo el gobierno traspasa su fracaso a la hora de controlar al sector privado. Si el Estado no es capaz de lograr su cometido de controld el salario mínimo, no puede simplemente descargar esa obligación a las empresas”, sostuvo Kampeter.

Preguntada Amazon, la gran empresa de comercio online global, defienden que “en Alemania, pequeñas y medianas empresas proporcionan oportunidades laborales a personas que reparten paquetes a los clientes de Amazon”. Aseguran además en la empresa, que Amazon exige a todos los servicios de reparto que “aseguren que a los conductores se les paga de manera justa, se les trata con respeto y cumplen con todas las leyes aplicables”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >